Jannis Kounellis y el arte como signo de libertad

0

Hace unas semanas, coincidiendo con la muerte de Jannis Kounellis, me encontré envuelta en una nueva entrega del eterno debate de “qué es arte”, en una conversación de sobremesa con unos amigos. El tema surgió por el asombro de uno de mis amigos al ver en un museo una obra de arte povera y observar la sencillez de los materiales de la pieza. Comencé a pensar sobre el tema y me pareció que el arte povera se conoce poco y se valora menos. Y qué mejor forma de hablar de arte povera que hablando de uno de sus máximos exponentes, Jannis Kounellis.

Jannis Kounellis

Jannis Kounellis

Jannis Kounellis nació en Pireo, Grecia, donde vivió hasta mediados de los 50, cuando se mudó a Atenas para comenzar sus estudios artísticos. Vivió la II Guerra Mundial y la Guerra Civil griega, hechos decisivos en la vida del artista. A los 20 años se trasladó a Roma, atraído por la pintura renacentista italiana, para continuar su formación en la Accademia di Belle Arti di Roma. A principios de los años 60 un joven Kounellis pintaba sobre lienzo, aunque sus cuadros ya se desmarcaban de lo tradicional y apostaba por un collage muy marcado, con dimensionalidad, profundidad y texturas. Tal fue así que, en su primera individual, realizó una performance con sus lienzos, en la que se los ponía como si fuesen sus ropas. Quedaba claro que Kounellis no se iba a detener en el lienzo ni en el collage.

En la segunda mitad de la década de los 60 tomaba fuerza el movimiento povera, una corriente artística que apuesta por la utilización de materiales de desecho o reciclados; de hecho, povera significa pobre en italiano. Estos materiales pobres ofrecían un mundo de posibilidades porque aun cuando la obra estaba realizada y acabada, seguía viva gracias al deterioro de éstos. Como ya apuntaba Kounellis desde sus inicios, para el arte povera la pieza rompe con el límite natural de la obra, se sale de lo establecido y crea nuevas delimitaciones, que no tienen que ser las habituales. Por otra parte, el arte povera denuncia una situación de industrialización y mecanización imperantes en la sociedad actual y propone una obra íntima, en conexión constante con el artista creador y con el resto de personas y elementos vivos con los que comparta espacio. Sobre estos ideales sobre los que se asienta el arte povera, Kounellis declaró: “Bueno, sin una ideología no puede hacerse arte. Esto no quiere decir que yo busque una ideología en el sentido marxista de la palabra. Simplemente, toda obra de arte, aun cuando no crea poseerla, vehicula una ideología concreta”.

Sin título. 1960-98

Sin título. 1960-98

En 1967, Jannis se unió al grupo del arte povera, junto a Luciano Fabro, Richard Serra o Joseph Beuys, en el grupo alemán.

Los artistas povera eran a menudo comparados con los dadaístas, por su actitud desmarcada frente al mercado del arte y los circuitos habituales expositivos, Kounellis negaba este paralelismo rotundamente: “No teníamos tampoco ningún propósito de escándalo. Los actos dadaístas estaban muy lejos. El arte povera fue una toma de consciencia de toda una generación italiana de posguerra”.

Para finales de los 60, Kounellis había abandonado por completo la pintura y el lienzo para explorar otros formatos que le abrían muchas más posibilidades respecto a lo que sus necesidades creativas demandaban. Es el caso de la obra “Sin título” de 1968,  realizada con madera y lana teñida de azul, en un perfecto equilibrio entre trabajo humano y materia prima. Este azul, incluso la lana como materia, recuerdan al país de origen de Kounellis, ecos estéticos y materiales que se repetirán a lo largo de su producción, porque aunque el artista encontró su lugar en Italia y se desarrolló artísticamente allí, siempre tuvo presente Grecia y la gran incógnita de cómo habría sido Grecia sin pasar por dos guerras tan seguidas.

Untitled 1968 Jannis Kounellis born 1936 Purchased 1996 http://www.tate.org.uk/art/work/T07074

Sin título, 1968

Algunas obras del artista griego incluían animales vivos. Esto suscitó en su día – y aún hoy- una gran controversia. Es el caso de “Senza titolo. Dodice cavalli vivi”, una instalación (aunque para Kounellis el concepto de instalación no era correcto), en la que doce caballos estaban atados en las columnas de la galería donde se mostraba la obra. Su objetivo era mostrar el caballo, que a lo largo de la historia del arte ha sido retratado infinidad de veces, en un contexto artístico, pero vivo. En directo. El arte dejaba de ser una representación inerte de un ser vivo, para ser real, tangible, el animal en sí.

Sin título. Doce caballos vivos, 1969

Sin título. Doce caballos vivos, 1969

El uso de animales vivos en sus obras le llevó grandes problemas, como la sonada intervención del Museo Reina Sofía en una de sus obras que incluía un guacamayo el cual fue retirado del montaje por sufrir estrés. Kounellis no había tenido problemas con esa obra nunca antes (el primero de los loros que usó para el montaje original, de 1967, se había convertido en su querida mascota) y acusó al Museo de censura y de hipocresía. Lo cierto es que incluso la Guardia Civil llegó a presentarse en el Museo tras recibir varias denuncias por parte de visitantes sobre el estado de salud del animal.

Sin título. 1988

Sin título. 1988

Como comentaba antes, Kounellis no aceptaba que el arte povera se basara en “instalaciones”, porque para él: “La noción de instalación es ambigua, por no decir falsa, y ha sido acuñada por una manera de pensar típica de una tradición anglosajona. No todas son iguales. Además, lo importante no es esto, sino el objetivo del arte, el sentido del arte, es decir, la composición, no la fragmentación”.  Se trataba, en definitiva, de encontrar un nuevo marco a la obra, sin limitaciones físicas. El marco es el espacio, el lugar, el edificio, el país, la tierra, pero también nuestros ojos. ¿Cómo delimitar algo que procede de la libertad de la creación?

 

Sin título, 1969

Sin título, 1969

Los materiales con los que el griego trabajaba también respondían a sus necesidades expresivas, tal y como afirmaba al preguntarle por esas materias en sus obras: “No lo sé, es una intuición. Las señoritas de Aviñón es un cuadro revolucionario, pero la gente llega después, y así debe ser, porque si llegara antes sería populismo. Las motivaciones reales vienen de una voluntad lingüística, es decir, de expresión, y esta es la revolución que un artista puede ofrecer”. Aunque es cierto que son materiales  que utilizaba en sus obras recuerdan a lo medieval, a los grandes mitos grecorromanos, a un origen incierto… una búsqueda, tal vez.

a8bf0ae134707cd046efc34ac10a6f98

Sin título (máquina de coser), 2004

Sin título (máquina de coser), 2004

En 2009, Kounellis realizó una intervención en Matadero Madrid, donde se expandió por todo el espacio disponible. Tras pasar por una etapa un tanto “minimal”, donde sus obras adquirieron un formato más pequeño de lo habitual, el artista fue aumentando las dimensiones de sus piezas y de los materiales con los que trabajaba paulatinamente. Objetos cotidianos, junto a otros materiales recurrentes en su producción iban evolucionando en la obra del artista,  que siempre consideraba la ubicación y las posibilidades que ofrecía el espacio que, a la vez,  comenzaban a ser otro tipo de emplazamientos más alejados del espacio expositivo. Sobre esto declaraba: “Los artistas renacentistas pintaban en las iglesias, en espacios públicos, y no es posible olvidar esta tradición […] Es fundamental que en las piezas se perciba el peso del lugar en el que están colocadas. Hay que adaptarse a las condiciones del lugar en el que vas a realizar el trabajo y ser capaz de crear un espacio para tu obra.

Kounellis fallecía en febrero de este año a los 80 años de edad. Tras de sí, dejaba un legado clave para el arte contemporáneo, a nivel artístico, pero sobre todo a nivel teórico (el artista escribió numerosos ensayos sobre arte y estética) y una idea muy importante que ha marcado la creación contemporánea del siglo XXI: “El arte, por otro lado, es un signo de libertad y no puede codificarse por los esquemas comunes del mercado”.

___________________

Créditos de las imágenes: www.fondazionevolume.com, www.tate.org.uk, www.bloomberg.com, www.museoreinasofia.es

Share.

Leave A Reply