Arte que se alquila: Art Actuel

2

El alquiler de obras de arte constituye una interesante alternativa para fomentar la accesibilidad a obras de primer nivel y divulgar al mismo tiempo el patrimonio artístico. Entre los usuarios de este servicio se incluyen museos, productoras de artes escénicas, cine o televisión, particulares que prefieren ir variando su colección y, sobre todo, empresas. Una escultura en el vestíbulo, un lienzo en la sala de reuniones o un grabado en el despacho pueden lograr mejorar la imagen de la compañía. Son cada vez más empresas las que se suman a esta iniciativa, que les permite alquilar obras de arte contemporáneo, de modo que puedan ofrecer una buena imagen a bajo costo.

 

Obra de Sonia Delauney disponible para alquiler en Art Actuel

Obra de Sonia Delauney disponible para alquiler en Art Actuel

Para saber más sobre este fenómeno charlamos con Anna Senna, directora de Art Actuel, una empresa francesa líder en el sector. Art Actuel tiene más de 40 años de experiencia en este campo. Con un catálogo compuesto de más de 20.000 obras para alquilar o vender, configurado por obras originales de 500 artistas diferentes, tanto nacionales como internacionales. Es la colección de arte más extensa e importante en Europa a disposición de sus clientes. Entre su portfolio se encuentran prestigiosos artistas contemporáneos, en los que la empresa confía ciegamente, pero también grandes maestros consagrados. Podemos hallar piezas de Salvador Dalí, Delaunay, Dubuffet, Man Ray, Miró, Niki de Saint Phalle, Tapies o Warhol, entre otros. “Nuestros servicios también incluyen asesoramiento para la decoración y las obras de arte, además de la renovación periódica de las colecciones. La decoración no debe ser estática, sino que debemos evolucionar a los deseos individuales de los empleados.” Nos cuenta Anna en nuestra entrevista.

Obra de Niki de Saint Phalle en el catálogo de Art Actuel

Obra de Niki de Saint Phalle

Esto es un punto importante, ya que en cada proyecto se analiza minuciosamente las necesidades del cliente, teniendo en cuenta sus características personales y sus gustos en materia de arte, para poder ofrecer el mejor y más adaptado servicio. El alquiler de obras de arte para las empresas es, sobre todo, una cuestión de imagen. Pueden crear un ambiente de trabajo agradable, con espacios acogedores. Esto también puede ser una oportunidad para el intercambio de ideas entre los empleados y los clientes. “Por ejemplo, uno de nuestros clientes, un gran grupo francés, realiza cada mes una exposición con obras alquiladas. Son los empleados los responsables de la selección. Es una forma de para reunirse y discutir diferentes temas.” Nos explica Anna.

Además el alquiler permite cambiar el entorno de una manera más ágil y dinámica. Facilita la tarea de la comunicación, relaja, alivia el estrés y dinamiza el entorno. El precio suele ser un aliciente a la hora de decantarse por el alquiler de obras de arte. Todo suele tener un costo reducido. Aunque el importe de locación varía mucho dependiendo del tipo de pieza. La litografía es lo más accesible y la escultura lo más caro. También depende el período de alquiler que suele ser, por lo general, entre seis meses y un año. Aunque lo que más influye en el precio es la reputación del artista y el tamaño de la pieza. En definitiva, se necesita alrededor de 99 euros al año para una litografía o una fotografía, entre 300 y 1.000 euros por una pintura según el tamaño, y de 450 y 3000 euros por escultura.

Obra de Warhol en Art Actuel

Obra de Warhol en Art Actuel

También hay que tener en cuenta que contrariamente a la adquisición, el alquiler pagado al proveedor de servicios puede ser reconocido como un gasto y conlleva deducciones fiscales, tanto en Francia como en España. Para una empresa media el alquiler de cuatro o cinco piezas estaría entre 300 y 500 euros al mes. Esto viene a ser un 2% mensual del valor de la obra alquilada, una cantidad que se puede deducir fiscalmente como gasto, e incluye el seguro y la opción de cambiar las piezas elegidas, Por último, alquilar un trabajo y darlo a conocer a sus empleados reduce el gasto innecesario de imagen que puede originar una compra. Aunque si la empresa, o el arrendatario, prefiere mantener la pieza en su posesión tiene dos soluciones posibles. La compra tradicional, a un precio que se negociará con el proveedor o creador directamente, o en el caso de adquisición, se otorgan los beneficios fiscales correspondientes.

Para los artistas, el alquiler de obras de arte, representa una manera de promover su trabajo, conseguir visibilidad y llegar a más público, de una manera accesible, sin pretensiones. Además de alquilar las obras de arte, Art Actuel también se encarga de promover el arte mediante exposiciones, mediante eventos en las empresas, “es una manera de contribuir a la buena dinámica de las compañías”, asegura Anna.

Art Actuel

En España también hay varias empresas que se dedican al alquiler de obras de arte entre sus servicios, como Esfera del arte o Art to Rent, que cuentan con una experiencia notable en el sector. En España, empresas con un alto componente innovador, como agencias de publicidad o firmas tecnológicas, tienden por proyectos más vanguardistas, mientras que firmas más tradicionales, como el sector financiero prefieren, por lo general, «piezas bonitas, con gusto, pero que no sean demasiado agresivas». Aunque en lo que casi todas coinciden es en el color, “la gente en estos momentos quiere alegría”.

Por último, le pedimos a Anna que nos recomendara una canción y un libro, como es habitual en nuestra revista. “¡Que difícil me lo pones! hay tanto y tanto. Una canción: Kylie Minogue – Where the Wild Roses Grow y un libro: Club de debates urbanos – Zozobra 1 (en particular el articulo de Alfonso del Val Rodriguez – De como Madrid aumenta el consumo de recursos sin apenas conocer ni aprovechar sus residuos)”

 


Más información: Página web de Art Actuel
Créditos de las imágenes: Cortesía de Art Actuel

Share.

2 comentarios

Leave A Reply