Nuria Riaza: la poética del dolor

0

La galería valenciana Plastic Murs reanudó su actividad tras el confinamiento con la exposición Douleurs, Migraines et Sonates, una individual de Nuria Riaza, comisariada por Cristina Chumillas. La artista presenta en esta muestra una serie de obras que combinan dibujo a bolígrafo, pintura, bordados y cerámica y que abordan, desde una perspectiva creativa, los síntomas de la migraña con aura, un fuerte y recurrente dolor de cabeza que provoca trastornos sensoriales como cambios en la visión u hormigueos. Nuria sufre de este tipo de migrañas y decidió visiblizar esta dolencia inhabilitante de una forma atractiva y con tintes poéticos. En este proceso, Riaza se dio cuenta de que este tipo de dolor físico, el de la migraña con aura, era similar en cierta manera al dolor emocional y comprobó que las alteraciones visuales que ella misma sufría podían llegar a poseer cierta belleza estética. Así comenzó a trabajar desde el dolor y las sensaciones inducidas por la migraña con aura para «atrapar» artísticamente el dolor, tanto físico como emocional.

Riaza continúa desarrollando su característico estilo de influencias pop en este trabajo, en el que aúna definitivamente varias técnicas para equilibrar su necesidades respecto a experimentar fuera del dibujo; dibujo que realiza con bolígrafo porque, afirma en su statement, «así aprendo a aceptar que el error es parte de cualquier proceso».

La almanseña vive un momento dulce ya que junto con esta muestra, ha sido la autora del cartel de la Feria del Libro de Madrid de este año, que se celebrará el próximo mes de octubre.

IRENE- ¿Cuándo comenzaste a dibujar y por qué? ¿Cuándo decidiste formarte académicamente?

NURIA– Dibujo desde que tengo memoria, todos usamos los lápices de forma expresiva cuando somos niños. Al cumplir 6 años mis padres me apuntaron a clases de dibujo; mucho antes de eso ya sabía que quería estudiar Bellas Artes.

I- Elegiste el boli como herramienta de dibujo para aceptar el error como parte del proceso. ¿Has logrado aceptar el error o aún trabajas en esa aceptación?

N- Hay días en los que lo llevo mejor que otros. Aceptar que has cometido un error en un dibujo es como aceptar tu cuerpo tal como es, o aceptar que tu hijo es idiota. Sé que el error está ahí, pero tengo que aceptar la imperfección como parte de la obra y de lo hecho a mano.

I- Una vez dijiste en una entrevista que echabas de menos la pintura. ¿Lo sigues haciendo? ¿Sientes necesidad de alternar el bolígrafo con otras técnicas?

I- He encontrado la manera de no saturarme usando siempre el bolígrafo, de que mi herramienta no me limite. Estoy aprendiendo a escucharme, a alternar todas las técnicas que me gustan. Douleurs, Migraines et Sonates me ha servido para experimentar. En un mismo dibujo puede haber bolígrafo, pintura, grafito e hilo sin que pierda su esencia.

I- Y al margen de ser técnicas con las que alternar el bolígrafo, ¿qué significado simbólico tienen los hilos y los bordados en tu obra?

N- En mi caso uso el hilo como línea y grafismo, pero también como medio de conexión con mis raíces. Todas las mujeres de mi familia han bordado, tejido y cosido de forma natural. Es un homenaje, pero también una continuación de una tradición.

I- ¿Cómo surgen las obras que expones en Douleurs, Migraines et sonates?

N- Douleurs, Migraines et Sonates surge después de casi veinte años padeciendo migrañas con aura. Siempre parto de lo que conozco, empezó como un ejercicio para hacer visible, de una manera poética, los procesos del dolor físico y mental. Para exorcizar a mis demonios y para comprender mejor a otros que también las padecen. Pensé que más allá del dolor y de la anulación, podría compartir una experiencia y tender lazos.

I- Como migrañosa crónica, me resulta fascinante que hayas logrado encontrar inspiración en el dolor y el aura. ¿Cómo se te ocurrió llevar al plano artístico todas las sensaciones que experimentas en una crisis de migraña?

N- Llevaba años dándole vueltas, por sacar algo bueno de todas esas crisis; pero después recordaba lo desagradables que eran los ataques y dejaba la idea pasar. Empecé a dibujar, o más bien intentar dibujar, las formas de colores que veía cuando tenía aura. Eran bonitas, estéticas, casi como una alucinación provocada por ácido. Al darme cuenta de que solo las podía ver y sentir yo, empecé a desarrollar la manera de plasmarlo todo sobre el papel.

I- No es la primera vez que trabajas con cerámica, pero tampoco se suele ver en tus proyectos a menudo. ¿Por qué decidiste utilizar cerámica para esta expo?

N- Empecé a hacer piezas de cerámica como terapia, para regular mis niveles de ansiedad porque es uno de los desencadenantes de mis migrañas.
Prácticamente todos los objetos que aparecen dibujados en esta exposición son de materiales frágiles para incidir en esa sensación de rotura. Era necesario incluir las piezas de gres para dar acento a esa tensión.

I- En tu trabajo, y en concreto en esta muestra, se puede reconocer un lenguaje iconográfico propio y característico. ¿Cómo lo has ido desarrollando?

N- Realmente no soy consciente de ello, todo va surgiendo de manera natural. Siempre he buscado un significado oculto y misterioso en los objetos, en el espacio que ocupan, en su orden… como quien tira las cartas de un tarot, todo mana de forma instintiva. Dentro de unos años, mirándolo todo con perspectiva, quizá sea capaz de desentrañarlo.

I- ¿Tienes en mente un siguiente proyecto?

N- Estas semanas estoy en el pueblo de mis abuelos, desconectaré y reconectaré un poco con ideas nuevas. Es mi parte favorita de cualquier proyecto, el inicio, a tientas y sin presión. Todas las ideas y todos los bocetos valdrán para algo.

I- Por último, en ¡Ah! Magazine somos muy curiosas y nos encanta descubrir nuevas recomendaciones culturales. ¿Nos puedes recomendar un libro, una canción y un/a artista que hayas descubierto recientemente?

N- Estoy leyendo Apegos Feroces de Vivian Gornick; también he descubierto la poesía de Pilar Adón y es para caerse de la silla, muy recomentable Da dolor . Está sonando Magdalene de FKA twigs. Acabo de descubrir los dibujos de Anna Degnbol, son magia.

__________________

Más información:

Douleurs, Migraines et Sonates. Plastic Murs, Calle Denia 45, Valencia, España.
Del 29 de mayo al 26 de junio.

www.nuriariaza.com
www.plasticmurs.com

Share.

Leave A Reply