Stop motion y engranajes: Entrevista a Sonia Iglesias Rey

1

Hay una parte del stop motion que no solemos ver durante las películas o cortometrajes, pero que es fundamental: Los armazones que, como si de esqueletos se tratasen, sostienen las figuras y permiten que se puedan mover. A ese campo, tan especializado y artesanal, se dedica la gallega Sonia Iglesias Rey, que ha trabajado en alguna de las joyas más recientes del género, como La vida de Calabacín o Isla de perros.

TINA – ¿Cómo comienzas a dedicarte al mundo de la animación stop motion?

SONIA – Fue casi por casualidad, una amiga me pasó una oferta de trabajo de model maker para trabajar en un largometraje en Santiago de Compostela, era para O Apóstolo. En ese momento yo estaba trabajando con el escultor Pablo Ardao en un proyecto de esculturas a gran escala sobre la Mitología Gallega, unos meses más tarde llamé por si seguían necesitando a alguien. Ese año, en el 2009, empezé mi carrera en el mundo del stop motion.

 

Sonia trabajando en mantenimiento de “Isla de perros”

 

Soldando una parte de la estructura

 

T – O Apóstolo, Frankenweenie, La vida de Calabacín… La lista de películas y cortometrajes en los que has participado es larga. ¿Hay algún proyecto que haya marcado tu carrera o forma de trabajar especialmente?

S – Todos los proyectos me han marcado de una forma u otra, el hecho de mudarme por proyecto a una ciudad o país distinto ya te marca, no es lo mismo vivir en Arteixo que en Amsterdam. En cada estudio aprendo cosas nuevas y voy adquiriendo más experiencia, ya sea fruto de errores o de logros.

En O Apóstolo estuve trabajando en distintos equipos dentro del departamento de muñecos, hice moldes, reproducciones, mecanismos de cabeza y estuve en Mantenimiento de los muñecos durante el rodaje. Fue mi primera película y aprendí mucho al estar rodeada de grandes profesionales. Mis compañeros habían estado trabajando en Los Mundos de Coraline, Pesadilla antes de Navidad, La novia Cadáver, El señor de los anillos… Guardo muy buenos recuerdos y le tengo un cariño especial a este proyecto porque hice grandes amistades que sigo conservando a día de hoy, he coincidido en trabajos posteriores con muchos de ellos. Es genial llegar a un proyecto nuevo y ver caras conocidas, te sientes más cómo en casa aunque estés en otro país.

El hecho de haber empezado en el stop motion en grandes producciones, hizo que no hubiera disfrutado previamente de este trabajo de una forma amateur. Por eso mismo para mi fue muy importante formar parte del Colectivo Engranaje en Valencia. Allí conocí a Juanfran Jacinto y Carla Pereira, juntos hicimos varios spots publicitarios y este año trabajé en su cortometraje Metamorfosis, un proyecto que habíamos empezado hace cuatro años y que se estrenará en el próximo año 2019. Éste es sin duda el proyecto que más me ha marcado a nivel personal y profesional.

Este es un video de una de las estructuras que hice para un personaje de Metamorfosis. Mi trabajo no se suele ver en las pantallas, las estructuras están cubiertas por el “cuerpo” del muñeco, así que le pedí a Carla que hiciera una animación del muñeco bailando claqué.

T – ¿Cómo es uno de tus días de trabajo?

S – Cuando estoy haciendo estructuras lo primero que hago es un estudio anatómico del personaje, dónde lo más importante es marcar los puntos de las articulaciones. Es muy importante ver el storyboard o animática, porque me da la información de la acción del personaje y esto condiciona las cualidades de la estructura. Después hago un dibujo técnico sobre la idea final y con toda esta información ya empiezo a preparar las piezas, usando el torno, taladro, lijadora… Es todo trabajo manual. Suelo trabajar con acero y latón, y sueldo con soplete y soldadura de plata. Depende de la complejidad del personaje la realización de una estructura puede llevar de una a dos semanas.

Si estoy trabajando en el mantenimiento de los muñecos durante el rodaje, preparo los muñecos para que estén listos para rodar. Arreglo la silicona, coso tejidos si se han roto, pinto, etc. Me encargo de que el muñeco esté perfecto para entregárselo al animador y arreglar cualquier problema que tenga durante la animación, ya sea la tensión de las articulaciones o cualquier imperfección estética. Cuando trabajas en mantenimiento no sabes exactamente qué vas a hacer durante el día, básicamente tu labor es solucionar problemas.

Camille, personaje de “La vida de Calabacín”

Mecanismos de cabeza para Claus. “El bosque de Haquivaqui”

Mecanismos faciales para la película “O Apóstolo”

T – ¿Cuáles son tus técnicas favoritas? ¿Sueles experimentar con nuevos materiales?

S – En cuanto al stop motion, si hablamos de técnicas usando distintos materiales, prefiero los muñecos con cuerpo de silicona y ropa de tejido real. Así mismo también me parece más interesante los mecanismos faciales con piel de silicona (la alternativa a esto normalmente es utilizar resina y realizar la animación por sustitución de bocas).

Exteriormente los muñecos pueden estar cubiertos de cualquier material, ya sea silicona, fieltro, lana, espuma, plastilina… Pero al realizar la estructura interna lo importante es que sea firme y estable para la animación, por lo que no hay mucho margen para experimentar con otros materiales si lo que quieres es una estructura duradera. Una opción de bajo presupuesto sería una estructura de alambre de aluminio, pero no sería viable para usar en escenas largas como en un largometraje.

T – Más recientemente, has participado en la creación de la maravillosa Isla de perros, de Wes Anderson. ¿Cómo fue tu trabajo en ese proyecto?

S – En Isla de perros estuve realizando estructuras para los perros y mecanismos de cabeza. La anatomía de los animales es totalmente distinta a la humana, es excitante trabajar en estructuras de cuadrúpedos, los diseños de las estructuras eran muy complejos y disfruté muchísimo elaborando sus piezas.

También estuve trabajando en el “Puppet Hospital”, el departamento de Mantenimiento durante el rodaje.

Perros Aborígenes de “Isla de Perros”

Mecanismos de cabeza para “Isla de perros”

En proceso, para “Isla de perros”

Estructura de Chief para “Isla de perros”

T – ¿En qué proyectos estás trabajando actualmente?

S – Hace unas semanas que regresé de trabajar en mi último proyecto en Valencia, Metamorfosis. Ahora mismo estoy trabajando en mi taller, colaborando con un amigo en unas piezas para un videoclip de un grupo musical en stop motion.

T – ¿Un reto pendiente?

S – Me hubiera gustado hace años haber trabajado en Laika, (Portland). Hoy en día mis exigencias han cambiado y no me gustaría estar tan lejos de mis amigos y familia. Eso a nivel profesional, a nivel personal tengo muchísimos retos pendientes…¡No sabría por dónde empezar!

Esqueleto para el personaje “La señora” del cortometraje “Metamorfosis”

Trabajando en el corto “Metamorfosis”

T – ¿Qué recomendarías a los que se quieran iniciar en tu campo profesional?

S – Lo difícil es tener un trabajo constante y dominar todos los campos en poco tiempo, hay que tener paciencia. Yo recomendaría que se centren en lo que más les gusta y apuesten por ello enfocándose en mejorar la técnica, si es la animación, el modelado de los personajes, decorados, etc.

T – Y para acabar de nuestra manera habitual, ¿nos recomiendas un libro y una canción?

S – El último libro que leí que más me enganchó es Mindhunter, de John E. Douglas. Es una autobiografía de un agente del FBI que fue el pionero en introducir la psicología en la criminología, estudiando así los patrones de comportamiento en crímenes repetidos, y crear el término de asesinos en serie. Con este estudio de patrones de conducta y entrevistas a asesinos ya encarcelados hizo escuela, y ayudó a detener a otros criminales antes de que cometieran más crímenes. Este libro me hizo pensar mucho sobre la cantidad de psicópatas que hay en el mundo…

Como canción voy a escoger Eisbär, del grupo postpunk suizo Grauzone. Siento debilidad por la música de los 80, esta canción forma parte de la BSO de la película Ma vie de Courgette y ronda muchas veces por mi cabeza. César Díaz fue el encargado de hacer la animación de esta escena del baile, y se inspiró en Cristina Acuña, compañera de trabajo (set dresser) y amiga nuestra para hacer el baile del personaje Courgette, también por este motivo cuando la escucho me trae muy buenos recuerdos y me da ganas de bailar.

___________________________

Share.