El origen del mundo de Pilar Albarracín

0

La galería Javier López abre la temporada con la exposición “El nuevo mundo” de Pilar Albarracín, la cual ha sido incorporada a sus artistas representados. Una muestra que posee la esencia de la artista, a la vez que innova y traslada un mensaje feminista. Hasta el 12 de noviembre.

Se suele pensar que Pilar Albarracín es una artista consagrada y por supuesto que lo es. Pero no nos equivoquemos: consagrada no es encasillada, ni acomodada. La artista sevillana nos sorprende con esta exposición en el espacio de la galería Javier López de Madrid, no sólo por la ausencia de vídeos o performances, ni por que no haya referencias folclóricas, tan habituales en su obra.
Nos presenta obras visualmente muy atractivas, aunque puede que un poco alejadas del entendimiento de un público general sin una pequeña base teórica sobre el trabajo de la artista.

Obras pertenecientes a la serie "Mandalas"

Obras pertenecientes a la serie «Mandalas»

Albarracín ha estado trabajando en una serie de obras que homenajean el famoso cuadro de Courbet “El origen del mundo”, que ahora se exhiben en esta exposición.
La muestra habla del nuevo origen del universo, de las nuevas mujeres que ahora mismo son el origen del nuevo mundo que habitamos.
Rinde también homenaje a Valie Export, mediante la interpretación de la famosa obra de la artista “Pantalones para la acción: pánico genital” (1969), donde Valie Export, vestida con unos pantalones abiertos en la zona de los genitales entraba a un cine x, armada con una metralleta. Albarracín presenta una serie de dibujos de mujeres desnudas en lo que parece ser un ambiente de biblioteca o librería. Cada una tiene una pequeña descripción de su currículum, ¿quizás son las armas de cada una?

Las licenciadas. Del pánico genital (1969) al pánico laboral (2014)

Las licenciadas. Del pánico genital (1969) al pánico laboral (2014)

Sin duda la artista nos ofrece una reflexión sobre la mujer como persona, sobre el espíritu feminista de la tercera ola y el papel actual de la mujer en la sociedad y sus relaciones con otras mujeres.
En los dibujos de “El secreto” abre una nueva era del voyeurismo: tangas, que parecen úteros en la distancia, que encierran desnudos debajo de ellos que enseñan, pero de forma velada, un pecho, un clítoris o lo que podría ser un pene. Pequeñas ventanas en esos tangas de papel que dan pie a la imaginación, el morbo de lo oculto, lo prohibido y lo que cubre.

A la izquierda una obra de "Mandalas", a la derecha los collages de "El secreto"

A la izquierda una obra de «Mandalas», a la derecha los collages de «El secreto»

En este sentido parece que se le da la vuelta a las teorías feministas que enseñan sus cuerpos desnudos como medio de denuncia. Assumpta Sabuco i Cantó explica: “para la mayoría de feministas, exponer la genitalidad femenina origina rechazo o deseo porque rompe la norma de lo que no debe verse. De ahí que muchas artistas hayan multiplicado las obras que visibilizan la vagina y la vulva para transgredir o transformar la sociedad” .
Albarracín va un paso más allá: propone la elipsis del cuerpo y de los genitales femeninos, y los sustituye por prendas íntimas, como tangas en el caso de la serie “El secreto”, o bragas, en el caso de la serie “Mandalas”.

PIAL_El_nuevo_mundo__Inst__view_40

Obras de la serie «Mandalas»

En estos trabajos se exponen bragas, componiendo sobre un lienzo formas circulares, pertenecientes a diferentes mujeres del círculo de amistadas de la artista. Prendas íntimas que identifican a cada mujer: más altas, más bajas, más gordas, más flacas, más jóvenes, más mayores, más sencillas, más sofisticadas. Son personas, son mujeres pero dentro de todo eso, hay un origen espiritual del mundo, un nuevo modelo de feminidad que es el origen de este nuevo mundo, el actual. Cada prenda es una mujer, que cuenta una historia y todas juntas cuentan la historia de la mujer, como símbolo, no como fetiche, ni como concepto feminista, es algo más profundo. Por esto la forma de mandalas, una conexión trascendental entre todas esas desconocidas que exhiben para nosotros una parte de su vida, de la vida más íntima, para que nosotros la hagamos nuestra.
Las bragas como objeto íntimo se descontextualizan en el momento que se le dan a la artista y comienza a trabajar con ellas: manipularlas, componer, coserlas, se convierten en un concepto artístico, en materia artística aunque no dejan de poseer parte de la personalidad de cada una de sus dueñas. Sobre estas obras, la propia Pilar Albarracín afirma: “quería trabajar en una composición artística que implicase a la gente. Es un proceso largo que me gusta mucho. No sé si ha visto algún reportaje de los monjes budistas haciendo mandalas pero es un trabajo muy laborioso, y lo mismo tuve que hacer yo uniendo una braga de una niña de 16 años con una de una señora de 80, un tanga con una braga más grande. No es una geometría perfecta pero es que en la realidad la perfección no existe, aunque las cosas reales aportan datos, certezas.”

_R7A42540

El recorrido por esta sala se completa con unos dibujos que tratan de nuevo la cuestión de género, a través de unos zapatos rojos de mujer, que nos recuerdan a la performance “Bailaré sobre tu tumba”, salvo que en esta ocasión los zapatos representan a una mujer invisible.
En la siguiente sala podemos ver los últimos bordados de la artista, con una fuerte inspiración oriental, parece ser que del Feng Shui, interpreta los comportamientos humanos a través de movimientos de peces en una pecera, mediante geometrías, desencuentros, grupos o individuos solitarios contracorriente.

Parte de los bordados de la serie "Peces de la suerte"

Parte de los bordados de la serie «Peces de la suerte»

El bordado es una técnica recurrente en la artista, que ella misma analiza así: “hago uso del bordado, que está muy asociado a todos los trabajos que han realizado las mujeres como medio de expresión. Siempre me he planteado el seguir utilizando este tipo de artes menores vinculadas mas a la feminidad,como se entendía antes, que a una actitud mucho más artística y más masculina por otro lado. Y a la vez a mí me hace sentirme muy bien con lo manual”.

Vista exterior de la galería Javier López

Vista exterior de la galería Javier López

Esta visión mística de la mujer, unida al extensión de la galería Javier López crea un mar de sensaciones que merecen la pena ser vividas, una conexión entre obra y espacio que ayuda a la comprensión de la exposición.
_______________

Más información:
Texto de Assumpta Sabuco i Cantó sobre la exposición
Web de Pilar Albarracín
Galería Javier López
c/Guecho, 12, Madrid
Horario: lunes a viernes de 10:00 a 17:00 o previa cita.
Créditos de las imágenes: Galería Javier López, Pilar Albarracín.

Share.

Comments are closed.

http://www.ahmagazine.es/best-selling-vacuum-cleaner-2021/