Lo mejor de Libros Mutantes 2018

0

Del 20 al 22 de abril se celebró en La Casa Encendida de Madrid el festival internacional dedicado a la edición independiente Libros Mutantes, que este año ha celebrado su séptima edición. Una cita anual que promete encontrar los más preciados tesoros de la autoedición y la edición independiente.

Un ambiente distendido que facilita el contacto directo con los autores o los editores, quienes atienden encantados a aquellas personas que quieren saber más sobre algún proyecto, un matiz que aporta una calidad y una cercanía que caracteriza al evento. Además de la venta de ejemplares, Libros Mutantes programa cada año diversas actividades como conferencias, recitales, talleres fanzineros y música.

Más de noventa proyectos editoriales nacionales e internacionales se dieron cita en esta edición y estos son algunos de los que más nos gustaron, aunque nos dejamos muchas propuestas en el tintero.

Desde Zurich, Ingo Giezendanner, alias GRRRR, presentaba sus pequeños fanzines resultado de sus viajes internacionales y las observaciones de los entornos que visita.  Muy cerca de GRRRR, nos llamó la atención el variado stan de Colorama, un estudio de risografía y editorial de Berlín, que colabora especialmente con autores de cómic y dibujantes.

GRRRR y Colorama

Blank Page es un proyecto colectivo de ilustración de Francia que nos encandiló con sus publicaciones, en las que había cabida para álbumes tanto de temas más sociales y políticos como para otros más personales e íntimos.
En el stand del proyecto editorial Fosfatina descubrimos las últimas publicaciones de Óscar Raña, Cynthia Alfonso y Meli Molita.

Blank Page y Fosfatina

Desde Ámsterdam llegaba Hugo Rocci de Terry Bleu, una casa de serigrafías y pequeñas ediciones.
Los fotolibros eran los protagonistas del stand de la escuela de Fotografía EFTI, que ofrecía trabajos de alumnos y antiguos alumnos.

Terry bleu y Efti

La editorial Tenov traía lo más fresco de su catálogo, siempre enfocado a temas de arte y arquitectura desde una óptica diferente, y la bilbaína Consonni seducía al público con sus ensayos y novelas sobre arte.

Tenov y Consonni

Rocío Madrid trajo una selección de sus trabajos, entre los que destacaba el fanzine “Ella”. Por su parte, Paisana Books, con diseños impecables, traían sus últimas novedades como editorial y distribuidora.

Rocío Madrid y Paisana Books

Bajo el amparo de la Delegación de Alumnos de la Escuela Superior de Arquitectura de Madrid (DAETSAM), descubrimos el proyecto 255, una plataforma de arquitectura editorial experimental que nos conquistó con sus pequeños “Fetiches”. Otro interesante descubrimiento fue el colectivo femenino Homie House Press de escritoras y fotógrafas.

255 y Homie House Press

 

 

Nos encantó el stand de Ediciones Froitas, sobre todo el fotolibro de Irene de la Torre Perelló, “Flores y versos”.
Desde Kassel Rotopol mostraba sus últimos productos, una editorial con presencia internacional fundada por ilustradores.

Editorial Froitas y Rotopol

En El Rapto pudimos ojear las divertidas búsquedas autocompletadas de “Google” de Carlos Alcántara Thylakos, mientras que en el stand de eDIcYones encontramos un repaso al panorama más fresco del fotolibro autopublicado.

El Rapto y eDIcYones

Nos llamaron la atención los trabajos de la diseñadora e ilustradora Stefanie Leinhos. Cerca de su stand, conocimos la editorial berlinesa Gloria Glitzer entiende los libros como piezas de arte en sí mismas, no como reproducciones de menos valor. Y añade a su catálogo los artzines, mitad libros de artista, mitad fanzines.

Stefanie Leinho y Gloria Glitzer

CHACO es una editorial argentina con presencia en el país latinoamericano y en España. Con la intencionalidad de establecer puentes entre los dos continentes, sus publicaciones se centran en temáticas políticas y conflictos sociales. Líneas parecidas siguen en Gato Negro Ediciones, una editorial mexicana que disfruta imprimiendo en risografía.

CHACO y Gato Negro Ediciones

Las láminas de Futuro Studio Madrid vestían una de las paredes del patio de La Casa Encendida. Cerca encontramos el stand de BOLO Paper, una editorial y distribuidora milanesa.

Futuro Studio y BOLO Paper

La editorial y distribuidora de fotolibros Dalpine tenía como novedad, además de su habitual catálogo, una reedición de “Infinito” de David Jiménez que era una delicia. Siguiendo con fotolibros, This book is true, la editorial de autoediciones , ofrecía jugosos fotolibros de Cristina de Middel, Carol Caicedo, Julie Delabarre y el precioso proyecto de Fuego Books, “A place both wonderful and strange”.

Dalpine y This Book Is True

______

Más información:

librosmutantes.com

Fotografías: Elena del Rivero

Share.

Leave A Reply