Entrevista a Anna Dimitrova, directora de Montana Gallery Barcelona

3

Montana es la marca más prestigiosa de sprays en España y buena parte del mundo. En 2007 la compañía habilitó un espacio expositivo para que artistas urbanos pudieran mostrar su obra y tres años más tarde, Anna Dimitrova tomó las riendas de Montana Gallery Barcelona con el objetivo de apoyar el arte urbano y dar difusión a artistas que provengan del street art, tanto nacionales como extranjeros, presentando una programación de gran calidad. Recientemente hemos hablado con ella para que nos cuente más detalles sobre su trayectoria y este proyecto artístico.

El espacio de  Montana Gallery Barcelona

El espacio de Montana Gallery Barcelona

IRENE- ¿Cuál es tu formación y trayectoria?
ANNA-
Llevo en el arte más de diez años. Estudié en Madrid Ciencias de la Información, en Barcelona Dirección de Marketing y he trabajado muchos años en agencias de comunicación realizando estrategias para grandes marcas, hasta que un día me di cuenta de que lo que me gustaba de mi trabajo era el arte y la cultura y decidí dedicarme exclusivamente a esto.
Por un lado tengo una empresa de proyectos culturales y artísticos (Nobulo) creada en el 2007, con la cual desarrollamos proyectos esencialmente en el espacio público y con artistas de street art a nivel internacional; por otro lado llevo la Montana Gallery en Barcelona desde el año 2010.

I- ¿Cómo te adentras en el mundo del arte urbano?
A-
Aunque mi formación es en Comunicación, el arte siempre ha sido omnipresente. Con el street art todo empezó de una manera muy casual: organizando un festival con varias disciplinas artísticas, allá por el 2003 en Barcelona, tuve un primer contacto con artistas urbanos y hubo una muy buena conexión con ellos, con lo que hacían, la manera de hacerlo; era una filosofía diferente a las otras disciplinas y de ahí comenzó una colaboración continua, que se ha consolidado a lo largo de los años.

I- Comienzas en la Montana Gallery de Barcelona en 2010, ¿cómo empiezas a dirigir la galería a partir de este momento?
A-
Con Montana todo empezó porque hace unos años organizamos una exposición en el espacio de la galería y funcionó muy bien. A raíz de esto me propusieron llevar la programación y accedí sin dudarlo.
La galería se abrió en 2007, después de la tienda que existe desde el 2004. Desde 2010 empezamos a tener un rumbo más definido y a trabajar de una manera más estudiada, con una programación clara y unos objetivos marcados. Aunque el espacio es el mismo, hemos crecido mucho, en actividad, visibilidad y notoriedad.

Montaje de la exposición actual, "Mug Shots", en la Montana Gallery de Barcelona, del artista Zeta.

Montaje de la exposición actual, en la Montana Gallery de Barcelona, del artista Zeta.

I -¿Crees que comisariar arte urbano difiere de comisariar arte «clásico»?
A-
Sí, es diferente. Con el arte más “clásico” las cosas son más claras con los artistas y los soportes. Con el street art existe la complejidad de que el artista urbano o el graffitero pinta en la calle, con frecuencia de manera ilegal, en formatos libres y tamaños muy grandes.
Llevar este tipo de arte puede suponer no solo un problema de formato, (de hecho muchas veces me preguntan “¿pero cómo expones graffiti, en trozos de muro?”) sino también de concepto: entrar en una galería es entrar en un sistema al cual normalmente estos artistas se oponen.
Así que buscamos fórmulas para que todo sea fluido y coherente. Los artistas se adaptan al espacio cerrado, a soportes más convencionales y nos acercamos entonces a lo que es una exposición en galería.
Aunque sigue habiendo casos de artistas que no quieren exponer porque va en contra de sus principios, y lo entiendo y lo respeto, ellos siguen desarrollando libremente su trabajo en el espacio público.

I- Es cierto que existe un debate sobre los artistas urbanos que exponen en galerías y espacios tradicionales.
A-
Cuando pintan en la calle los artistas son más libres, más salvajes. En la calle hay un entorno que habla, con el cual interactúan, y con el cual conviven. El propio muro inspira por su forma, textura, color, situación… Habla por sí solo, cosa que no pasa con el papel o la tela en blanco.
En galería es ir más a lo convencional, con soportes que se puedan trasladar, que se puedan comprar. Es domesticar el lado salvaje sobre sobre papel, tela, madera…
Aunque algunas veces la calle entra en la galería también a través de los soportes. Artistas como C215 o Ernest Zacharevic, que hemos expuesto últimamente, utilizan objetos, maderas, puertas, tablas… Encontrados en la calle sobre los que pintan.

I- Muchas veces los montajes de vuestras exposiciones son muy llamativos y atractivos. ¿Suele ser iniciativa de los propios artistas, eres tú como comisaria la que propone esas puestas en escena, o es un trabajo conjunto?
A
– Normalmente para las exposiciones doy carta blanca a los artistas, porque es su universo, es su mundo interior que muestran al exterior. Es cierto que lo comentamos antes de empezar: vemos qué cosas pueden quedar mejor y cuáles no tanto, pero siempre es libre el artista de querer pintar los muros; de querer poner obras pequeñas o grandes, en el medio, en el suelo, en el techo o donde quiera. Los días de montaje previos a la exposición son bastante mágicos, porque ahí es donde se crea este universo. Después de cada exposición pintamos los muros de blanco y es un poco “a ver qué pasa ahora”. Cada vez es una experiencia diferente y muy intensa.

Piezas en el montaje de la exposición "Orgullecida" de C215, en 2013

Piezas de la exposición «Orgullecida» de C215, en 2013

I- Fuisteis la primera galería especializada en arte urbano en Barcelona, ¿qué es lo mejor y lo peor de esto?
A-
Fue la primera y sigue siendo la única. El arte urbano ha tenido un boom en estos últimos años, se ha puesto muy de moda, se ha masificado, se ha hablado mucho sobre él y muchas galerías han empezado a integrar artistas que vienen del arte urbano a sus espacios. Con Montana Gallery no ha sido así, ya que desde el primer momento que se abrió el espacio siempre fue dedicado al graffitti y al arte urbano. Incluso en 2004 ya se hacían pequeñas exposiciones en la tienda, antes de la apertura del espacio de la galería.
Somos la única galería en Barcelona dedicada exclusivamente al arte urbano. Convivimos con otras galerías que incluyen a artistas urbanos o que programan exposiciones de éstos.
Lo mejor es que somos una referencia. Lo peor… ¡Nada! [risas]

I- ¿De qué manera os interrelacionáis la tienda, el restaurante y la galería?
A-
Los tres espacios están bajo el paraguas Montana, pero cada uno funciona de una manera independiente. En la galería llevo la programación, los artistas. En la tienda, por su lado, se gestiona la venta de pintura en spray y otros materiales, y el restaurante toda la parte gastronómica. Hay comunicación entre los tres espacios y lógicamente nos ayudamos. Por ejemplo, si la tienda quiere hacer un taller, cedemos el espacio de la galería, si queremos hacer una presentación de un libro con catering, podemos hacerlo en el restaurante, etc.

I- ¿Cuáles son los objetivos de la galería?
A-
Dar a conocer artistas de arte urbano, tanto nacionales como internacionales. Esto siempre ha sido el objetivo base, ya que al principio no había espacios de este tipo para dar difusión a estos artistas. Hoy en día hay un público creciente y el interés por el arte urbano es cada vez mayor. Intentamos satisfacer esta demanda por parte del público y de los coleccionistas. Ofrecemos una programación en la cual hay artistas muy conocidos y artistas menos conocidos pero en los cuales creemos profundamente y sabemos que van a llegar muy lejos.
Cumplimos estos dos objetivos, exponer a jóvenes promesas, y por otro lado, artistas más consolidados que nuestro público nos pide. Hay mucha demanda de ciertos artistas y cada vez que exponemos uno de ellos son acogidos con un gran éxito, como por ejemplo lo han sido las exposiciones de Aryz, Etam Cru, Mark Bodé

Montaje de la exposición "Aliens" de Sloke, Rei, Haste y Jaber en 2013

Montaje de la exposición «Aliens» de Sloke, Rei, Haste y Jaber en 2013

I- ¿Cuál dirías que es el perfil del coleccionista de arte urbano?
A-
Sobre todo internacional. Digo esto porque aproximadamente el 90% de las ventas las hacemos fuera de España. Es esencialmente europeo o norte americano; entre los 35 y 45 años, casi siempre hombres, seguidores de la corriente del arte urbano.
Es cierto que a veces tenemos compradores que pasan por la galería, se enamoran de una obra y se la llevan, pero son casos puntuales. Hay grandes coleccionistas que siguen muy de cerca a los artistas, sus trayectorias, lo que se expone, las programación de las galerías, festivales y demás.

I -¿Por qué no hay tanto coleccionista de arte urbano en España, es debido a la crisis?
A-
Básicamente por la situación económica. Hace unos ocho o nueve años las cosas funcionaban mucho mejor, se vendía todo. Con esta nueva y compleja situación económica lo primero que se recorta es lo menos esencial, y comprar arte, desgraciadamente para muchos, entra en esta categoría. Los últimos años han cerrado galerías y espacios extraordinarios, y aún estamos arrastrando esto. Obviamente hay espacios que funcionan mejor que otros, pero nosotros con nuestra temática funcionamos mejor fuera de España, porque aquí aún hay poca gente que esté interesada en comprar arte urbano.

Montaje de la exposición de Neko, "Hype", en 2011

Montaje de la exposición de Neko, «Hype», en 2011

I- ¿Crees que existe un coleccionismo de inversión en el arte urbano?
A-
Totalmente. Sobre todo en países como Francia, Inglaterra y Estados Unidos, donde hay una cultura del street art más anclada y documentada, hay un afán de comprar para hacer una inversión. A nosotros ya nos ha pasado vender obras y que a los dos años tripliquen su precio. El movimiento del street art crece muy rápidamente, los artistas se dan a conocer globalmente y los precios de sus obras suben deprisa.

I- Habéis asistido a ferias de arte contemporáneo como Swab o Casa Arte.¿Asistís a otras o tenéis previsto asistir? Para las galerías de arte contemporáneo las ferias son los lugares más favorables para la venta, ¿sucede igual en vuestro caso?
A-
Hemos asistido a pocas, pero estamos planeando asistir a más.
Nuestros clientes internacionales funcionan muy bien con Internet. Estamos en un mundo digital intercomunicado en el que todo es cercano e inmediato: en cuanto sacamos un catálogo en la web podemos tener pedidos en los cinco minutos siguientes desde Estado Unidos, Singapur, Moscú o Berlín. Internet es una gran herramienta para la venta de arte.

I- ¿Podríamos veros en ARCO, por ejemplo?
A-
Espero que sí, algún día. En cuanto abran un poco los criterios y acepten galerías y artistas de arte urbano. Sí que hay algunas galerías que están empezando a introducirlos, se hacen algunos proyectos fuera de las galerías para ARCO… Pero espero que llegue el día en que ARCO acepte una galería puramente de arte urbano.

I- ¿Os habéis sentido discriminados por ser una galería de arte urbano?
A-
A veces sí, sobre todo en España. No te toman tan en serio como si fueras una galería “clásica”, porque el arte urbano es bastante nuevo aún y en España no está tan valorado como en otros países, no ha entrado en los museos y no está tan estabilizado como para decir que es un arte mayor. Ahora se están dando unos pequeños pasos para que entre en el arte contemporáneo, pero aún queda trabajo por hacer.
En Europa hay un acercamiento más claro por parte de los museos, hay cierto interés por mostrar el arte urbano, sin embargo, todavía se queda en la puerta. Muchas veces las acciones que hacen los museos con los artistas urbanos son de muros afuera, pintan fuera, pero solo pocos llegan a entrar en las salas.

Stand de Montana Gallery Barcelona en la feria Swab 2013

Stand de Montana Gallery Barcelona en la feria Swab 2013

I- Montana tiene una fuerte presencia en distintas redes sociales, ¿son éstas un pilar principal para vuestra actividad como galería?
A-
Son importantes pero más para la marca que para la galería.
Para la galería este tema es más especifico porque el público es diferente, no vamos a un público tan amplio, no vamos a los escritores o a todo el mundo que compra spray; vamos a los coleccionistas y, afinando más aún, al comprador de arte urbano. Funcionamos de manera más selecta, con mailings por ejemplo, y una comunicación personalizada.

I- ¿Tiene Montana Gallery Barcelona plantilla de artistas? En caso negativo, ¿por qué no?
A-
No. Esto es una particularidad nuestra. Normalmente las galerías trabajan con una plantilla de artistas a los cuales representan y exponen. Nosotros trabajamos de una manera diferente: exponemos continuamente artistas nuevos, es decir, no trabajamos en exclusividad con ninguno, porque hay una cartera de artistas de arte urbano impresionante y creo que nuestro deber es darlos a conocer el máximo posible, en vez de cerrarnos a un número y tener artistas en exclusividad.
Es nuestra manera particular de trabajar, acorde con nuestro objetivo, que es dar a conocer el mayor número de artistas posible.

I- ¿Está la galería abierta a recibir portfolios?
A-
Sí, de hecho recibimos una cantidad enorme de propuestas de todo tipo, pero lo cierto es que pocas encajan, porque curiosamente nos suele escribir mucha gente que no viene del arte urbano, con lo que de entrada ya les decimos que, aunque su trabajo puede estar muy bien, no encaja en nuestro perfil.

I- ¿Qué buscáis en un artista a la hora de seleccionar su trabajo?
A-
Lo primero de todo es que sea un artista que tenga una trayectoria en arte urbano, espacio publico, en calle… Que haya este background para que pueda entrar en nuestro perfil de exposiciones. A partir de ahí, que encaje el estilo y la forma, que vaya en nuestra línea y tenga sentido en nuestra programación.

I- Vuestra programación se caracteriza por la presencia de artistas extranjeros y nacionales, ¿intentas que haya algún tipo de paridad en ese aspecto?
A-
Para mí es muy importante que haya un equilibrio entre artistas nacionales e internacionales porque lo que no queremos convertirnos en un galería que sólo presenta artistas de fuera. No seria nada coherente porque en España hay grandes talentos y es nuestro deber darlos a conocer.

Obra de Mark Bodé para la exposición colectiva "Homenaje a Moebius", en 2013

Obra de Mark Bodé para la exposición colectiva «Homenaje a Moebius», en 2013

I- Un homenaje a Moebius y al nacimiento del cómic en EEUU, ¿son el cómic y la novela gráfica otros géneros que os puedan interesar en la línea de la galería?
A-
Tienen mucha relación con el arte urbano. Los artistas de street arte se inspiran mucho en el mundo de la ilustración y son dos universos conectados, sobre todo a nivel de los personajes figurativos que surgen en el graffiti, en las expresividad y en la forma de dibujar. Entonces, aunque hacer estas dos exposiciones salía un poco de nuestra linea expositiva tenía mucho sentido hacerlas.

I- ¿Qué próximos proyectos hay en Montana Gallery?
A-
Para este año te puedo adelantar dos exposiciones con las que estoy muy entusiasmada. Una de ella es con los Ultraboyz, una crew con artistas extraordinarios que hemos conseguido reunir para hacer una exposición a principios de julio. Justo antes de ellos vendrán dos artistas de Latinoamérica, Elian y Pastel, para exponer juntos por primera vez en Barcelona.

Mural del artista Pastel © Festival La Escocesa, Barcelona

Mural del artista Pastel
© Festival La Escocesa, Barcelona

I- ¿Prevé Montana abrir otras Montana galleries en España?
A-
Este año no tenemos previsto abrir ninguna, nos quedamos como estamos. Pero Montana tiene varias tiendas en España que realizan pequeñas exposiciones.

I- Nos gustaría que nos recomendases una canción y un libro.
A-
El libro: “El hombre que plantaba árboles” de Jean Giono, es un pequeño libro que todo el mundo debería leer.
La canción: «Friday I’m in Love», de The Cure.

_________

Más información:
Montana Gallery Barcelona
C/ Comerç 6, 08003 Barcelona
Horario: de lunes a sábado de 10:00 a 21:00. Domingo cerrado

Créditos de las imágenes: Montana Gallery Barcelona, Laura Chacón para Montana Gallery, Pastel

 

 
Share.