SCAN: Difundiendo arte español contemporáneo

0

 

 

El proyecto Scan (Spanish Contemporary Art Network) fue fundado en 2014 por cuatro arquitectos: Pedro Font Alba, Bruce Irwin, Dolores Victoria (Lola) Ruiz Garrido y Juan José Ruiz Martín. Juntos decidieron dedicar su tiempo libre a difundir una de sus grandes pasiones: el arte contemporáneo español. Todo comenzó con una página de Facebook y un archivo digital, pero con los años el proyecto ganó en tamaño y en ambición, con la organización de exposiciones en diferentes países.

Cinco años más tarde, Pedro y Bruce continúan utilizando Scan para difundir arte español, y ya no sólo a nivel digital o colaborando con galerías, ahora tienen un espacio propio: The Scan Project Room en Londres.

 

Tina  – ¿Como surgió SCAN?
Pedro – Nuestra intención era demostrar que había mucho talento que no se conocía en el campo del arte contemporáneo español. Nuestro primer reto fue publicar, una vez al día y durante un año, cinco obras de un artista de calidad, sin repetir autores. Empezamos con los que conocíamos al principio, compartiendo sus obras de una manera cuidadosa, añadiendo las especificaciones técnicas e información relevante. No tardamos en crecer exponencialmente, en buena parte gracias a los propios artistas que compartían el contenido. Pronto comenzamos a conocer artistas nuevos y a evolucionar, a pensar tareas adicionales como preparar publicaciones temáticas los sábados, y los domingos postear obras de artistas latinoamericanos que tuviesen alguna relación con el arte contemporáneo español.

Después de varios meses comenzamos a recibir consultas sobre arte contemporáneo, pidiéndonos recomendaciones de artistas, pero nosotros éramos amateurs, no comisarios o críticos de arte. Al mismo tiempo, en internet no existía una única plataforma que reuniera una cuidada selección de artistas españoles contemporáneos. El archivo digital de Scan surge así de dos ideas: la de crear una plataforma a la que referir a todas aquellas personas que nos hacían consultas, y al mismo tiempo legitimizar el proyecto con la ayuda de expertos profesionales en el sector. 

Quisimos hacer una selección diversa de expertos para esta tarea, no queríamos que todos fuesen críticos provenientes del mundo académico, sino incluir selecciones de artistas hechas por comisarios, galeristas, editores de publicaciones de arte y artistas. Esa variedad nos pareció importante para poder mostrar la textura del arte contemporáneo. Cada uno de los expertos participantes seleccionó 12 artistas para el archivo.

 

Fotografía de la exposición Atavic Memory, en The Scan Project Room hasta el 15 de febrero. Con obras de Álvaro Albaladejo, Moreno_Grau, Alegría & Piñero, Cristina Ramirez y Fran Pérez Rus. Comisariada por Sara Torres Sifón y Regina Pérez Castillo

 

T – Lo que empezó entonces durante una charla entre amigos, ha acabado siendo un proyecto muy consolidado, que cuenta con subvenciones, patrocinios…¿Cómo llegasteis a ese punto?
P – En realidad yo creo que el proyecto creció orgánicamente, nunca sabes donde te va a llevar. Los cuatro que iniciamos el proyecto tenemos una gran pasión por el arte contemporáneo, y las relaciones personales que se establecen con los artistas es un poco como la gasolina que nos llevaba a continuar. Como el proyecto comenzó a tener resultados muy positivos pronto, no tardamos en verlo como algo a desarrollar a largo plazo. Es algo a lo que dedicamos todo nuestro tiempo libre, porque en realidad cada uno de nosotros tiene una profesión diferente.

Llega un momento en el que internet tiene su limite, fue ahí cuando nos lanzamos a organizar exposiciones de arte contemporáneo en distintos países. Muestras que incluyesen obras de artistas españoles, para poder darles a conocer y que las pudiesen ver coleccionistas y críticos. Eso fue un momento fundamental para SCAN, y no tardó en llegar: empezamos con el proyecto en abril de 2014 y en navidades ya estábamos planeando la primera exposición.

Esa primera exposición fue bastante ambiciosa, y la titulamos «Saturación». En un mundo en el que recibimos y editamos imágenes constantemente, quisimos analizar una disciplina como la pintura y ver su papel en el contexto contemporáneo. 17 artistas participaron en 3 sedes diferentes. Fue una curva de aprendizaje importante, buscando espacios, financiación… El programa de Acción Cultural Española se convirtió en nuestra fuente principal de financiación.

 

T – Tras organizar varias exposiciones en los años siguientes, os lanzáis a abrir vuestro propio espacio en Londres a principios de 2017. ¿Como ha sido la recepción del proyecto en Reino Unido?
P – La recepción en Reino Unido fue muy buena, hay mucho trabajo por hacer para dar a conocer y cambiar la percepción del arte contemporáneo español, pero si que hemos conseguido logros puntuales que consideramos importantes. Ha habido éxitos que han ayudado a artistas con los que hemos trabajado. Hemos encontrado un grupo de coleccionistas y patrones que no son españoles, sino principalmente británicos, americanos y canadienses, que suelen venir a nuestras inauguraciones y a los eventos de networking que organizamos de manera paralela, para poder crear vínculos entre coleccionistas, galeristas y artistas.

Además, desde que tenemos el espacio en Londres lo ofrecemos a galerías españolas dos veces al año, para proyectos satélite con los que puedan promocionar a sus artistas en Reino Unido.

 

T – ¿Me podrías hablar de algunos de los artistas con los que hayáis trabajado últimamente?
P – La lista es muy larga, pero por poner un ejemplo Fermín Jiménez Landa realiza un trabajo artístico que nos interesa mucho. Él trabaja analizando la realidad usando pequeñas intervenciones en temas cotidianos, pero con una maxima revelación de las inconsistencias que esas cosas que no son familiares pueden producir. Rosana Antolí es una artista que cuando la conocimos estaba acabando su Máster en Londres, participó en nuestro primer proyecto expositivo y desde entonces hemos seguido su carrera. Ahora tiene una galería que la representa aquí. Similar el caso de Marco Godoy, al que le presentamos a la galerista que actualmente le representa. Son algunos de esos logros pequeños del proyecto que dan energía para seguir adelante.

 

Atavic Memory en The Scan Project Room

 

T – Ademas tenéis vuestro propio programa de residencias.
P – El programa de residencias surgió cuando después de hacer exposiciones en 2015 y 2016 nos dimos cuenta de que teníamos restricciones al colaborar con galerías asentadas, que tienen su propio programa. Queríamos programar con completa libertad y de manera continua, por eso empezamos a barajar la idea de tener nuestro propio espacio. Cuando lo tuvimos, queríamos pensar diversas formas con las que el espacio pudiese permitirnos ampliar la misión del proyecto, no solo a través de las exposiciones pero también con charlas y con la residencia, que nos permitía aprovechar el espacio en agosto, cuando la mayoría de las galerías de Londres están cerradas. Es una forma de que un artista español pueda venir en Londres, nosotros cubrimos alojamiento, viajes y el espacio que se utiliza como estudio, y con una subvención podemos cubrir la manutención y los gastos de producción. Los dos años que llevamos de programa han participado Julia Spinola, una artista ya muy establecida, e Ira Lombardia, también con un trabajo muy serio, muy centrado en la fotografía y el cambio de paradigma en ese campo desde que surgió lo digital.

 

T – ¿Cuales creéis que serán los siguientes pasos del proyecto?
P – En el futuro nos gustaría retomar el archivo digital, para que siga recogiendo el momento presente, algo que hemos puesto un poco en pausa mientras que nos centramos en el espacio. También explorar otros países para hacer exposiciones, nuevas instituciones, continuar expandiendo el proyecto…Seguir siempre alerta, amplificando la misión del proyecto, que es visibilizar artistas españoles de la mejor manera que podamos.

 

Más información

Página web de Scan

Share.

Leave A Reply