Entrevista a Ana Juan, ilustradora

1

Si hiciésemos una lista de ilustradores españoles consolidados, con una larga trayectoria y trabajos publicados tanto en España como a nivel internacional, el nombre de Ana Juan siempre estaría entre los seleccionados. Licenciada en Bellas Artes por la Universidad Politécnica de Valencia y ganadora del Premio Nacional de Ilustración en 2010, es conocida principalmente por su trabajo editorial y las ilustraciones que realiza para prensa, medio en el que destacan sus portadas para The New Yorker. He charlado con ella para que nos contase un poco más sobre sus inicios y proyectos actuales.

El estudio de Ana Juan en Madrid

El estudio de Ana Juan en Madrid

TINA – Me gustaría comenzar hablando de los inicios de tu trayectoria en revistas como La Luna o Madriz, donde empezaste a finales de los 80 con un tipo de trabajo que no has vuelto a realizar desde entonces, historieta gráfica.
ANA JUAN –
 Siempre me ha gustado contar historias y en aquel momento el mundo de la ilustración no estaba tan desarrollado, no había tantas oportunidades y la imagen visual no tenía la aceptación que tiene ahora, por eso comencé a desarrollar mi trabajo profesional en el ámbito del cómic. Pronto me di cuenta de que ese no era mi camino y probé con otras cosas, lo que pasa es que tuve la suerte de aprender publicando, para lo bueno y para lo malo, porque tus éxitos y fracasos se quedan ahí.

T – Aunque has publicado ilustrado libros de literatura infantil y juvenil, no te consideras una ilustradora de libros para niños.
AJ – 
Nunca había buscando la ilustración del libro infantil y viendo mi trabajo para adultos y editorial, nada parecía abocar a un trabajo de ese tipo. Sin embargo, y quizás por ese motivo, me pidieron las ilustraciones de un libro infantil, Frida, aunque tampoco es lo que se puede uno imaginar de una obra de ese tipo ya que la infancia de Frida fue una auténtica tragedia. A este libro siguieron cinco o seis más, pero después el mundo infantil y yo nos alejamos (risas). No me considero a gusto y si uno no se siente cómodo en ciertos medios, es mejor centrarse en los que uno realmente quiere.

Ilustración de Ana Juan para "Frida"

Ilustración de Ana Juan para «Frida»

T – ¿Con qué tipo de encargos te sientes más cómoda?
AJ – 
Textos para adultos, clásicos… Textos que yo pueda llevar a mi terreno y reinterpretar. Por ejemplo en mi último libro, Otra vuelta de tuerca de Henry James, tuve toda la libertad para hacer mía una obra que ya contaba con un gran número de versiones. Disfruto mucho de ese tipo de trabajos.

T – Además tienes otro tipo de trabajos en los que eres autora tanto de las ilustraciones como de los textos.
AJ – 
Si, pero no lo hago de manera habitual. Me gusta contar historias con imágenes y de vez en cuando, apoyarlas con un texto, que ambos vayan de la mano. No soy escritora, por lo que en esos casos mis historias siempre empiezan por las imágenes, y a partir de las ilustraciones escribo las historias.

Ilustración del libro "Otra vuelta de tuerca"

Ilustración del libro «Otra vuelta de tuerca»

T – Has publicado tus trabajos en España, Italia, Estados Unidos, algunos países latinoamericanos…
AJ –
 En estos días en normal tener una trayectoria internacional y trabajar para editoriales y medios extranjeros, las cosas en ese sentido hoy en día son mucho más fáciles. En el caso de Estados Unidos, he trabajado para The New Yorker, también para la serie Fairyland, pero tampoco te creas que mucho más.

T – Las condiciones económicas en EEUU son sin duda mejores, pero luego se suele comentar que existe una mayor preocupación por lo políticamente correcto.
AJ –
 Hay mucho control editorial, a veces en España se da mucha más libertad, el hecho de que el editor te deje hacer lo que quieras no suele pasar allí. Sin embargo, económicamente no se puede comparar con lo que se puede ganar en España, tampoco los derechos que tienes allí como ilustrador. Aquí por desgracia hay que seguir peleando en ese sentido.

Ilustración del libro "Amantes"

Ilustración del libro «Amantes»

T – De entre todos tus proyectos editoriales, ¿cuáles son tus predilectos?
AJ –
 Cada proyecto tiene una historia detrás y te ha enseñado cosas, unas veces para bien y otras para mal, pero todos y cada uno tienen su lugar. Si tuviese que destacar alguno, quizás destacaría Amantes, no tanto por mi sino por la repercusión que tuvo el libro. ¿Por qué la tuvo, qué ve la gente en él? A mi se me escapa. Snowhite me dio la oportunidad de interpretar con libertad un cuento clásico y aprendí a trabajar el blanco y negro, algo con lo que siempre había tenido un problema a nivel técnico. Además de eso hay muchas otras cosas, carteles, portadas… Siempre hay obras que me gustan más que otras, pero no son necesariamente las que al público más le gustan o las que más pueden gustan. Siempre hay ilustraciones que a mi me parecen más acertadas pero no son de un gusto popular.

T – ¿Cuál sería un ejemplo de esa situación, un trabajo que el público no haya acogido tan bien pero que a ti te parezca muy acertado?
AJ –
 Hay una portada del New Yorker que es de las que menos respuesta han tenido y sin embargo, tanto para el editor como para mi, es de las mejores. Fue al comienzo de la guerra de Irak y trataba sobre el papel de los medios en el conflicto, porque en aquel momento quedó claro de que si no había fotos o imágenes, era como si no hubiese guerra.

Portada de Ana Juan para The New Yorker

Portada de Ana Juan para The New Yorker

T – Ahora mismo en España están surgiendo muchos editores independientes que apuestan por textos clásicos y obras ilustradas para adultos, ¿cómo valoras este momento editorial?
AJ –
 Creo que es un momento que tiene mucho que ver con la situación que estamos viviendo. Se buscan iniciativas pequeñas porque hay que lograr que los libros sean más especiales, que sea un producto que no compita con el libro electrónico, sino algo más sensorial, que se disfruta de otra forma porque se puede tocar, oler, contemplar… Por otra parte, se utilizan mucho los clásicos porque están libres de derechos, entonces la edición es mucho más económica y puede ponerse a un precio asequible para el público. Además, creo que hay un efecto llamada y que se ha ido creando un gusto en el público, un público que además ha crecido con imágenes, lo que ha hecho que haya varios proyectos similares en el mercado.

Ilustración para el libro "Wakefield"

Ilustración para el libro «Wakefield»

T – ¿Qué tipo de cosas influencian tu trabajo?
AJ – 
Uno no puede ser ajeno a lo que a uno le gusta o le impresiona y eso puede ser la pintura flamenca, los frescos de Pompeya, la música, el cine, una frase que has leído, un momento que has vivido…Todo eso influencia una obra.

T – ¿En qué proyectos trabajas actualmente?
AJ –
 Estoy acabando el cuarto libro de la serie de Fairyland, también trabajando en el cuarto libro de la colección Spaccacuore, publicada en Italia, que queremos tener listo para la Feria de Bologna de 2015. Por otra parte, acabo de publicar un catálogo de una selección de mis trabajos con la editorial Logos que presentaré a finales de octubre en la Feria de Lucca. También asistiré a la Feria del Libro de Guadalajara para presentar los últimos trabajos que he publicado con Edelvives. Mi próxima exposición tendrá lugar allí en México e incluirá las ilustraciones de cuatro de mis trabajos.

T – Para concluir, me gustaría pedirte que nos recomiendes un libro y una canción.
AJ –
Como libro recomendaría un clásico, Lolita de Nabokov, por transgresor y emocionante. En cuanto a canción, por ejemplo Killing me softly de Roberta Flack.

Más información:
Página web de Ana Juan
Tienda online

Ilustración de "L'isola", colección Spaccacuore.

Ilustración de «L’isola», colección Spaccacuore.

Créditos de las imágenes: Cortesía de la autora.

Share.

1 comentario

  1. Pingback: Libros para 2015

http://www.ahmagazine.es/best-selling-vacuum-cleaner-2021/