Entrevista a Ana Langeheldt (Lahe), ilustradora y artista urbana

0


Pintura clásica, ilustración, arte urbano… El trabajo de Ana Langeheldt se mueve entre diferentes campos, pero siempre demostrando un gran dominio de la técnica y una estética muy cuidada. Apasionada por su trabajo, esta artista afincada en Sevilla fue una de las seleccionadas para la recopilación Graffiti Women Book de la editorial GG. Hemos charlado con ella para que nos contase un poco más sobre sus proyectos pasados, y los que prepara para 2018.

 

ana langeheldt15

Ana Langeheldt en su estudio

 

ana langeheldt10

 
ana langeheldt9

 

TINA – ¿En qué momento comenzaron a interesarte la ilustración y el arte urbano?
ANA – La ilustración podríamos decir que me ha interesado desde que recuerdo. Siempre me he visto con un lápiz en la mano, dibujando historias propias que me inventaba o adaptando otras ya existentes a mi manera de imaginarlas. Me quedaba desde muy pequeña embobada con las ilustraciones que acompañaban a los textos de muchos de mis libros. Tengo una imagen muy clara con algunos de ellos (los cuales aún conservo), analizándolos y pensando que en algún momento yo trabajaría “de eso”.
Por el arte urbano comencé a interesarme en la década de los 90, siendo bastante joven también. Empezó a gustarme un tipo de música con una estética muy marcada, la cual siempre iba unida al graffiti. En mi ciudad, Sevilla, siempre hubo un gran número de artistas urbanos y era fácil encontrarte de camino a cualquier parte murales, y supe entonces que quería hacer “eso” también. Por casualidades de la vida, no fue hasta 2001 cuando empecé a pintar. Fue estudiando Bellas Artes, que coincidí con un buen amigo que ya pintaba desde hacía tiempo y me introdujo en la pintura urbana.

T – ¿Cuál ha sido tu formación?
A – Soy licenciada en Bellas Artes, en la especialidad de Diseño gráfico y grabado en la Universidad de Sevilla. Sí, en diseño gráfico… [risas]. Hice esa especialidad porque tendría “más salida”, pero realmente odio un poco el ordenador. Me resulta frío. Soy una amante de la materia, de lo analógico y de mancharme. Aunque no queda otra, ahora me estoy volviendo a reconciliar con él gracias a la ilustración digital y los acabados que se pueden llegar a conseguir con la paleta gráfica.

 

ana langeheldt14

 

ana langeheldt12

 

ana langeheldt11

 

T – ¿Y tus primeros proyectos profesionales?
A – Empecé muy joven a trabajar dibujando y pintando. Incluso antes de entrar en la facultad ya realizaba dibujos por encargo. Luego tuve una época que me dio por presentarme a concursos de pintura que duró algunos años, obtenía buenos resultados siempre, pero tuve una experiencia un poco desagradable y poco honesta en uno de ellos y decidí que el entramado artístico más clásico, de concursos y demás, no estaba tampoco hecho para mí, así que abandoné esa opción. Por aquel entonces ya estaba metida de lleno en el mundo del arte urbano y a raíz de ahí me fueron saliendo trabajos de ilustración, pintura mural, exhibiciones, exposiciones, diseño…En fin, se me abrió otra puerta en la que me encontraba más cómoda, por así decirlo. Podría decir que desde entonces no he parado de trabajar tanto para particulares como para empresas.

T – Todos tus trabajos son muy pictóricos y demuestran mucho dominio técnico. ¿Cómo es tu proceso creativo y con qué materiales te gusta trabajar?
A – Mi proceso creativo, si lo analizas desde fuera, es un poco caótico e impulsivo, pero dentro de mi cabeza está todo ordenado. No suelo hacer bocetos, sí hago alguno para ordenar por dónde iría la cosa, pero no suelo trabajarlo mucho porque luego no sale igual de fresco en el definitivo y no me gusta, así que intento que el definitivo comience a raíz de un “boceto”… No sé si me explico [risas]. Es un poco arriesgado este modo, lo admito. Soy de esas personas que les gusta trabajar a contrarreloj, puedo dejar pasar días pensando solo y madurando la idea. Van apareciendo los colores y las formas que quiero, y en cuanto lo veo más o menos claro, me pongo hasta que lo acabo de manera un poco enfermiza. No puedo soportar las distracciones cuando estoy metida en mi pompa, supongo que es porque me cuesta mucho concentrarme. También necesito tenerlo todo ultraordenado, para acabar con todo ultradesordenado. Ese es mi “rito”. Respecto a los materiales me siento cómoda con todo lo que manche. Me encanta mezclar técnicas. Enriquecer el trabajo con diferentes productos y hacer que la materia tenga vida por sí misma. Mezclar texturas, tramas… No me gusta centrarme en solo una técnica, siempre pienso: “le falta un poquito de…”. A día de hoy, como dije antes, me estoy reconciliando con lo digital (no es que lo haya abandonado nunca, sino que lo disfruto bastante menos). Es increíble las calidades que se pueden conseguir con según qué pinceles y texturas, y también es increíble la rapidez que da. Como hay cosas que se pueden conseguir con lo analógico y cosas que no, y lo mismo con lo digital, me encanta, como decía antes con la materia, mezclar lo analógico con lo digital.

 

ana langeheldt1

 

 

ana langeheldt2

 

T – Como ilustradora, ¿en qué ámbitos te sientes más cómoda o te interesan más?(editorial, publicidad, prensa…)
A – Como ilustradora me siento cómoda, puestos a elegir, en el ámbito editorial. Supongo que por lo contado al principio de mi sueño de pequeña… Poder darle imagen a una buena historia es una maravilla.

T – ¿Cómo escoges los lugares donde pintar tus obras en la calle?
A – Normalmente son espacios en desuso, o lugares cedidos por alguien. Si tengo libertad total para elegir, mis preferidos son algunos con un entorno bonito, ya que es el mayor encanto de pintar en la calle. Me he visto en situaciones pintando en sitios abandonados feos y jamás sale nada en condiciones. Me influye mucho el entorno a la hora de crear.

 

 

ana langeheldt8

 

ana langeheldt7

 

T – ¿Qué diferencias encuentras a la hora de trabajar en la calle y en el estudio?
A – La mayor diferencia es el formato. Actualmente mi estudio es un espacio pequeño y no puedo realizar obras grandes ni siquiera en lienzos. Luego está que normalmente vas con amigos, aunque luego cada uno esté a lo suyo. Es algo muy ritual, el ir por pintura, quedar en un sitio todos, llevar según qué instrumentos para pintar, etc. Creo que es lo que más gusta de ir a pintar, los lazos que haces y la intensidad del momento. De hecho no me gusta ir a pintar sola, ni lo contemplo, eso lo hago en casa. Si pintas con alguien te tienes que adaptar al estilo del otro y el otro al tuyo, ponerte de acuerdo. Esto no es fácil para alguien que normalmente trabaja solo, y creo que es lo más bonito.

T – ¿Cuáles son tus influencias?
A – Siempre le temo a esta pregunta, porque siempre me quedo en blanco…[risas]. Mi mayor influencia si nos referimos a pintura, y es el primer nombre que siempre se me viene a la cabeza, aunque suena a tópico es Velázquez… ¡Así que será él! Recuerdo con claridad nítida mi primer encuentro con uno de sus cuadros siendo una niña, y lo que produjo en mí. Recuerdo el entorno del museo, y cómo esas pinceladas conseguían todas juntas hacer algo mágico. A día de hoy me tengo que reencontrar cada cierto tiempo con su trabajo porque no dejo de aprender de su obra. Como influencia mayor por encima de la pintura, y creo que esto está claro en mis trabajos más personales, es mi ciudad, Sevilla. Ciudad barroca donde las haya, y ciudad llena de contradicciones, donde lo clásico y la modernidad chocan muchísimo a la vez que conviven. Me encanta la estética barroca, el detalle llevado al extremo, las telas, las volutas, la simbología, sus colores: oro, siena, verde, carmín… Para mí es importante dejar un pedacito de mí, de lo que me rodea y con lo que he crecido, en mis obras. Es mi seña de identidad, creo. Supongo que si hubiera nacido en Siberia mi obra sería de otro modo [risas].

 

ana langeheldt6

 

ana langeheldt4

 

T – Entre todos los proyectos que vas realizando, ¿hay alguno que recuerdes con especial cariño o que haya supuesto un paso importante para ti como artista?
A – Tengo varios… Llámalos proyectos, llámalos momentos…El primero, con nueve años, fue ganar un concurso de dibujo y pensar que dibujando se podía tener cosas a cambio (aún guardo parte del premio). El segundo, mi entrada en la academia de dibujo y pintura de Antonio Traverso. Un pintor Trianero (a él le gustaba que lo llamasen así) de una calidad brutal y que no necesitaba nada más allá de pintar y compartir sus conocimientos. Me enseñó a manchar sin miedo, y reglas importantes que hay que saber para luego hacer lo que te de la gana con ellas. El tercero, que me concedieran un Diploma de Honor de la Academia de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría en un concurso (suena muy guay decirlo), atreviéndome por primera vez a pintar algo muy loco. Cuarto, salir en el libro Graffiti Women Book, editorial GG, entre un montón de mujeres del mundo, y enterarme que lo venden en el Moma. Quinto, mi exposición individual en Montana Gallery Barcelona. Sexto, un viaje a Nuremberg, Alemania, a pintar en una exhibición…

T – ¿En qué proyectos estás trabajando en este momento?
A – ¡Pues este año ha entrado a tope de proyectos! Estoy metida de lleno en unas ilustraciones y diseños para una nueva marca de skateboarding de Barcelona que saldrá a la luz este año 2018. También estoy realizando una serie de ilustraciones para un fotógrafo de la provincia de Cádiz que ha confiado en mi trabajo para darle imagen a su identidad. Formaré parte de la selección de artistas que ilustrarán para una discográfica por su 25 aniversario (no puedo dar nombre aún, pero sí pistas). Encargos personales, proyectos de autoedición (alguno con dos compañeras ilustradoras que son la bomba, Iria Fafian e Irene Márquez). Ah, sí, y también me traigo entre manos, junto a mi compañera Tetera de Madera, una artista de la cerámica de mi ciudad, un proyecto creativo mutuo de joyería artística con porcelana…Vamos, ¡que aburrida no voy a estar!

 

ana langeheldt3

 

ana langeheldt

 

T – Por último, ¿nos puedes recomendar un libro y una canción?
A – Como soy barroca y exagerada, lo habréis comprobado en mis respuestas [risas], voy a recomendar dos de cada porque me es muy muy difícil escoger solo uno. Hace poco oí a alguien en una librería decirle a otra persona en tono altivo mientras ojeaba algo que no quería que su hijo leyera cómics. Me recorrió un escalofrío de pies a cabeza. También hace relativamente poco alguien me dijo a mí que los cómics son para niños, segundo escalofrío. Es por esto que recomiendo a todos los adultos que por favor lean Watchmen de Alan Moore, es imprescindible. El segundo es Destrucción del padre/ reconstrucción del padre: escritos y entrevistas 1923-1997 de Louise Bourgeoise. Son cartas, pensamientos y conclusiones de la artista de una brutalidad exquisita. Me representa muchísimo su manera de pensar y hacer.
Como canciones recomiendo The pleasure is all mine de Björk, y Electric relaxation de A Tribe Called Quest.
Por último quisiera agradecer a mi familia el apoyo y comprensión que he tenido siempre de su parte, aunque mi mundo (y yo misma) seamos un poco complicados de comprender. Sin ellos y su paciencia no podría haber ido dando los pasitos que he ido dando.
Gracias a ti, Tina, por esta entrevista. Ha sido un placer.


Más información
analangeheldt.com

Share.

Leave A Reply