El arte y los cambios políticos de 2016

0

2016 ha sido un año convulso para la política nacional e internacional. Cambios y novedades han hecho que estemos pendientes de telediarios, periódicos o informaciones alternativas en redes sociales. Este año será recordado, sin duda, pero ¿cómo afectan los cambios políticos que hemos vivido al mundo del arte?

Los antecedentes en España

Comenzamos por una de las situaciones más inauditas que se han dado en la historia de nuestro país: casi un año con un gobierno en funciones que en su anterior legislatura tomó la decisión de eliminar el Ministerio de Cultura para incorporarlo a la cartera de Educación y Deporte. Realmente lo importante es la gestión del Ministerio, podemos decir, y no que sea independiente o no, pero la acción sí va más allá, ya que la crisis y los recortes en cultura del PP fueron significativos, por ejemplo, en las becas FormArte, que aunque en la etapa Wert se aumentaron las plazas ofertadas, bajaron su cuantía, llegando a no convocarse en 2013, acontecimientos que generaron un ambiente hostil en el mundo del arte. El Partido Popular consideró el arte un lujo, por eso lo gravó con un 21% de IVA que posteriormente, ya en precampaña, bajó al 10%, aunque no ha aliviado al resentido sector privado del arte en nuestro país.

20717_malagon-iva-cultural

Con estos antecedentes, España se encaminaba ilusionada a unas elecciones que ofrecían un nuevo panorama frente al bipartidismo que llevábamos viendo durante años, al más puro estilo ilustrado, con ambos partidos mayoritarios ofreciendo programas sin mayores novedades en cuanto a cultura se refiere. El PP destinó a la cultura un 0,2% de los presupuestos generales, lo cual puede suponer poquísimo, pero es que su predecesor, el PSOE dedicó un, también paupérrimo, 0,4%.

¿Estatuto del Creador?

119-tabla-comparativa-estatuto-del-artista-partidos-politicos-vol2

Tras un año de idas y venidas, el PP vuelve a gobernar el país. ¿Qué nos depara esta legislatura respecto a la cultura y el arte? Como antes comentaba, las novedades brillan por su ausencia: el Ministerio de Cultura sigue sin ser independiente, pese a todas las críticas recibidas; y la Ley de Patrocinio y Mecenazgo que esbozó en la anterior legislatura el gobierno de Mariano Rajoy, sigue igual de incomprensible. Pero, ¡un momento!, PP firmó un pacto con Ciudadanos de nada menos que 150 puntos, de los cuales cuatro tienen relación con la cultura y en los que se pacta una modificación del IVA cultural, una nueva Ley de Patrocinio y Mecenazgo, reformar la Ley de Propiedad Intelectual y Derechos de Autor, elaborar un nuevo plan para el Instituto Cervantes y un Estatuto del Creador. Este último punto suena muy interesante, sin embargo, si buscamos un poco resulta que el Partido Popular ya incluye este punto en su programa: “Desarrollaremos un Estatuto del Creador que reconozca a especificidad de todos los profesionales del ámbito de la cultura, salvaguarde sus derechos como trabajadores y, a su vez, potencie su papel como creadores.” No obstante, no da más detalles de cómo se llevaría a cabo, ni a quienes englobaría, lo que hace sospechar que se trata de una de esas promesas electorales que se dejan para otro momento… Eso sí, durante 2011 y 2012, el IAC junto a la PECA elaboraron un borrador para el Estatuto del Artista y del Creador, y este mismo año la Plataforma en Defensa de la Cultura ha constituido la Mesa de Trabajo para la elaboración del Estatuto del Artista, así que ya habría por dónde empezar a trabajar y, quién sabe, quizás en 2017 podría publicarse este prometedor Estatuto del Creador.

Brexit

No sólo en España ha habido cambios, uno de los mayores cambios en la historia de Europa ha sido el Brexit, un referéndum en el que el 52% de la población decidió efectuar la salida de Reino Unido de la Unión Europea. El sector cultural, en general, se manifestó a favor del sí a la permanencia en la UE y lamentó los resultados.

brexit

La casa de subastas Phillips fue la primera en tener actividad tras anunciarse el Brexit y el resultado fue descorazonador, sólo vendió el 70% de sus lotes y por un importe inferior al habitual. Después de esta inicial bajada de la libra ha llegado una extraña estabilidad económica, que en el mercado del arte se puede traducir a incertidumbre, como afirma Alberto de Juan, director de la galería Max Estrella y presidente del Consorcio de Galerías de Arte Contemporáneo, quien confía en futuras negociaciones para que la venta de obras tenga el menor impacto posible por aduanas e impuestos de importación, y afirma: “El coleccionismo no se va a frenar”. Los optimistas ven la devaluación de la libra como una buena oportunidad mientras que los más alarmistas auguran un retroceso en la posición de Reino Unido en el mercado del arte global.

A día de hoy, lo cierto es que las relaciones comerciales y artísticas con Reino Unido siguen igual.

La victoria de Trump

Seguramente sus rivales le subestimaron por tildarle de excéntrico, pero lo cierto es que Trump lo ha logrado y es el próximo presidente de los Estados Unidos. ¿Afectará su subida al poder a los circuitos artísticos? Para algunos artistas este acontecimiento supone una posición de desafío creativo desde la que crear unidos y manifestarse por un nuevo horizonte político en EEUU. Para otros, el mercado del arte será impulsado por los votantes de Trump, lo cual proporcionará cierta continuidad. Lo cierto es que, tras una pequeña caída en las ventas al conocerse la noticia, las casas de subastas se han repuesto y continúan con su actividad con normalidad, además de seguir en contacto con sus clientes de Latinoamérica y Asia como hasta ahora.

donald_trump_by_gage_skidmore_2

Por otra parte, la apuesta de Trump por beneficiar a las clases más acomodadas puede tener un efecto rebote en la compra de arte. Estas personas, con mayores ingresos, tienden a comprar arte para desgravarse impuestos, al eliminar Trump los impuestos a la clase acomodada, no tendrán razón para comprar arte que les desgrave y las consecuencias para el mercado del arte serán catastróficas, como explica el profesor de economía Kim Oosterlinck en este completo artículo de arnet.com.

El no al proceso de Paz en Colombia

Más de 50 años de guerra que no vieron el final en la votación para el acuerdo de paz entre el gobierno de Colombia y las FARC. Un proceso plagado de altibajos que parece no tener final. En este acontecimiento el arte jugaba un papel como intermediador y que, como toda la sociedad colombiana, se hubiera beneficiado de un sí a la paz.

fachada_cumbre_paz_colombia_twitter_idearte_0

Así pues desde ambos bandos, el gobierno y la guerrilla, se apela a los artistas a que participen en la construcción de una paz definitiva, reconociendo ambos grupos el papel fundamental de los creadores como agentes sociales en este proceso.

El conflicto sirio y sus artistas

Como en otros conflictos armados, el papel del arte en la guerra de Siria es el de denunciantes de la situación, comunicadores, al fin y al cabo, de lo que ocurre allí y no aparece diariamente en los medios de comunicación, como Imranovi desde Londres, o como Tammam Azzam, desde la misma Siria. Otros exponen en su país sin poder asistir a la inauguración porque están exiliados, como ocurrió con esta muestra en la que participaban quince artistas; muchos de ellos enviaron sus obras desde el extranjero.

Muchos artistas también se han visto obligados a exiliarse, en calidad de refugiados. Líbano se ha convertido en un destino para estos creativos refugiados, gracias a iniciativas como el proyecto Art Residence Aley, una residencia para artistas impulsada por Raghad Mardini, una damascense que vivía desde hacía años en Beirut, que al conocer varios casos de artistas que llegaban como refugiados a Líbano, decidió crear esta residencia para artistas de todas las disciplinas.

El futuro francés

2016 se cierra con la incógnita de las elecciones en el país galo. Todas las miradas apuntan a la candidata de extrema derecha Marine Le Pen, después del triunfo de la derecha en España, Reino Unido y EEUU.

La candidata francesa ya ha anunciado que convocará un referéndum como el de Reino Unido para la permanencia de Francia en la Unión Europea, lo cual supondría una situación similar a la que vive el arte en Gran Bretaña ahora mismo.

2014-07-01-europaparlament_marine_le_pen_by_olaf_kosinsky_-104_2

En el programa del partido de Le Pen apuestan por la cultura francesa, pero parece que están más interesados en conservar el patrimonio histórico artístico que en generar nuevas corrientes artísticas, aunque dicen querer potenciar la difusión de artistas exclusivamente franceses dentro de su propio país. Sin embargo, ya en 2015, con motivo de su candidatura para la provincia de Nord-Pas-de-Calais-Picardie, más de mil artistas franceses publicaron en diferentes medios una carta dirigida a la política, en la cual mostraban su rechazo a sus políticas culturales; y es que Le Pen ha confesado públicamente más de una vez que el arte contemporáneo no es de su agrado: “Debo decir que soy hostil al arte contemporáneo en general”.

Echando un vistazo rápido a las elecciones alemanas de 2017, donde el partido de ultra derecha Alternativa para Alemania está ganando fuerza, el panorama cultural no dista mucho del propuesto por Le Pen, con la diferencia de que para Alternativa para Alemania, la política de la francesa le parece demasiado socialista.

 

¿Qué pasará en 2017? Pronto lo veremos…

 
_____

Imagen de portada de El Roto

Share.

Leave A Reply