Lotte Reiniger, pionera del cine de animación

0

 

Lotte Reiniger (1899-1981) aparece en un video, grabado en la época en la que vivía en Reino Unido, explicando cómo realizaba sus animaciones. Siluetas divididas en piezas, unidas con alambre, que luego eran compuestas y animadas a mano en una mesa de luz. Esta técnica, aparentemente sencilla, es la que utilizó para crear una extensa filmografía que se ha convertido en una parte fundamental de la historia del cine por todos los avances que representó, y no ha dejado de ser un referente para animadores en busca de nuevas maneras de contar historias y experimentar con el movimiento.

 

 

Fotograma de Las aventuras del príncipe Achmed

 

Fotograma de Las aventuras del príncipe Achmed

Fotogramas de Las aventuras del príncipe Achmed

 

 

Nacida en Alemania, estuvo interesada en el cine desde niña. Con tan sólo 17 años ya hacía detalladas siluetas que captarían la atención de uno de sus ídolos: el director de cine alemán Paul Wegener, que empezó a contar con ella como colaboradora en algunas de sus películas. Lotte comenzó a realizar títulos de crédito, y su primera animación profesional sería para la película El flautista de Hamelin. Wegener, el director del largometraje, se había dado cuenta de que era imposible controlar el movimiento de ratones reales, así que decidió integrar animación stop-motion con la imagen real: Animación que Lotte llevaría a cabo.

 

lotte6

 

 

A partir de ese momento, la filmografía de Lotte no haría más que crecer. Realizó su primer corto de animación,  El ornamento del corazón enamorado, en 1918. Su nombre comenzó a ser conocido y admirado en los círculos artísticos berlineses del periodo de entreguerras, y en 1923 consiguió financiación para su primer largometraje, Las aventuras del príncipe Achmed, un trabajo basado en las historias de Las mil y una noches, que se ha convertido en la película de animación más antigua que se conserva. Lotte ya usaba entonces la cámara multi-plano, años antes que Walt Disney.

 

 

lotte1

 

 

En los años 30 y estando en contra de Hitler, Lotte pasó unos años difíciles. Viajó por varios países durante unos años, pero a falta de un visado que le permitiese establecerse en el extranjero, tuvo que regresar a Berlín y pasar vivir allí durante la Segunda Guerra Mundial. No sería hasta 1949 cuando finalmente pudo emigrar a Reino Unido, donde sería la directora de Primrose Productions y produciría un gran numero de cortometrajes, entre ellos adaptaciones de cuentos clásicos como La Bella Durmiente, La CenicientaAladdin, siendo de nuevo precursora en el género y adelantándose a las películas de la factoría Disney.

Lotte, mujer, artista y directora de cine apasionada de su trabajo, no dejaría de crear hasta los últimos años de su vida. Acabó su última película, una animación a color titulada La Rosa y el Anillo, con 79 años y ya de nuevo en Alemania.
Os dejo con tres ejemplos de sus trabajos, muchos más pueden encontrarse fácilmente online:
La Cenicienta (1922), varios fragmentos de Las aventuras del príncipe Achmed (1923) y Jack y las habichuelas mágicas (1954).

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Un vídeo de Lotte Reiniger, hablando de su trabajo (en inglés):

 

 

 

Share.

Leave A Reply