La profesión del restaurador-conservador en España, la Asociación de Conservadores-Restauradores de España (ACRE)

3

Hemos hablado con Pilar Aguilar, coordinadora de difusión de ACRE, la Asociación de Conservadores-Restauradores de España, que el próximo 28 de febrero realizará una asamblea general anual abierta a todos aquellos que estén interesados en informarse sobre la regularización de los diferentes títulos de conservadores-restauradores en España y quieran saber más acerca de los estudios que deben cursarse para desarrollar esta profesión.

579294_170487373077292_872951064_n

ACRE surgió hace cuatro años con el objetivo principal de conservar el patrimonio español y para que esto sea posible hay que garantizar que esté en manos de personas que se hayan formado en conservación y restauración, que hayan estudiado y se hayan especializado para ello. ACRE es, por tanto, una asociación de profesionales. Nació con la vocación de realizar funciones similiares a un colegio, la profesión no está regulada y existe gente que la está ejerciendo sin tener una formación adecuadas – nos cuenta Pilar-. Se creó la asociación para reunir a aquellos que tienen una titulación en conservación-restauración y además para velar por los intereses de éstos en un ámbito nacional, porque hay que destacar que existen otras asociaciones a nivel autonómico pero exceptuando Cataluña , estas asociaciones son muy pequeñas por lo que su margen de actuación es muy limitado, y aunque necesarias, se necesitaba una asociación que pueda aglutinar los intereses de todas. Nosotros lo hacemos a nuestra vez bajo la confederación europea ECCO, en la que casi todos los países de la Unión Europea están representados. Gracias a ACRE ahora España tiene representación en esta confederación.

10805596_10204707953754104_1632321915202494011_n

El mayor problema al que se enfrenta ACRE es la acción #homologrados, es decir, la regularización y homologación de los estudios de conservador-restaurador, ya que antes de Bolonia existían dos itinerarios diferentes en España: Escuelas Superiores de Conservación-Restauración y licenciados en Bellas Artes con especialidad en Conservación-Restauración. Pilar nos explica: las Escuelas proporcionan un título superior y tiene una duración de cuatro años, como el grado de la universidad, pero no es un grado (es “equivalente”). Con la llegada del plan Bolonia nos encontramos con que los exalumnos que allí estudiaron para poder homologar su título antiguo al actual tienen que cursar un año más con clases presenciales; con el inconveniente de que, al faltar presupuesto, las plazas son muy limitadas; estamos hablando de unas diez o doce plazas, repartidas entre especialidades como pintura, escultura, etc. La manera de acceder a este curso adicional para poder ser equiparados a la titulación actual es la nota media. Esto hace que gente con un notable de media no pueda entrar hasta dentro de años. Otro inconveniente de este curso es que la gente que lo realiza, en algunos casos, ya está trabajando y les resulta muy difícil compaginar trabajo y estudios, por no hablar de lo extraño que resulta para un profesional tener que realizar prácticas como parte del programa del curso. Con Bolonia seguimos teniendo el mismo problema de la duplicidad de titulaciones: los alumnos de las Escuelas Superiores de Restauración y Conservación de Bienes Culturales obtienen un Título Superior mientras que los de las universidades obtienen el Grado en Conservación y Restauración de Bienes Culturales.

10987429_655551944570830_2507127930895411870_n

La solución parece clara: la adscripción de los centros de Educación Artística Superior – las escuelas de diseño y conservatorios están en situaciones similares a la nuestra- a las universidades. Sin embargo, existe un conflicto de intereses económicos que no facilita la puesta en marcha de esta titulación “universal” de conservador restaurador.
Además esta falta de consenso lleva a que antiguos titulados en Conservación y Restauración tengan problemas en el extranjero a la hora de homologar sus estudios. En ACRE les han llegado casos de equiparación a formación profesional superior, habiendo estudiado tres años una titulación equivalente a una Diplomatura y siendo profesionales de la restauración.
Por otro lado, gran parte del trabajo de ACRE se invierte en denunciar las malas prácticas, así como el intrusismo profesional: la asociación vela por la igualdad de condiciones en convocatorias y ofertas de trabajo. Hay casos, por ejemplo, en los que se piden titulados por una escuela en concreto. Esto no puede ser así y es una irregularidad. Una convocatoria pública correcta debe contemplar todas las titulaciones existentes en España: titulados por Escuelas Superiores, licenciados en Bellas Artes con especialidad… Estamos siempre al tanto de las convocatorias que salen y si encontramos irregularidades, las recurrimos. En general, se vuelven a convocar o se subsanan errores.

11006146_10202648294963416_1518979611_n

Folleto que provocó una acción por parte de ACRE

Otra de las acciones más sonadas que llevaron a cabo fue a raíz de una publicidad que inducía a confusión, del Centro Albayzín, y que afortunadamente terminaron corrigiendo: era una imagen donde se daba a entender que ser restaurador es fácil y que no hacen falta títulos, ni estudios superiores, para serlo y que ellos en un curso te enseñaban a restaurar. Nos pareció especialmente grave porque era una entidad pública y además después se realizaba un taller de empleo donde estas personas percibían un salario. En los talleres de empleo de este tipo de cursos a veces el salario es incluso mayor al que un titulado percibe.

ecce-homo-salamanca

Desde tiempos remotos ha existido el intrusismo en la profesión de restaurador y casi siempre ha sido muy difícil detectar estos casos, ya que se producen en comunidades muy pequeñas: Un caso bastante llamativo y que no ha tenido tanta repercusión como el Cristo de Borja, pero que ha sido incluso más grave, es el de la parroquia de Nava de Francia y Madroñal, en Salamanca. Una persona repintó la figura de una manera totalmente inadecuada, fue un escándalo para nosotros.

AsHeyU_CMAEdHMC.jpg-large

Respecto a la infravaloración de la figura del restaurador y al intrusismo, Pilar afirma: Pienso que se debe a un desconocimiento de nuestra profesión y de lo que hacemos. La gente sigue pensando que un restaurador es un pintor. Por otra parte, creo que se debe también a un desprestigio de las humanidades. Este desconocimiento hace que entre un restaurador que va a cobrar por un trabajo profesional o un conocido, aficionado a la pintura, que se preste a “restaurar” una pieza de manera gratuita, la gente no elija al restaurador.
Es necesario que la gente sepa que ser restaurador es una profesión, no un hobby. También tenemos que ser autoexigentes y tener en cuenta qué es lo que se está esperando de nosotros
.

464843_167243616735001_887985989_o

La asociación también tiene un servicio de asesoría para los asociados. La información requerida más común suele ser respecto a trabajos, convenios, salarios, seguros… “Por ejemplo, solicitar asistencia en el recurso de convocatorias y/u ofertas públicas de empleo. Por ahora no tenemos capacidad económica para ofrecer a los asociados cobertura jurídica completa(defensa…etc) pero trabajamos con un bufete de abogados al que consultar, y ahí es a dónde se destina la mayor parte del presupuesto de la asociación [risas], junto a ellos y los contactos profesionales que tenemos los miembros de la Junta Directiva hemos elaborado una serie de documentos modelo para los casos más habituales.

10846269_655705594555465_7789632368490228103_n

Invitación a la V asamblea general de ACRE, que se celebrará el día 28 de febrero en el auditorio Sabatini, en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía

Sobre la asamblea abierta del día 28 de febrero, Pilar nos cuenta: este año es especial no sólo porque hay elecciones dentro de la asociación, sino porque es la primera vez que la acción, #homologrados (homologación de los antiguos estudios a los actuales), se va a explicar de la manera más exhaustiva posible. Acudirán personas que se han encargado de estos procesos de homologación; estarán presentes las personas que han coordinado el proceso y se han encargado de hablar con escuelas, universidades, preguntar en el ministerio… Vamos a contar qué es lo que hemos hecho y en qué fase está este proceso. Se anima a que vengan estudiantes de las Escuelas y las Universidades para que ellos nos den su visión.
Al ser un proceso poco visible, en apariencia, queremos contar todo lo que hemos estado haciendo y en qué hemos invertido el dinero de nuestros asociados, aunque también se pueden ver nuestras cuentas en la memoria anual disponible en la web y en Scribd
.
La acción que se pretende en esta asamblea es un acercamiento a la titulación equivalente a grado para todos, como bien dice Pilar: en igualdad de condiciones y oportunidades laborales.

_____
Más información:
asociacion-acre.com

Créditos de las imágenes: ACRE

Share.

3 comentarios

  1. Proyectos a la medida on

    Una profesión que se tiene que conservar por muchos años