Entrevista a EspadaySantacruz Studio

0

Las apps de autor o fotoapps, son un nuevo medio de publicación desarrollado por el estudio de diseño en Madrid, EspadaySantacruz Studio, cuyos tres socios, Juan Santacruz, Miguel Espada y Nerea Goikoetxea, vienen de sectores muy diferentes, con un interés común por la imagen, la cultura, las bellas artes y la tecnología. Fue Nerea quien nos concedió el encuentro para explicarnos los inicios del estudio, en qué consiste el proyecto y cuáles son las apps que hasta ahora han desarrollado.

El equipo de EspadaySantacruz Studio

El equipo de EspadaySantacruz Studio

En un principio, el estudio estaba integrado sólo por Juan y Miguel, entonces profesores en la Facultad de Informática de la Universidad Complutense de Madrid con formación en Filosofía y Bellas Artes, ambos, por tanto, con un perfil híbrido. Nerea, gestora cultural y fotógrafa, que estuvo muchos años trabajando en La Fábrica, se unió a ellos y en 2011 montaron el estudio. El proyecto está dirigido al mundo de la comunicación y la publicidad, ninguno de ellos tenía en su momento nada que ver con esos campos, pero han conseguido aunar imagen y tecnología dentro del mundo de la cultura y del arte, que es un mundo con otro ritmo, otros tiempos y presupuestos.

A su lado trabaja un equipo bastante amplio de empleados y colaboradores con los que arrancan proyectos. Tienen dos vías de trabajo: la parte de investigación y de prototipos de proyectos que autofinancian o para los que buscan una financiación externa, uno de estos proyectos es The Portable Photo, que nace por un interés interno del equipo y para el que se buscó la financiación de la ayuda a Industrias Culturales del Ministerio de Educación Cultura y Deporte. La otra vía son los proyectos que les permiten dar sostenibilidad al estudio de EspadaySantacruz, que son los encargos específicos, puesto que no tienen un catálogo de servicios, ya que el estudio no está sometido a limitación alguna en lo que respecta a nivel tecnológico: La tecnología es nuestra herramienta. No es un impedimento, sino un uso que hacemos de ella, pero lo mismo creamos un mapping que una realidad virtual, una visualización de datos, etc. No nos da miedo la tecnología, sino que para nosotros es una ayuda.

Karma 2

«Karma» de Óscar Monzón

The portable Photo es un proyecto que nace de un interés del propio estudio, como se ha dicho anteriormente, debido a que los tres socios tienen un vínculo personal y profesional con el sector de la fotografía, sobre todo con la comunidad de gestores, editores y autores que hay en Madrid. En España se ha desarrollado mucho el fotolibro como un medio de expresión, de difusión y divulgación de las obras fotográficas, incluso en el plano discursivo, porque el propio libro forma parte de la obra; es decir, los fotolibros son vistos como piezas en sí mismas. Y ellos se percataron de que en lo fotográfico había una necesidad de explorar otros territorios en torno a las nuevas tecnologías y los soportes digitales. Al venir los miembros del estudio del mundo de la fotografía y del de la tecnología, tenía que surgir de manera natural esta comunión y teníamos la oportunidad de explorar estos nuevos soportes con contenidos fotográficos, recalca Nerea.

Los Modlin 3

«Los Modlin» de Paco Gómez

Hasta este momento, se habían hecho PDF o libros enriquecidos con vínculos a vídeos, audios, etc. Por lo que les parecía un terreno muy poco explorado, en el que las posibilidades son mayores cuando la interactividad forma parte del contenido del proyecto: No hemos encontrado nada como esto, quizá exista en el mundo, no creemos que sea algo que nosotros hemos inventado, sino que era algo que estaba en el ambiente. Siempre digo que hemos rescatado algo que es el sentir común, el sentir de los tiempos. Nosotros teníamos el equipo para hacerlo y nos aventuramos.

"Abstract" de Alejandro Marote

«Abstract» de Alejandro Marote

Para llevar a cabo The Portable Photo contactaron con el editor independiente Gonzalo Golpe, con el que ya tenían una relación personal, y que entendía muy bien lo que querían hacer. Su papel es buscar los autores concretos que pueden funcionar bien en este proyecto, no sólo discursiva o estéticamente, sino también con un compromiso fuerte, puesto que supone muchas horas de dedicación: No es «te dejo las fotos y vosotros hacéis lo que queráis», sino que es un compromiso, ya que conceptualizar una app es autoría, del mismo modo que hacer un fotolibro o montar una exposición. Si no fuera de esta manera, con el compromiso y la participación plena de los autores, sería una app realizada con el proyecto de otra persona. Sería más bien apropiacionismo.

Karma 1

«Karma» de Óscar Monzón

Por definición, The Portable Photo Collection es una colección de apps de autores, concretamente fotógrafos españoles. Pero además, por otra parte, ofrecen The Portable Photo Service, que es un servicio de asesoramiento y desarrollo que el estudio ofrece a otros autores, con la experiencia que ha dado la colección, para poder desarrollar sus trabajos y es válido para artistas de toda índole que utilicen la imagen.

Los Modlin 2

«Los Modlin» de Paco Gómez

El proceso de creación de una app de autor o fotoapp pasa por distintas fases, como cualquier otro proyecto: investigación, pre-producción, diseño y producción, ejecución, evaluación y, finalmente, divulgación, difusión y comunicación. Y en todos estos pasos siempre está el autor presente. En primer lugar seleccionan al autor en función de sus gustos personales y afinidades, prefiriendo potenciar la cantera española, le explican la filosofía del proyecto y le ofrecen todas las herramientas para que pueda explorar con ellos las posibilidades que existen, trabajando conjuntamente. A continuación hacen un mapa conceptual, que será la base del proyecto antes de empezar a desarrollar la app, para hacerse una idea de cómo podría funcionar. Dar con la clave de la interactividad que tendrán las apps es lo más importante y también lo más difícil porque no se puede hacer algo arbitrario o anecdótico, porque de otro modo no funcionaría y la interactividad sería gratuita.

Libro Los Modlin

Por el momento han desarrollado tres, una de ellas es el proyecto Los Modlin, que son trece años de investigación del fotógrafo Paco Gómez a través del archivo fotográfico y documental de una familia de artistas estadounidenses, con una gran singularidad, que se habían pasado la vida intentando ser reconocidos. Paco se apropió de las fotografías cuando las encontró en la basura e hizo uso de ellas de diferentes maneras: interpretaciones, reconstrucciones… Realizó un gran proyecto artístico del que recientemente había autopublicado un libro, con parte de la larga historia de los Modlin, gracias a una campaña de crowfunding. Juan Santacruz había comprado el libro a través de esa campaña y casualmente acabó siendo uno de los proyectos que quisieron sacar adelante en The Portable Photo. La app empieza de este modo: “Ahora tú puedes convertirte en investigador, observa las fotografías y ayuda a recomponer ese puzzle familiar. Si consigues alcanzar la meta podrás ayudar a la consecución de los sueños de los Modlin”. Y así es, se desarrolla como una aventura gráfica. En Los Modlin, la clave era el juego, pues cuando Nerea leyó el libro se dijo que quería ser Paco porque se imaginaba formando parte de esa investigación y de ahí surgió la funcionabilidad de la app.

"Los Modlin" de Paco Gómez

Retrato de los Modlin

 

Karma, de Óscar Monzón, se publicó en un fotolibro que tuvo mucho éxito y ganó el Photobook de Aperture Foundation en 2013, que es un gran premio a nivel europeo [1]. En el fotolibro sólo hay fotos y en la app hay fotos y vídeos inéditos. Cuando entras en ella, arranca un sonido que nos es familiar, de obligación de ponerte el cinturón de seguridad en un coche, en este caso, la app te obliga a ponerte los auriculares porque así tienes una relación más intensa y claustrofóbica con lo que sucede. Karma es un trabajo desarrollado en Madrid entre 2009 y 2013, y el autor presenta el coche como un medio de locomoción que no está separado de quien lo conduce. Explora la relación que establecemos con el coche de competitividad y agresividad y expone los actos íntimos que se llevan a cabo dentro del vehículo en el espacio público con una secuencia de imágenes fragmentadas que combinan partes del cuerpo y piel con carrocerías agresivas.

Karma 3

«Karma» de Óscar Monzón

Actualmente acaban de sacar Abstract de Alejandro Marote, compuesta de imágenes analógicas que se han escaneado y nunca antes se habían visto, excepto en una exposición en Navarra. Son conexiones entre seiscientas fotos que se dividen en los cuatro elementos: tierra, agua, fuego y aire, con el sonido del éter como acompañamiento. Las fotos están conectadas por un código de programación y según te vas acercando a un píxel, ese píxel es el color medio de la siguiente foto; así por ejemplo, si te acercas a uno rojo, te lleva a una foto que tiene esa medición.

Abstract 1

«Abstract» de Alejandro Marote

Cada una de las apps, por tanto, tiene su propia historia y cada autor es diferente: No buscamos autores de un tipo de perfil, al contrario, unos son más intimistas, otros más documentales, otros son más oscuros e inmersivos… Así pues, EspadaySantacruz es un estudio totalmente inmerso en el siglo XXI, que apuesta por los nuevos medios de publicación y tecnologías en la creación fotográfica contemporánea.

Abstract 2

«Abstract» de Alejandro Marote

 

[1] Cfr. Paris Photo: www.parisphoto.com

____
Más información:

EspadaySantacruz Studio

losmodlin.com

Créditos de las imágenes: cortesía EspadaySantacruz Studio, blogs.elpais.com

Share.

Comments are closed.