Alarcón Criado: Ser galerista en Sevilla

1

La galería sevillana Alarcón Criado es un exponente del arte contemporáneo de índole experimental en Andalucía. A través de esta entrevista a Julio Criado, codirector de la galería junto con Carolina Barrios Alarcón, hemos podido conocer su método de trabajo y las dificultades que supone desarrollar una galería fuera de Madrid.

IRENE- ¿Cuáles son los orígenes de la galería?
JULIO- El proyecto de la galería nace en el 2002 después de que Carolina Barrio Alarcón – también codirectora de la galería – y yo estudiásemos historia del arte en Sevilla, licenciándonos en el 2000. Después de esto, nos dedicamos a estudios de gestión y Carolina estuvo un año en París formándose en La Sorbona y haciendo prácticas en la Fundación Dubuffet. En el 2002 nos encontramos de nuevo y comenzamos el proyecto de la galería. En 2011 participamos por primera vez en ARCO. En 2012 decidimos cambiar de espacio, de la calle Madrid a la calle Velarde, menos céntrico pero más espacioso. Y ya son doce años de trabajo.

I- ¿Qué problemas se encuentra uno a la hora de abrir una galería de arte en España?
J- Varios, que se terminan solventando a base de ilusión y de ganas de trabajar en el ámbito del arte actual. No hay nadie que esté en este mundo por intereses puramente económicos. Quizás hubo en los años de bonanza, pero el que está ahora mismo es porque tiene es convicciones, porque quiere desarrollar esta profesión de galerista. Yo lo considero una profesión, no un negocio. Las mayores dificultades, en nuestro caso, fueron abrir una galería sin saber bien cómo funciona, y aprender sobre la marcha; estar situados en un contexto hostil, de espaldas a la creación artística, teniendo que dirigirnos a un público especializado, muy limitado y minoritario en el contexto andaluz. Gestionar una galería de arte desde la periferia de España, o sea, desde fuera de Madrid, se hace complicado por cuestiones de recursos, y porque las cosas no tienen la repercusión que gustaría que tuvieran. Te obliga a exigirte y moverte mucho más, a tener mayor presencia en ferias y a hacer un trabajo más allá de la programación local.

I- ¿A qué necesidades responde la galería Alarcón Criado? ¿Tal vez a esa descentralización a la que te has referido?
J- Cuando nosotros conocimos el mundo de las galerías, Sevilla no estaba como está ahora. Cuando éramos estudiantes teníamos a Juana de Aizpuru en activo, aquí en Sevilla, también Pepe Cobo y un Centro de Arte Andaluz de Arte Contemporáneo con muchos más recursos de los que tiene actualmente. Lo que sí ha estado siempre ha sido una comunidad artística, la familia del arte siempre ha estado. Nosotros nos situamos en Sevilla porque es la ciudad donde hemos nacido y hemos estudiado. Consideramos que no es obligatorio para una galería estar situada en Madrid. Ahora parece que hay una oleada migratoria de galerías de la periferia que están decidiendo abrir espacios en Madrid. No es algo que nosotros descartemos pero no para un futuro inmediato. Podemos trabajar desde aquí gracias a los nuevos medios de comunicación que hacen más fácil la comunicación con coleccionistas, aunque estén lejos.

I- Un alto porcentaje de los artistas representados por la galería son de Andalucía, ¿significa esto una clara apuesta por los artistas andaluces?
J- Una de las misiones más complicadas que un galerista de arte tiene que tomar es la elección de artistas, y eso está siempre es un proceso de constante cuestionamiento, investigación y transformación. Es obligatorio para la galería estar actualizando la nómina de artistas con los que trabaja. Una galería tiene un desarrollo y unos intereses transformándose, y hay veces que los artistas caminan en paralelo con la galería durante mucho tiempo – que es algo que nos interesa – y en cambio, en otras ocasiones, los caminos son divergentes. En ese caso hay que tomárselo como algo natural.
Al comienzo del proyecto de la galería había una nómina prioritaria de artistas andaluces. Ahora mismo hay un mayor equilibrio entre artistas del contexto andaluz y artistas de otros contextos, también internacionales. Lo principal es que el trabajo de los artistas sea algo con lo que nos identifiquemos y nos impulse a representarlos.

I- ¿Qué busca la galería en un artista?
J- La galería se posiciona en el momento en el que estamos viviendo, en la búsqueda de artistas que desarrollan la investigación de lenguajes experimentales intentando proponer una síntesis de las tensiones y controversias que se plantean en nuestra época. Hay un punto en común en nuestros artistas y es que no suelen venir de un ámbito académico de formación en Bellas Artes exclusivamente y sin llegar a buscarlo, lo cierto es que se da como una constante entre nuestros artistas. También nos gusta que trabajen en proyectos multidisciplinares, que su trabajo suponga un riesgo, una innovación y que, por supuesto, sea profesional.

I- ¿Estáis abiertos a recibir portfolios?
J- Siempre. Recibimos muchas propuestas a lo largo del año pero los proyectos interesantes normalmente hay que ir a buscarlos. Los proyectos atractivos no suelen llegar a nuestras manos en una difusión general, en esos correos masivos que se mandan sin conocer realmente la galería. Estamos permanentemente buscando en exposiciones colectivas, en ferias, en otras galerías de ámbito internacional…

I- Habéis estado en ferias internacionales como Volta Basel y Pulse Miami, ¿cómo se ve el panorama artístico en esas ferias? ¿Qué similitudes y diferencias encontráis con por ejemplo, ARCO, o el modelo de galería español?
J- Estamos intentando consolidar la presencia en las capitalidades temporales del mercado del arte: en junio Basilea y en diciembre Miami. Lo hacemos a base de participar en ferias satélite de grandes ferias como Art Basel. Realmente en esa feria hay una participación de galerías que presentan un perfil similar al nuestro. Hay que reconocer el trabajo de las galerías españolas, porque cada vez se están profesionalizando más y no tienen nada que envidiar al nivel de las galerías internacionales. Yo creo que la calidad del trabajo de las galerías españolas es muy alto, lo que pasa es que no va en paralelo con el reconocimiento del arte español fuera.

I- ¿Por qué creéis que sólo dos galerías andaluzas, vosotros y Rafael Ortiz, han estado presentes los últimos años en ARCO?
J- Un factor clave es la falta de mercado: no hay una estructura económica que sea capaz de soportar la existencia de galerías con un programa importante interesante. Si no hay mercado no puede haber profesionales que se dediquen a la gestión y formación del arte de nivel y de calidad, y que cuenten con el respaldo de coleccionistas. Eso hace que galerías que antes estaban en Andalucía, como Juana de Aizpuru, se hayan tenido que ir a Madrid. Esa migración ha supuesto que cada vez haya menos galerías en Andalucía. Ahora mismo creo que más de la mitad de provincias andaluzas no tienen ni una galería inscrita en el Consorcio de Galerías Españolas de Arte Contemporáneo. Hay alguna en Málaga y en Sevilla, que son los dos focos que persisten ahora mismo. Si no hay galerías andaluzas, como es lógico, no pueden ir a ARCO. ARCO es un reflejo de la situación.

I- ¿De qué manera habéis acusado la crisis?
J- Para nosotros la crisis fue un status quo desde que abrimos, así que con naturalidad. Somos conscientes de que la oferta no es regular, que depende de tus gestiones. La crisis ha agravado la situación general de precariedad que se da en una cualquier galería de Andalucía.

I – ¿Podría existir algún tipo de ayuda institucional para apoyar a las galerías andaluzas?
J- Nosotros, y así lo hemos manifestado repetidas veces, creemos que es el momento de que los partidos políticos creen un consenso en torno a la cultura, de que no instrumentalicen la cultura. Exigimos unas políticas continuadas, duraderas, razonadas, cooperativas, que apoyen y que sustenten las estructuras profesionales del arte en Andalucía, a falta de un mercado y una sociedad que por sí misma tenga el compromiso de mantener su comunidad artística. Así que si la sociedad no tiene ese compromiso, ni las instituciones tampoco, estamos en el absoluto desamparo.

I- Estáis presentes en muchas redes sociales. ¿Os habéis adaptado a las necesidades o estaba integrado en un proyecto global desde el principio?
J- La visibilidad que puede dar actualmente todas las plataformas de la información y la comunicación son inmensas y evidentemente hay que tener una presencia, una visibilidad en internet. Solamente por la posibilidad de que alguien que tenga interés en ver cuáles son las líneas de la galería, sus artistas y su programación, las noticias y actividades que realizamos pueda hacerlo a través de internet, merece la pena. Le dedicamos menos tiempo de los que nos gustaría, pero tenemos que estar.

I- Tenéis hasta canal de YouTube.
J- Un artista que vamos a presentar en la próxima edición de Ubicua, en Sevilla, François Bucher, colombiano afincado en Berlín, nos comentaba que allí la gente no ve la televisión, ven YouTube y se hacen su propia programación de contenidos.Seguramente conforme pase el tiempo surgirán nuevas redes y habrá que adaptarse.

I- ¿Las redes sociales han hecho que las galerías se sientan más cercanas al público en general? ¿Se ha perdido esa especie de miedo a entrar en la galería si no era estrictamente para comprar?
J- De ninguna manera el visitante a una galería de arte es un comprador de arte. Aquí no vamos a molestar a nadie. No queremos que nadie que venga a la galería se sienta incómodo. La galería es un espacio abierto al publico, que se debe al publico. Con entrada gratuita, con un horario estable y una cuidada programación y van a poder visitar exposiciones de carácter experimental.No se puede comparar esta experiencia con una feria de arte en la que te atiborras de ver obra por todos sitios. Si quieres una experiencia y un contacto con el arte actual hay que visitar las galerías.


Alarcón Criado
Galería de Arte Contemporáneo

C/ Velarde nº9, Sevilla
Página web

Crédito de la imagen: Stand de la galería en ARCO. Cortesía de la Galería Alarcón Criado. Fotografía de José Guerrero.

Share.

1 comentario

  1. Pingback: Recomendaciones musicales (Parte I)

Leave A Reply