Entrevista a Pablo Monforte, ilustrador

0

Pablo Monforte es, además de ilustrador, una persona multidisciplinar que ha escrito sobre arquitectura y diseño en diversos medios; acaba de terminar su segundo poemario, después de publicar el primero, Cronología del óxido, en Harpo Libros. En la actualidad se dedica a la rehabilitación de espacios con su propio estudio de diseño, actividad que combina con la ilustración. Ha sido co-autor de la novela gráfica Náufragos, junto con Laura Pérez, con la que ganaron el IX Premio Fnac-Salamandra Graphic en 2016.

Pablo Monforte

Pablo Monforte

FANI- Nos gustaría conocer tu historia: de dónde eres, cómo llegaste a Valencia y por qué, cómo empezaste a dibujar, por qué decidiste dedicarte a la ilustración y a qué otras cosas te dedicas, tu formación…
PABLO-
Nací en Tarragona, pero me trasladé con 9 años a Valencia con mi familia, que siempre ha tenido en las mudanzas una constante a causa del trabajo de mi padre. También, siendo adulto, he pasado tiempo en Murcia o Barcelona, así que básicamente me considero un tipo bastante mediterráneo.

La ilustración siempre estuvo porque, como cualquier otro niño, dibujar ocupaba una parte importante de mi tiempo, energías e imaginación. Irónicamente, no ha sido hasta hace unos pocos años que he recuperado ese sentido primigenio que encuentro en ilustrar, ese enorme placer, casi vital. Durante varios años, especialmente a partir de descubrir una herramienta como el Photoshop, y siendo un usuario muy activo en comunidades como la ya algo olvidada DeviantArt, perfeccioné la técnica y tanteé el estilo en busca de un lenguaje propio, una voz. Casi todo lo que hice desde el 2003 al 2010 resultó de un corte muy oscuro, con resultados muy heterogéneos. Si una parte de mi tiempo aún la dedico a ilustrar es precisamente porque descubrí que esa voz propia estaba escondida en mi recuerdo infantil, en ese acto instintivo.

Mi formación proviene de las escuelas de arte y diseño. Soy diseñador, aunque al especializarme en la vertiente de diseño interior tuve un creciente interés por la arquitectura que culminó en Barcelona, al estudiar un master de rehabilitación y restauración de espacios arquitectónicos. Actualmente sigo completando ese perfil profesional formándome en la dirección y gestión de obra.

F- Tu ilustración es muy personal y está repleta de mensajes ocultos. ¿Qué es lo que te impulsa a dibujar así? ¿Qué es lo que te inspira? ¿Qué referentes tienes?
P-
Me gusta contar historias, es mi máxima. No en la ilustración; en general, me gusta contar una historia que pueda abstraer al observador de su propia realidad, aunque tan sólo dure un segundo tal experiencia. Creo que toda persona puede ofrecer eso, no lo considero un talento en sí mismo, tal vez una convicción, un principio. Tengo una gran obsesión por ese hecho, tal es la razón por la cual mi punto de vista se aleja: para que ocurran muchas más cosas, para abarcar más eventos, para que quepa más mundo, para que exista un recorrido. Hay mensajes, no sé si ocultos es la palabra, tal vez simplemente desconocidos para el observador, pero cualquier interpretación que quiera otorgarle él mismo será tan válida como la mía propia.

Me inspira casi cualquier cosa, soy bastante permeable y susceptible a los estímulos, de manera que esa lista sería inmensa. En cualquier caso, son recurrentes las imágenes de la infancia, de fantasía, literatura, cine y experiencias, asumidas durante esa época. Ese pozo es el más gratificante y socorrido. Tampoco puedo negar lo mucho que me impacta la arquitectura, el diseño industrial, incluso algo tan aparentemente frívolo como el SteamPunk tiene un punto del todo seductor.

Si tuviese que acotar esos referentes a otros ilustradores o pintores, Piero Ventura me impactó mucho formalmente, y le debo un porcentaje importante de mi proceder, al igual que De Chirico, Remedios Varo o Brueghel el Viejo. Hay otras ilustradoras que tal vez se encuentren en otras latitudes formales, pero de las que igualmente disfruto y aprendo, gente como Laura Pérez, Raquel Aparicio, Ana Esbe o Maria Hesse.

dresde_01

“Dresde”

F-Sentimos curiosidad por saber cómo es un día normal de trabajo para ti: ¿cómo es tu proceso creativo y cómo te organizas las tareas?
P-
Soy, con toda probabilidad, una de las personas menos organizadas del mundo, y eso es especialmente cierto hablando de ilustración, puesto que el tiempo que le dedico resulta de los espacios residuales que dejan el resto de mis actividades profesionales y creativas. Últimamente, y debido a las oposiciones que estoy preparando, he aparcado momentáneamente la elaboración de nueva obra pero, en general, me gusta ilustrar por la noche, hasta bien entrada la madrugada, siempre acompañado de música, cine o podcasts, pues prefiero reservar el silencio para la lectura u otros menesteres.

Mi proceso creativo es estrictamente mental; apenas boceto, y si lo hago suelo hacerlo en pequeñas libretas o incluso post-its. Normalmente la composición ya la tengo clara antes de mover un lápiz, de modo que enseguida estoy trabajando con la Cintiq y el Photoshop; si bien es cierto que a causa de mi deseo de mezclar texturas y técnicas tradicionales con las digitales, es frecuente que trabaje ciertas partes de esas composiciones en A3, con lápices, carboncillos y grafitos. El escáner resulta un invento indispensable para llegar al resultado que busco.

F- ¿Por qué te has decidido por la ilustración digital? ¿Alguna vez has realizado ilustración tradicional?
P-
He realizado ilustración tradicional en alguna ocasión, pero siempre de forma testimonial. Trabajar en Photoshop me permite exprimir el tiempo, manejar grandes formatos; imprescindibles para el nivel de detalle que trabajo y su escala, aspectos que serían muy costosos de otro modo. Además, el control que ejerzo sobre el resultado final no podría obtenerlo con métodos tradicionales. De todas formas, me satisface el hecho de que todas y cada una de las texturas que uso son manuales, tramas que escaneo y manipulo más tarde a mi antojo, y que son una parte indisociable del resultado final.

valentina_01

“Valentina Tereshkova flies again”

F- ¿Podrías explicarnos las técnicas (o programas) que utilizas?
P-
Casi exclusivamente Photoshop, con pequeñas concesiones al Illustrator o a programas de modelado 3D. También uso desde hace unos meses una Cintiq que me tiene enamorado debido al control que me permite, a la velocidad de ejecución que se alcanza con ella. No soy especialmente quisquilloso con los pinceles u otros aspectos intrínsecos del manejo personalizado del Photoshop, en realidad parto de herramientas muy básicas. Al final, se trata de economizar recursos, tiempos y medios, y ahí probablemente radiquen mis avances en cuestión de técnica: no es práctico trabajar en ilustraciones de 100 capas, de manera que a partir de máscaras procuro aligerar esa carga de información gráfica. Son pequeños trucos que hacen más dinámico el proceso creativo.

F- ¿Con qué tipo de trabajos disfrutas más?
P-
No hay un perfil concreto que me haga disfrutar más o menos, creo que uno de mis talentos es saber encontrar esa porción de disfrute en cualquier tipo de encargo o trabajo. Es clave en la felicidad resultante de este tipo de actividades. No hay encargos grandes o pequeños, mejores o peores; todo suma, todo enriquece.

Lolita_bn_01

“Lolita”

F- ¿Has expuesto alguna vez o tienes pensado hacerlo? ¿Tienes alguna publicación?
P-
He expuesto colectivamente en varias ocasiones. Si todo va bien, este año veré mi primera exposición individual. He publicado en fanzines, revistas o catálogos, alguna portada musical, pero de poca entidad o tiradas cortas. Tampoco son metas que haya perseguido con ahínco, todo hay que decirlo.

F- ¿Qué redes sociales utilizas y en cuál te mueves mejor? ¿Cómo las usas, qué clase de contenido compartes, qué te funciona mejor?
P-
No se me dan bien las redes sociales y, con frecuencia, me enervan. Soy reacio al autobombo y a promocionar mi propio trabajo es una imposición de los tiempos que corren que a menudo encuentro incluso de mal gusto. Pero es lo que hay que hacer y lo hago lo mejor que puedo, aunque repito que no tengo un gran talento para el asunto. De todas ellas, sin duda Instagram es mi preferida; como galería y exposición de obra visual ha barrido a plataformas como Flickr, o la mentada DeviantArt. Los stories tienen un gran potencial; hay gente haciendo cosas maravillosas con ellos, y no me refiero sólo a ilustración. Es genial que existan herramientas que permitan conocer el talento de tantas personas que de otro modo desconoceríamos. Facebook no me interesa, y Twitter, digamos que como feed de noticias es muy efectivo, pero no termino de descifrar si como foro de opinión es un avance o un retroceso. De todos modos, el invento es magnífico, tal vez somos los usuarios quienes no estamos a la altura de sus posibilidades.

Insomnio2_1

“Insomnio”

F- ¿Qué consejos le darías a quienes están comenzando en la ilustración?
P-
Que crean fervientemente en lo que hacen, si es que verdaderamente les gusta. Si eso es así, el esfuerzo vendrá solo y con él los resultados. El talento es importante, pero también éste se trabaja. La gran cualidad a alcanzar es la honestidad, ante la que empequeñecen todas las demás. Creo que el público, no importa su nivel cultural o bagaje artístico, sabe descifrar qué obras son honestas, cuáles no. Como principio básico resulta bastante adecuado.

F- ¿Cómo compaginas tu actividad de ilustrador con tu profesión de diseñador de interiores?
P-
Como he comentado antes, la ilustración ocupa en la mayoría de los casos un espacio residual. No representa una fuente real de ingresos más allá de las ventas de la tienda de Tictail que abrí, ventas que aunque fueron sorprendentes en su número, no dejaron de ser testimoniales. Tal vez en un futuro, y si mi obra encajara en alguna agencia de ilustración, podría darle más margen de trabajo. Veremos. Pero mis energías están constantemente enfocadas al diseño y a la arquitectura. Llevar un estudio requiere de un volumen de ánimos que a menudo me deja exhausto.

just-ride_01

“Just ride afraid of nothing in the superunknown”

F- ¿Cuáles son tus próximos proyectos?
P-
Relacionados con la ilustración, tengo en el tintero unas cuantas obras que creo serán interesantes; al menos una para Sant Jordi y otra para San Valentín, siempre retorciendo y llevando a mi terreno sus significados originales. También debo preparar mi primera exposición individual. Creo que será un buen año ilustrando, como lo fue el pasado.

F- Por último, y como siempre pedimos a nuestros entrevistados, nos gustaría que nos recomendaras un libro y una canción.
P-
Pues me inclino por uno que acabé recientemente y recomendaría a todo el mundo, El Gran Libro de Gloria Fuertes, magníficamente editado por Blackie Books. Por ser todo un ejercicio de memoria necesario y porque resulta importantísimo que una figura como la de Gloria Fuertes esté presente en nuestra sociedad, en nuestra imaginería cultural, de la que forma parte aunque no siempre nos acordemos. Aparte de que su poesía es magnífica.

Y canción, pues para no salirme mucho del tiesto, recomendaría alguna de Mari Trini, que era amiga de Gloria. Otra artista de nuestro pasado reciente algo olvidada, y como Cecilia, de una modernidad rotunda.

_________

www.pablomonforte.com
nastenka.es

Instagram: @pablo_monforte
Facebook: pmonforte.illustration

Share.

Leave A Reply