10 consejos para visitar Bologna Children’s Book Fair

0

 

 

 

Otras ferias del libro europeas, como London Book Fair en Reino Unido y Frankfurter Buchmesse en Alemania, están muy centradas en la venta y compra de derechos del libro – editoriales que buscan traducir sus títulos en otros idiomas, editoriales que quieren encontrar libros ya hechos que puedan ser una buena inversión, que encajen en sus catálogos y, que con suerte, se conviertan en un best-seller.

Ilustradores y diseñadores pueden acceder a esas ferias, y siempre es interesante poder descubrir novedades editoriales y tendencias del mercado en los diferentes países participantes. Pero en ellas, los creadores tienen un papel secundario;  nada que ver con el protagonismo que tienen en Bologna Children’s Book Fair, la feria del libro infantil más importante del mundo. Allí no sólo se compran y venden derechos (que también), sino que además es un gran lugar para descubrir ilustradores, o que para ilustradores, portfolio bajo el brazo, puedan enseñar tu trabajo a editores, directores de arte y diseñadores editoriales internacionales. O directamente pegarlo en las ya famosas paredes que están a la entrada de la feria.

Si eres ilustrador/a y estás pensando en visitar la feria por primera vez el año que viene, esto te puede ser de utilidad:

 

PREPARÁNDOSE PARA LA FERIA

1) La entrada
La entrada general cuesta 38€ un día, o 92€ por los cuatro días, pero si trabajas de manera regular para una editorial que vaya a asistir, o eres miembro de una asociación profesional, puedes intentar conseguir entradas gratuitas o con descuento a través de ellos. Otra opción (muy recomendable para ilustradores) es mandar una muestra de tu trabajo para intentar participar en la exposición de ilustradores que la feria organiza cada año. Si eres seleccionado para la exposición, puede ser un buen empujón para dar a conocer tu trabajo a nivel internacional (la feria fue visitada este año 2019 por 26.000 personas). Si no eres seleccionado, pero has cumplido los requisitos de envío en cuanto a número de obras y tamaño, podrás conseguir una entrada con descuento (20€ por un día, o un pase de cuatro días por 50€).

2) El vuelo y alojamiento
Esto parece obvio, pero merece la pena recordarlo: En cuanto tengas claro que vas a asistir, reserva. Muchos alojamientos suben (muchísimo) su precio durante los días de la feria, aprovechando la gran cantidad de gente que visita la ciudad, o están completamente reservados con meses de antelación. La feria está bien comunicada en autobús, pero ten en cuenta que según donde te alojes, puede que te encuentres con autobuses completamente llenos y que tengas que esperar más de lo que habías planeado. Si quieres poner material promocional en el muro, es importante que llegues temprano para encontrar un buen sitio, así que es bueno tenerlo en cuenta e intentar coger un bus temprano. Si compras un bono de diez viajes en un estanco, te saldrá más barato que el precio a pagar en el bus. Si prefieres caminar, hay lugares en el centro de la ciudad que están a unos 30 minutos a pie, pero piensa que después de un largo día recorriendo la feria, seguramente el transporte público sea tu opción predilecta para volver al centro o a tu alojamiento. En cualquier caso, llévate calzado cómodo para estar preparado.
En definitiva, planea con antelación para conseguir precios más económicos, en lugares bien situados.

3) Contactando con editoriales y participando en concursos
Si el principal objetivo de tu visita es enseñar tu portfolio a editoriales, puedes empezar a organizar tu agenda unas semanas antes de asistir. En la web de Bologna Children’s Book Fair, se publica con cierta antelación un directorio de las editoriales que tendrán stand. Esto es una labor de investigación, pero merece la pena: Busca sus páginas web, visita sus catálogos, y contacta con aquellas que te parezcan mas adecuadas para publicar tu trabajo, preguntando si habrá alguien del departamento de diseño en Bologna que pueda ver tu portfolio. Es muy obvio cuando llega un email genérico que se ha usado indiscriminadamente. Mejor contactar con menos editoriales, pero que te interesen mucho, y con emails “personalizados” que muestren ese interés. También merece la pena seguir el hashtag #BCBF20 en Twitter (para la feria del año que viene). Muchas editoriales anunciarán si van a recibir ilustradores y ver portfolios con unas semanas (incluso 2-3 meses) de adelanto.
También merece la pena seguir las novedades de la feria con meses de antelación y participar en los concursos de ilustración relacionados con ella, como el de SM (en el que pueden participar los ilustradores que hayan sido seleccionados para la exposición) o el de Silent Books. Tienen una gran visibilidad y repercusión, y son una buena manera de dar a conocer tu trabajo.

4) Material promocional
Intenta llevar contigo algo de material promocional que puedas regalar, como por ejemplo postales, o tarjetas de visita. Seguramente en la feria vas a conocer a mucha gente nueva, en algún caso en medio de conversaciones informales. Una tarjeta puede ser un medio perfecto para conservar el contacto. Y una cosa que parece muy básica: Añade la URL de tu portfolio online o Instagram. He recibido tarjetas de ilustradores que añaden solo su nombre y dirección email. Eso puede dificultar mucho encontrar ejemplos de trabajos suyos online, y es importante hacer que sea lo más sencillo posible.
 Aunque sea la primera vez que vayas a ir a la feria, y pienses en asistir solo como “observador”, merece la pena que prepares tu portfolio y tarjeta para llevar contigo. Nunca se sabe, y puede surgir la oportunidad de enseñar tu trabajo.

 

 

 

 

YA EN LA FERIA

5) Comida y bebida
La comida en la feria es cara, no está especialmente buena (al menos en mi experiencia) y durante las horas de comer se forman unas colas enormes. Llevarse comida y bebida, o comprarla a primera hora, suele ser la mejor opción para evitarse largas esperas (y ahorrarse algo de dinero).

6) Enseñando tu portfolio
Quizás haber contactado con anterioridad con editoriales haya sido fructífero y vayas con unas cuentas citas para enseñar portfolio, quizás no tantas, o no has podido hacer la preparación previa. Sea como sea, si te interesa enseñar tu trabajo, lleva tu portfolio (sea digital o impreso) y tarjetas. Hay muchos stands de editoriales donde no anuncian revisiones de portfolio, pero donde pueden estar abiertos a ver tu trabajo, si alguien del departamento de diseño está por allí. Vale la pena ver qué editoriales te gustan más, y preguntar si puedes enseñar portfolio o dejar tarjeta.

7) Haciendo colas
Algunas editoriales anuncian revisiones de portfolios de ilustradores a determinadas horas. Las colas que se suelen formar también son largas, en algunos casos de horas. Aunque puede ser un buen momento para conocer y charlar con otros colegas de profesión, piensa si merece la pena: ¿La editorial publica un catálogo que te interesa?¿Tu trabajo se ajusta al tipo de libros que editan? Si es así, tómate la espera con paciencia e intenta aprovechar para conocer gente. Si no es el caso, no sientas que tienes que hacer cada cola: La feria está llena de editoriales, y hay otras que quizás se ajusten más a lo que buscas.

8) Merecidos descansos
La feria puede ser muy intensa: Es enorme, las colas pueden ser largas, y todo está lleno de estímulos visuales. Tómatelo con calma, aprovecha para ver las exposiciones, conocer gente, y disfrutar de alguno de los eventos con autores. También se organizan firmas de libro, que pueden ser buen momento para conocer a autores que admiras.

 

 

 

 

CUANDO LA FERIA SE ACABA

9) E-mails post-feria
Si has enseñado tu portfolio a algún editor, director de arte o diseñador editorial, siempre merece la pena mandar un email una o dos semanas después de la feria. Un simple gracias, compartiendo de nuevo algunas imágenes y recalcando tu interés en la editorial son suficientes. Y unos meses más tarde, si actualizas tu portfolio, o tienes una newsletter, siempre puedes volver a enseñarles tu trabajo; el contacto ya lo tienes. 
Que en el momento de la feria no te encarguen ningún trabajo puede querer decir simplemente que en ese momento no hay ningún proyecto para el que necesiten ilustrador y que encaje con tu estilo, pero si les ha gustado tu trabajo éso es algo que puede surgir más adelante, así que tener el contacto siempre es positivo.

10) ¿Una escapadita?
Bologna está a sólo 35 minutos en tren de Florencia. Si cuando acabe la feria puedes cogerte algún día libre, es como para pensárselo…

 

¿Has asistido alguna vez a la feria?¿Tienes algún otro consejo que no aparezca en el listado? Compártelos abajo, en comentarios.

La próxima edición será del 30 de marzo al 2 de abril de 2020, puedes seguir las últimas novedades en el perfil de Instagram de la feria, y la web oficial.

 

 

 

Crédito de las imágenes: Bologna Children’s Book Fair

Share.

Leave A Reply