De lo indivisible entre el arte y la vida. Marisa Merz

0

Fue la única mujer del grupo turinés de arte povera -el que dio origen al movimiento- y también el miembro que menos protagonismo tuvo siempre. Eclipsada por artistas como Janis Kounellis, Pino Pascalli, Michelangelo Pistoletto, Luciano Fabro, o Mario Merz, su esposo, Marisa Merz nunca dejó de trabajar y de aportar con sus obras una mirada refrescante y necesaria al arte povera.

Marisa Merz trabajando en su estudio

Nació en Turín, en 1926, en el seno de una familia obrera. Existe poca información sobre sus primeros años o sus estudios, parece que por propia decisión de la artista, que disfrutaba de este halo de misterio. En 1950 conoció a Mario Merz y en 1960 se casó con él. Ese mismo año dio a luz a la única hija del matrimonio, Beatriz.

En 1966, Marisa celebró su primera exposición individual. La muestra se ubicaba en su propia casa, en la cocina. Merz colocó unas estructuras de aluminio, realizadas con tijeras y grapas, en el techo de su cocina que colgaban en capas, simulando grandes escamas. La instalación se prolongaba hasta el salón y allí se expandía rodeando los muebles. Marisa tituló a estas instalaciones Living sculptures.

merz25a

En junio de 1967 Marisa expuso obras similares en la galería Gian Enzo Sperone de Turín, por lo que a menudo esta muestra es mencionada como la primera individual de la artista. En el 68 los Merz participaron en la colectiva Arte Povera + Azioni Povere. Para esta exposición, Merz planteó una instalación realizada con mantas enrolladas con alambres y piezas hechas de nylon, cobre o lana que se relacionaban directamente con la infancia de su hija Beatriz. A partir de este momento, la popularidad de los Merz subió y comenzaron a exponer como parte del grupo povera, llegando a tener Marisa dos individuales en Roma, en 1969 y en 1975.

Marisa ayudando a Mario en el montaje de una sus obras.

La relación de Mario y Marisa, como artistas, era de plena de confianza y apoyo. Tanto uno como otro buscaban y necesitaban la aprobación mutua a la hora de dar por finiquitadas sus obras. Marisa fue un gran apoyo para Mario y éste lo fue para ella. Las influencias eran innegables, pero poco les preocupaba. Fue la única mujer del grupo povera, pero no por ello se sintió marginada, sola o despreciada. Trabajó incansablemente, haciendo caso omiso de cualquier comentario. Nunca se consideró feminista, a pesar de que en su obra podemos hallar claras referencias, pero, sobre todo, nunca dejó de producir. Ensimismada, absorta en sus procesos y quizás un poco ermitaña, Merz siempre se mantuvo al margen de todo.

La obra de Marisa Merz no está fechada ni titulada. La artista así lo quiso. Marisa no diferenciaba periodos porque trabajaba tantos materiales y lenguajes como sus piezas requerían. Desde la pintura, hasta la escultura, la abstracción a la figuración; desde los formatos más pequeños hasta obras de grandes dimensiones.

Untitled (Little shoe) 1968 Marisa Merz born 1931 Presented by the artist 2009 http://www.tate.org.uk/art/work/T13029

La obra de Marisa está llena de dicotomías. No solo por los usos indistintos de lenguajes, materiales o formatos, sino también por la manera en que aborda lo privado y lo público, lo manual y lo industrial; sin embargo había algo en lo que la artista no establecía divisiones: la vida y el trabajo. La sencillez de algunos de sus trabajos contrasta con el universo que abordan otros. Así es la vida, a veces clara, concisa, directa; otras complicada, llena de obstáculos y altibajos. Merz solo quería hablar de esto a través de la humildad de los materiales que caracterizaban al arte povera.

Marisa Merz

Uno de los ejemplos de obra de pequeño formato son sus Testa, esculturas de cabezas de tamaño reducido modeladas en arcilla en las que se pueden apreciar en ocasiones huellas del trabajo de Merz. Recubiertas a veces de llamativos pigmentos o de otros materiales, como cera, estas piezas figurativas destacaron en su trayectoria.

Untitled 1969 Marisa Merz born 1931 Presented by the artist 2009 http://www.tate.org.uk/art/work/T13030

Untitled 1969 Marisa Merz born 1931 Presented by the artist 2009 http://www.tate.org.uk/art/work/T13031

Una de sus últimas exposiciones fue en 2017, en el Metropolitan de Nueva York, en colaboración con el Hammer Museum de Los Ángeles, donde se expuso después. Una gran retrospectiva titulada The Sky Is a Great Space repasaba la producción de Merz a través de más de cien obras, como las esculturas-instalaciones que caracterizaron su primera época; las pequeñas y delicadas piezas realizadas con nylon, alambre y otros materiales domésticos, los primeros lienzos en los que va surgiendo una incipiente figuración a través de esbozos de rostros femeninos (¿quizás autorretratos?) o las Testa de las que hablábamos antes. Un hermoso paseo por la obra de Merz que no hacía más que confirmar lo que había estado ocurriendo: Marisa, al margen de modas, cambios, discusiones, grupos y vaivenes, había seguido coherentemente su estilo, lo había desarrollado, había evolucionado y había disfrutado haciendo todas y cada una de esas obras.

El 19 de julio de 2019, Merz moría a los 93 años en Turín. Marisa nunca dejó de trabajar mientras estuvo viva, porque el arte y la vida, para ella, eran lo mismo.

__________________________

 

 

Share.

Leave A Reply