Las visiones surrealistas de Man Ray

0

Desde el 8 de mayo hasta el 30 de junio, Mondo Galería ofrece la exposición “Vistas del espíritu”, comisariada por Pierre-Yves Butzbach y Horacio Basilicus, con obra gráfica, fotografías y objetos originales del artista surrealista Man Ray (1890-1976).

“Esta exposición está ofrecida por una persona a otra sola persona, a usted, que está ahí”.Así reza la pequeña cartela con palabras del propio Man Ray, colocada al lado de la obra “objeto para ser destruido”.

El verdadero nombre de Man Ray era Emmanuel Radnitzky, nació en Filadelfia, Estados Unidos, en el seno de una familia judía inmigrante de Rusia. Siempre fue estudioso e inquieto, y comenzó a frecuentar las galerías de arte cuando tan solo era un niño. Tuvo varias profesiones, todas relacionadas con el mundo artístico, como cantante o bailarín, y finalmente pintor y fotógrafo. Inmerso en la experiencia dadá con Marcel Duchamp y surrealista con André Breton, desarrolló un estilo único con sus técnicas personales de la solarización y la rayografía. Fue además un testigo inigualable de todo bullicio artístico del París de los años 30, así como de los Estados Unidos en los años 40, donde tuvo que exiliarse debido a la Segunda Guerra Mundial. Su particular visión del mundo, de sus amigos, de las formas femeninas y de sí mismo es lo que nos ofrece en esta exposición en la Galería Mondo.

Volviendo a la experiencia única y personal en la que tan interesado estaba el fotógrafo surrealista, parece que encaja a la perfección con la superficie de la Galería Mondo, tres espacios convenientemente distribuidos en dos salas en la parte de abajo y otra superior, donde gracias a la labor de comisariado de Pierre-Yves Butzbach y Horacio Basilicus se exponen algunas de las copias fotográficas más famosas del artista, junto con otros objetos que complementan la exposición sin estar a la venta, haciendo de la galería un espacio público abierto, no sólo de cara a coleccionistas, si no receptivo al público que desee contemplar objetos únicos y algunas de las más famosas imágenes de Ray, como “Le violon d’Ingres” donde la que fue amante del fotógrafo, Kiki de Montparnasse, posa imitando la figura femenina del cuadro de Dominique Ingres “La bañista de Valpinçon” o “ la gran bañista”, realizado en 1808, añadiendo las dos características efes de un violonchelo pintadas sobre su piel.

Es muy interesante la galería de retratos de amigos y compañeros de época de Man Ray, donde podemos ver a un jovencísimo Salvador Dalí con su musa y compañera, Gala, y a su lado, otro joven Pablo Picasso, seguidos de un serio Joan Miró. Se encargó también de retratar varias veces a André Bretón. En la instantánea que se exhibe en la muestra podemos detectar una intención de retrato psicológico. Breton tiene la mirada la perdida, con la boca abierta y aparentemente consternado por algo que no logramos descifrar, pero que nos atrapa durante un buen rato en la imagen, y además, seguramente con una cara muy similar a la del surrealista retratado. En esta exposición podemos disfrutar también del proceso de cómo el retrato que realizó de su amigo André Derain pudo inspirar, a su vez, el famoso retrato imaginario de Sade, del que Man Ray hizo varias versiones.

Para consulta de los visitantes a la galería, encontramos un espléndido documento de sala, donde cada obra trae consigo un texto, a veces un fragmento de un poema ilustrado por obra de Man Ray, otras una explicación, por ejemplo, sobre cómo consiguió desarrollar las técnicas de solarización y rayografía. Aunque se echa en falta una identificación de las obras, o aclarar una dirección a la hora de seguir el discurso de la exposición, ya que es relativamente fácil confundir una obra con otra, si no se conocen profundamente.

Los comisarios han querido divertirse a pesar de trabajar con la línea tradicional del cubo blanco, pero este juego está especialmente reservado a curiosos, ya que sólo si levantamos la vista encontramos un autorretrato que pasa desapercibido, como queriendo estar al margen de la visita, como controlando que la pequeña exposición de una sola persona para otra sola persona cumpla con su cometido.

Mondo Galería c/San Lucas, 9. Madrid.
Martes – viernes 11:00-14:00 y 17:00- 20:30. Sábados 11:00-14:00.
www.mondogaleria.com/

Crédito de la imagen: Man Ray. Glass tears, 1932. Cortesía MONDO GALERIA © Man Ray Trust / Adagp – Vegap / Telimage 2014

Share.

Leave A Reply