Los hermanos Chapman. Lo grotesco como reflexión

0

Son los chicos malos del grupo de los Young British Artists, que ya es decir. Jake y Dinos Chapman comenzaron a revolucionar la escena del arte contemporáneo a mediados de los años 90, cuando participaron en “Brilliant!”, una de las exposiciones de los YBA en el Walker Art Center, Minneapolis, y en “Sensation”, una colectiva en la Royal Academy of Arts de Londres, con piezas de la colección personal de Charles Saatchi que después itineró a Berlín y a Nueva York; en efecto, y como otros muchos artistas de los YBA, los Chapman han trabajado bajo el amparo y protección de Saatchi lo que les ha permitido desarrollar temáticas y obras bastante polémicas.

Pero remontémonos a sus inicios. Iakovos, Jake, (Cheltenham, 1966) y Konstantinos, Dinos, (Londres, 1962) Chapman son dos hermanos criados en una familia con sensibilidad artística. Su padre era profesor de arte y pronto los hermanos decidieron cursar estudios superiores relacionados con las bellas artes. Antes de establecerse como colectivo, trabajaron durante un tiempo como asistentes de los artistas Gilbert & George, hasta que en 1990 comenzaron a colaborar y a producir obras conjuntas.

Instalación "Disasters of war"

Instalación “Disasters of war”

La influencia de Goya ha estado presente desde el principio de su carrera. A principios de los años 90 crearon una serie de pequeñas maquetas en las que reproducían escenas de los grabados de “Los desastres de la guerra” -una serie del pintor aragonés que siempre ha obsesionado especialmente a los Chapman- y los adaptaban a nuestro tiempo. Utilizando figuras que en ocasiones recordaban a soldados de juguete – una alusión al juego infantil-, los artistas recreaban las escenas en pequeñas isletas que formaban una gran instalación-archipiélago. En esta obra se dan algunas características que marcarán la trayectoria de los hermanos, como es el trabajo manual minucioso que contrasta con el descontrol representado, fruto de un mundo en el que los procesos manuales y detallados apenas existen para dejar paso a lo automatizado y lo programado; por otra parte el uso de figuras humanas o humanoides es algo que vamos a ver en las obras de los Chapman, así como las referencias a una infancia corrupta y convertida a los dictámenes del consumismo más agresivo.

Al año siguiente de presentar “Disasters of war”, los Chapman se posicionan totalmente con la obra “Great Deeds Against the Dead”, una escultura que reproducía a gran escala y de forma realista e impactante una de las escenas que formaban parte de la instalación, dejando claro que sus piezas no persiguen causar un impacto estéticamente agradable o una reflexión desde una observación apacible. Sin embargo, en el fondo podemos intuir una inquietante conexión con un clasicismo casi académico, algo que el crítico Robert Hughes resaltó: “Si hubieran sido de mármol y el trabajo de su destrucción hubiera sido realizada por el paso del tiempo en lugar de por sables, los neoclásicos habrían sentido un éxtasis estético por ellos”.

Detalle de la obra "Hell".

Detalle de la obra “Hell”.

En la obra “Hell” – que se destruyó en el famoso incendio del almacén de la galería Saatchi y que los hermanos rehicieron, esta vez más grande y bajo el título “Fucking Hell”- retomaban de nuevo estas escenas de los “Desastres de la guerra” que se mezclaban con iconos consumistas, alusiones a McDonald’s, imaginería nazi y otros horrores. Jake comentó sobre esta obra: “Tardamos tres años en realizar 5.000 muñequitos mientras que los alemanes tardaron tres horas en asesinar a 15.000 prisioneros de guerra rusos”.

Zygotic Acceleration, Biogenetic, De-Sublimated Libidinal Model.

Zygotic Acceleration, Biogenetic, De-Sublimated Libidinal Model.

Durante la década de los noventa los Chapman produjeron una serie de piezas en fibra de vidrio: maniquíes hiperrealistas de niños, a menudo desnudos y ataviados tan solo con unas zapatillas de marca. Sus pieles parecen fundirse, simulando una producción en cadena o defectuosa, y de sus caras emergen genitales, aludiendo a la hipersexualización de los pequeños en una sociedad manipulada por las marcas y la imagen que se proyecta en la sociedad. Inocencias interrumpidas de una forma tan brusca como los Chapman representan a estos niños.

T12755_10

A principios de la década de los 2000, Jake y Dinos inauguran “The Chapman Family Collection” en la White Cube Gallery de Londres. Una muestra en la que, según explicaban los hermanos, se exhibía la colección de arte negro de la familia Chapman, piezas que durante más de 70 años su familia había ido adquiriendo. La puesta en escena era muy ceremonial, con una iluminación que realzaba las piezas. No obstante, según se iba adentrando en la exposición, cualquier espectador iba descubriendo algunas pistas que parecían indicar que la supuesta colección de arte negro Chapman no tenía ni la antigüedad ni los orígenes que los hermanos habían contado. Las piezas, en efecto, poseían una estética muy parecida al arte negro, pero se descubrían referencias a escultores occidentales, así como el toque crítico típico de los Chapman, gracias al cual de repente aparecían rostros de Ronald McDonald, hamburguesas, patatas fritas y otros iconos del consumismo.

Champan-Brothers-12

De la serie"Insult to injury"

De la serie”Insult to injury”

En 2003 los Chapman vuelven a su gran referente, su obsesión casi desde el principio de su carrera: Goya. “Nuestro trabajo procede más de la compulsión que de la inspiración”, afirmaba Jake. Los hermanos adquieren una tirada de grabados de “Los desastres de la guerra”, realizados en 1937 con las planchas originales, y los intervienen con dibujos de caras de payasos espeluznantes. Con este trabajo de intervención – que ellos calificaban como rectificación- se ganaron las críticas más duras, pero también las alabanzas de algunos expertos. Con esta obra, “Insult to Injury”, los Chapman fueron nominados al Turner Prize, aunque no lo llegaron a ganar. Tras “Insult to Injury” los hermanos trabajan el tema de la muerte y la descomposición, para a continuación interpretar la serie de “Los Caprichos”, como no, de Goya en la serie “Like a dog returns to its vomit twice”.

De la serie “Like a dog returns to its vomit twice”

De la serie “Like a dog returns to its vomit twice”

Después, Jake y Dinos han continuado desarrollando los temas que marcaron casi desde sus inicios: todo aquello que destruye la sociedad, ya sea político, social, económico o alimenticio. Quizás no sea la forma más amable de hacer ver estas preocupaciones, pero es tan válida como otra cualquiera.

____________

Más información

jakeanddinoschapman.com

Share.

Leave A Reply