Entrevista a Laura Meseguer, diseñadora gráfica y de tipografías

2


Nuestra entrevista de la semana está dedicada a Laura Meseguer, una diseñadora gráfica y de tipografías afincada en Barcelona. Con una larga trayectoria profesional, actualmente compagina sus proyectos personales y por encargo con la docencia en la Escuela de Diseño Elisava y el Master de Tipografia Avanzada de Eina. Con ella hemos hablado de su formación, su experiencia y sus trabajos (pasados y próximos).

TINA – Comenzaste tu formación como diseñadora a finales de los ochenta en la Escola Llotja de Barcelona, pero nos comentas que fueron los estudios que realizaste en Holanda lo que marcó un punto de inflexión en tu carrera.

LAURA – Sí,  estudié diseño gráfico en la Llotja, pero considero que mi verdadera escuela fue el mundo profesional. Trabajé y estudié al mismo tiempo en una época de expansión, en la que era fácil encontrar trabajo en estudios y agencias. Y muy pronto tuve la oportunidad de fundar el mío propio, Cosmic, junto a Juan Dávila. Casi al mismo tiempo conocí a José Manuel Urós que me invitó a unirme a los Type-Ø-Tones, empecé a experimentar con el diseño de tipografías y ahí es donde descubrí mi pasión. Después de unos años tuve la necesidad de volver a estudiar, y tuve la oportunidad de enrolarme en el “Master of Design in Type and Media” de la Royal Academy of Art de La Haya (KABK) en Holanda. Eso fue en 2003-2004 y marcó un antes y un después en mi trayectoria profesional.

En Type and Media, los alumnos trabajan en un grupo reducido, generando una estrecha relación entre ellos y con los profesores, y siempre practicando el learning by doing o aprender haciendo. Los primeros tres meses se centran en la formación y el conocimiento de herramientas y técnicas que sirven de base para el posterior diseño de letras, algo que para mí fue muy importante, porque, por ejemplo, nunca había aprendido caligrafía o grabado en piedra antes. Al mismo tiempo entrabas de lleno en código, en programación, como una herramienta más para el diseño de tipografías. Al empaparte de las herramientas cada alumno descubre una predilección por unas u otras, lo que se convierte en fundamental de cara al proyecto final. Para mi todo eso fue muy novedoso porque la motivación y lo que cada alumno aporta tiene prioridad, y los profesores son tutores que te guían durante todo el proceso. De vuelta a España, y tras la experiencia, Raquel Pelta me recomendó para dar clases de tipografía en la Escuela de Diseño Elisava. Al año siguiente también me incorporé al equipo docente del Master de Tipografia Avanzada de Eina, como profesora de diseño de tipos,   donde aplico la misma metodología que yo aprendí.


Comparación entre las tres fuentes de la familia tipográfica Rumba (Rumba Small, Rumba Large, Rumba Extra)

Comparación entre las tres fuentes de la familia tipográfica Rumba (Rumba Small, Rumba Large, Rumba Extra)

 

Juego de caracteres de Rumba Small

Juego de caracteres de Rumba Small

 


T – Además, volviste de Holanda con el diseño de la tipografía Rumba.

L – Si, fue la primera tipografía que diseñé en base a un briefing y un concepto, con el objetivo de resolver un problema lingüístico. Una de las cosas que me aprendí en la academía es a diseñar tipografías que aporten una solución, que puedan cubrir una carencia que no cubren las tipografías existentes. En mi caso desarrollé una familia de tipos con remates, con un rango de usos que va desde texto a titulares, sin dejar de ser expresiva, y que cubre las necesidades lingüísticas de cualquiera de nuestras lenguas, fuese castellano, catalán, gallego o euskera. Desde el aspecto formal quise aplicar lo aprendido en caligrafía como base del diseño, de las humanistas a las didonas, fue un proceso complicado pero también muy enriquecedor, de hecho tras haber finalizado el postgrado tuve que pasar más de un año trabajando en ella hasta que la publiqué en Type-Ø-Tones.



T – Además de Rumba, ¿qué otras tipografías consideras que han marcado un paso importante en tu trayectoria?

L – No he diseñado un gran número de tipografías porque no me dedico a ello full time, sino que trabajo en otros proyectos; soy profesora y también hago diseño de tipos y lettering por encargo. En todos los proyectos personales de tipografía, siempre intento aplicar y practicar algo nuevo para mí. El año pasado publiqué Lalola, una tipografía basada en rotulación y que, al estar cargada de connotaciones estéticas, consigue identidad por si sola y con un solo peso. Otra tipografía que para mí ha sido especialmente importante es Magasin, que se basa en los principios de construcción de la caligrafía inglesa pero vertical y diseñada de una forma paramétrica, conceptualmente se trata de explorar el cómo sólo con una tipografía podemos convertir una palabra en un logo.

Ahora estoy a punto de publicar Multi, una familia tipográfica de veinte tipos, unos para titulares (Multi Display) y otros para texto (Multi Text), el proyecto de mayor envergadura que he realizado hasta la fecha de hoy. Empecé a trabajar en Multi en 2011 como un proyecto a medida para el rediseño de periódicos holandeses. Una vez transcurridos tres años, el contrato me permitía publicarla por mi cuenta, pero en lugar de eso continué ampliándola en número de caracteres y estilos, y versatilidad (ahora también está optimizada para la lectura en pantalla) lo que antes eran diez estilos ahora son veinte. El diseño está listo y ahora estoy trabajando en el especímen tipográfico, el documento que muestra al diseñador gráfico cuáles son sus atributos, y en una mini web, ambos me permitirán difundir y  presentar mejor mi proyecto, creo que Multi se lo merece. Es mi primera familia de palo seco y su ideosincrasia responde a lo que son los atributos del periódico para el cuál fue diseñada: comunicativa, cercana, optimista…  Ya veremos como se interpreta, porque en realidad solo es cuando el grafista utiliza una tipografía cuando te das cuenta de si el concepto que querías transmitir se ha entendido o no.


T – ¿Cuál es la parte del proceso creativo que más disfrutas?

L – Ahora mismo estoy disfrutando mucho del diseño del especimen, a veces el diseño de las letras te absorve tanto, que no tienes la oportunidad de desarrollar una pieza gráfica acorde con ella. En el proceso de creación de la tipografía, lo que más me disfruto es el dibujo, cuando creas los primeros caracteres, las primeras palabras, y comienzas a darle cualidades a la tipografía. Muchas veces es necesario dedicar más tiempo a los procesos más técnicos que al propio dibujo, porque los requerimientos técnicos de una tipográfica son muy complejos, aunque cada vez más disponemos de herramientas que permiten optimizar los tiempos de eso procesos.


Ejemplo de uso de la tipografía Magasin

Ejemplo de uso de la tipografía Magasin



T – ¿Has trabajado con equipos en la elaboración de tus tipografías?

L –  Si, por ejemplo en el proyecto inicial del Multi, Ramiro Espinoza colaboró en la parte técnica. En esta segunda fase de  desarrollo y ampliación de la familia tipográfica, conté con la colaboración de Noe Blanco, que ha realizado el hinting manual de las fuentes de texto (Multi Text), también es mi primera incursión en el diseño de tipografías para pantalla. Ojalá pudiese contar con un equipo así en todos los proyectos que están por venir, pero para ello siempre necesitas que sean encargos, con un calendario y un presupuesto adecuados.


T – ¿Qué es lo que caracteriza una buena tipografía?

L – Para mí, es aquella tipografía que, entre todas las existentes, es la mejor para el propósito de la pieza gráfica, cumpliendo unos determinados atributos estéticos, pero también funcionales. Se suele decir que una buena tipografía puede salvar un proyecto de diseño mediocre, mientras que una mala tipografía puede arruinar un buen diseño. La elección tipográfica es fundamental, pero no solo, también cómo la usas, cómo la ordenas, la combinas, la jerarquía… Desde el punto de vista de alguien que las diseña, pienso que siempre hay que buscar una tipo cuyo carácter se ajuste a lo que debe transmitir la gráfica.

Algunas de las fuentes de la familia tipográfica Multi

Algunas de las fuentes de la familia tipográfica Multi


T – Tienes también trabajos de diseño editorial e identidad.

L – Siempre he sido diseñadora gráfica aunque hubo un momento, quizás porque me dediqué a la docencia o porque me especialicé en tipografía, en el que dejaron de llegarme los proyectos de diseño editorial. Sin embargo he diseñado muchos libros como TypoMag, que publiqué con Index Book. En cuanto a trabajos de identidad, colaboro habitualmente con diseñadores gráficos y directores de arte para los que realizo propuestas a medida, diseños únicos. Es algo en lo que me siento muy cómoda. Una de las cosas que me gustaría hacer ahora es trabajar más para el mundo editorial desde el diseño de tipos a medida o el diseño de títulos.


T – Además de todo lo que hemos hablado, tienes varios libros publicados.

L – Si, por un lado soy la autora y diseñadora de TypoMag. La tipografía en las revistas, un proyecto que ya tiene varios años y que me gustaría continuar con otras publicaciones sobre cómo relacionar la tipografía con su uso en la edición. Por otra parte soy co autora, junto a Cristóbal Henestrosa y José Scaglione, del libro Cómo crear tipografías. Del boceto a la pantalla, publicado por Tipo e. Un proyecto muy bonito que fue un éxito, justo se acaba de publicar la tercera edición del libro en castellano, se ha traducido al polaco y al portugués y se está preparando la edición en inglés. Ambos libros son, en gran medida, responsables de la difusión de mi trabajo.

Portada del libro TypoMag. Tipografía en las revistas

Portada del libro TypoMag. Tipografía en las revistas

Interiores de TypoMag. Tpografía en las revistas

Interiores de TypoMag. Tpografía en las revistas


T – ¿Qué influencias tienes como diseñadora?

L – Me inspiran sobre todo los grafistas rotulistas, una figura local que siempre me ha parecido reveladora en ese ámbito es Ricard Girald Miracle, diseñador e impresor que realizaba sus propias tipografías para envases, carteles, portadas de libros… Era algo que era muy común, no porque fuera una tendencia de diseño, como pueda ser ahora, sino porque había menos recursos. Se imprimía con letras de plomo, no había un catálogo tan variado en las imprentas y se recurría mucho a la rotulación manual como recurso. Me emociona mucho su trabajo. En general me gusta el trabajo de todo aquel que use la tipografía como medio de expresión.


T- ¿Cuáles son los retos a los que se enfrenta la profesión a día de hoy?

L – Afortunadamente el diseño de tipos es de alguna manera el pionero de las tecnologías. Se está trabajando mucho a nivel de programación y código para intentar generar herramientas que agilicen el proceso de producción que permita poder dedicar más tiempo a la parte creativa. El gran reto es la tipografía para pantalla y la tipografía responsive, como la tipografía responde a las necesidades de lectura en pantalla, ya que no es sólo el soporte lo que cambia, sino también la forma de leer. Por otra parte, otro gran reto es el diseño multilingüe, ser capaces de diseñar para otros sistemas de escritura, no sólo el latino u otros relativamente cercanos como el cirílico o el griego, pero también el chino, indi, el árabe… Ser capaces de diseñar una tipografía para cualquier idioma del mundo es un reto que requiere mucha dedicación.

Logotipo para la revista Plaza

Logotipo para la revista Plaza

Plaza_Portada2_ipad_700px


T – Y si tuvieses que recomendar un libro y una canción escogerías…

L – Estoy leyendo El artesano de Richard Sennett, es un libro muy inspirador no sólo para el diseño, sino para todo aquel que haya algo de manera manual. Como canción, soy muy fan de Wilco, así que me quedo con Impossible Germany.

Más información
Página web de Laura Meseguer

Share.

2 comentarios

  1. Pingback: Libros para 2016 (Parte I)

  2. Pingback: Recomendaciones musicales 2015 (Parte I)

Leave A Reply