El barco de Teseo

0

La fábula del barco de Teseo se convierte en el hilo conductor de una exposición colectiva que habla sobre el concepto de identidad y cómo de cambiante, flexible y fluctuante puede llegar a ser ésta, a través de las obras de jóvenes artistas y bajo el comisariado de Nerea Ubieto.

La sala Amadís del Instituto de la Juventud, Injuve, acoge la exposición “El barco de Teseo” hasta el 1 de mayo, comisariada por Nerea Ubieto y dentro del programa de ayudas Injuve para la Creación 2014 que tiene por objetivo la promoción del arte emergente.
La comisaria ha estructurado la muestra en torno al mito del barco de Teseo, en el cual Teseo acudía a Creta en un barco para rescatar a los atenienses que eran enviados como tributo al famoso laberinto del minotauro. Tras matar al minotauro y liberar a los jóvenes atenienses, Teseo vuelve en barco a Atenas y es recibido como un héroe, pasando el barco en el que viajó a ser considerado un icono de libertad, coraje y éxito. El barco se intentó conservar el mayor tiempo posible como símbolo de esa victoria y encarnación de la identidad de los atenienses; para ello era necesario reparar, reemplazar y recomponer piezas de la nave para conseguir que siguiera en pie. Este hecho dio lugar a la paradoja del barco de Teseo, en la que se cuestiona si tras todas las modificaciones materiales, el barco seguiría siendo el mismo, si seguiría siendo ese icono de la identidad ateniense.

Solimán-López.Identidad,11

Solimán López, «Identidad», fotografía, 2011

El tema identitario es una de mis grandes inquietudes, sin embargo, no me decidía a abordarlo por su amplitud y por las veces que ha sido tratado – explica la comisaria Nerea Ubieto-. No quería caer en la repetición o el aburrimiento, entonces fue cuando leyendo el libro del filósofo Daniel Tubau «Nada es lo que es. El problema de la identidad», ensayo que recomiendo enardecidamente, me topé con la paradoja del barco de Teseo. Me cautivó por completo y pensé que sería interesante articular el discurso de la exposición a partir de ella. Le aportaba un enfoque diferente, metafórico y al mismo tiempo establecía una continuidad con el pensamiento de la antigua Grecia, poniendo de relieve que la problemática de la identidad siempre ha sido objeto de grandes interrogantes.
A través de las obras de quince artistas emergentes, la exhibición nos propone una reflexión sobre el concepto de identidad y cómo puede cambiar, ser recompuesta o reemplazada por partes o completamente y, sin embargo, el concepto de identidad permanece.

Rosana Antolí, "My animal print" video performance, 2012

Rosana Antolí, «My animal print», video performance, 2012

En la muestra encontramos la obra de Rosana Antolí, “My animal print”, una vídeo perfomance en la que la artista delimita un círculo con sus pies impregnados en tinta y comienza a bailar dejando huellas más nítidas, otras menos, unas se salen del espacio marcado, otras se agrupan en una parte concreta… Una metáfora de nuestros propios límites, a menudo autoimpuestos, y nuestras experiencias que, como las pisadas, nos pueden marcar más o menos, de maneras intensas o llevándonos fuera de nuestras fronteras personales.

Zigor-Barayazarra.Vídeo

Zigor Barayazarra, «Best cry ever», vídeo, 2011

La identidad puede ser construida a base de dichos, apoyarse en creencias o por el contrario desligarse de todo esto, como propone la obra de Zigor Barayazarra ,“Best cry ever”, donde explica cómo la identidad masculina suele ir asociada con ciertos comportamientos, como que los hombres no lloran nunca y que siempre son valientes, pero la realidad es otra bien diferente; Barayazarra muestra hombres que lloran, que se sienten solos o que tienen miedo sin dejar de ser masculinos.

Pachi-Santiag-claudia

Pachi Santiago,»Guess» de la serie «Copying Claudia», 2012

En la muestra podemos ver algunas de las obras del proyecto “Copying Claudia” de Pachi Santiago en el que el artista juega con la imitación y adoración de las top models como iconos a seguir, fundiendo su imagen con la de Claudia Schiffer, sin perder masculinidad y jugando con los aires andróginos que muchas veces presentan las maniquíes. Con este proyecto cobra un sentido tangible la idea de las identidades creadas a partir de nuevas piezas que reemplazan a las originales.
El concepto de identidad evoluciona, como lo hace la sociedad, así Ubieto afirma: Las identidades actuales son mucho más artificiales, ficticias, maleables, espectaculares,»visibles»…Entrecomillo el último adjetivo porque en realidad son solo visibles a nivel de apariencia, creo que la verdadera identidad está más oculta que nunca. Enseñamos lo que queremos que vean, preparamos un escaparate perfecto de cara a los demás, pero ¿cuánta autenticidad hay en todo esto y cuantas experiencias reales? Hemos pasado del auge de la interioridad a la exposición abierta de nuestra intimidad.

Dalila Virgolini, "Mis fotos de perfil", serie en proceso.

Dalila Virgolini, «Mis fotos de perfil» serie en proceso.

La identidad en y a través de las redes sociales es un tema que aborda la obra de Dalila Virgolini, “Mis fotos de perfil”, un gran mural en el que podemos ver sus fotos de perfil de Facebook de los últimos meses donde, aunque no lo parezca, aparece siempre ella cambiando su atuendo, peinado, maquillaje… En definitiva, creando múltiples personalidades, tantas como posibilidades de parecer otra persona bajo el manto de seguridad del anonimato y la comodidad de estar en casa que proporciona la red.

Olalla Gómez, "Segundo ciclo", fotomontaje, 2011

Olalla Gómez, «Segundo ciclo», fotomontaje, 2011

La obra de Olalla Gómez “Segundo ciclo” recupera el concepto de reutilización y recomposición del que hablábamos respecto al barco como símbolo de identidad a través del tiempo, salvo que en este caso los materiales son domésticos y son símbolos de cotidianeidad pero también de personalidad e intimidad. Gómez ha realizado fotografías de muebles abandonados en la calle y ha creado las diferentes habitaciones de una casa realizando collages con cada uno de los elementos hallados, dándoles una segunda identidad conformando un hogar fortuito pero manteniendo su uso y utilidad.

María-Platero.-Los-múltiples,09

María Platero, «Los múltiples», instalación, 2009

En la instalación “Los Múltiples” María Platero realiza una metáfora visual de las distintas capas que forman nuestro ser, nuestra identidad. Láminas de una misma cara pero con ligeras modificaciones, pequeñas muestras de nosotros mismos que crean un todo y que no se comprenden sin el resto.
Además de estos artistas podemos encontrar en “El Barco de Teseo” a Edurne Herrán, Nacho Martín Silva, María Revuelta, Inma Herrera, Juan Zamora, Antonio Fernández Alvira, Sonia Navarro, Javier Chozas y Solimán López. Respecto a esta selección de artistas, la comisaria nos cuenta: La selección de artistas estuvo condicionada por la calidad de sus obras, la correspondencia de su discurso personal con el mío y la accesibilidad que me proporcionaron en todo momento. Para mí es muy importante contactar con los creadores, contarles mi proyecto, contrastar opiniones y sacar reflexiones comunes. También tuve en cuenta la heterogeneidad de los formatos, la frescura de las piezas y que fueran piezas atractivas en todos los sentidos. Me gusta pensar que es una exposición «disfrutona», apta para el público de fuera del mundo del arte.

___
Más información:
Web de la exposición

Créditos de las imágenes: cortesía de la comisaria y los artistas

Share.

Comments are closed.

http://www.ahmagazine.es/best-selling-vacuum-cleaner-2021/