Entrevista a Raúl Lázaro, artista y diseñador

0

Hace tan sólo unos meses descubrí el fantástico trabajo de Raúl Lázaro, el diseñador alicantino responsable del estudio Escuela de Cebras, gracias a su participación en el colectivo la Sociedad del Collage de Madrid. Desde entonces, sigo de cerca la obra de este artista polifacético, autor de trabajos de diseño gráfico editorial, branding, tiradas limitadas de objetos, collages y desplegables. Entre sus últimos proyectos, destaca el diseño de la colección de la Editorial Dos Bigotes.

Tina – Me gustaría comenzar esta entrevista preguntándote por tu formación y cómo ha repercutido en tu trabajo creativo.
Raúl – Yo estudié Arquitectura en la Politécnica y seguramente por eso, no es difícil encontrar entre mis trabajos referencias arquitectónicas, planos o Letraset, elementos que inconscientemente muchas veces forman parte de mi tablero de juego. Y por otro lado, cambiar de escalas —pasar del detalle a lo general y de vuelta— es habitual en mi proceso de trabajo.


T – ¿Cuáles fueron tus primeros pasos a nivel profesional?
R – Durante un tiempo alterné mis trabajos profesionales con los más personales, pero cuando empiezas a recibir más encargos y proyectos de este segundo apartado y disfrutar haciendo lo que te gusta todo es un poco inesperado y genial. Algunos premios y un par de becas de arte me ayudaron a dar este salto.

T – Una curiosidad…¿De dónde viene el nombre de «Escuela de cebras» con el que firmas?
R – Viene de una situación un poco absurda y divertida de cuando vivía en Rótterdam y por otra parte me gusta porque el nombre permite contener los a veces muy diferentes proyectos en los que trabajo.

Trabajo de Raúl Lázaro para la Editorial Dos Bigotes

Trabajo para la Editorial Dos Bigotes

T – Eres un artista polifacético, realizas collages, proyectos de diseño editorial y diseño gráfico, también has creado series limitadas de objetos. ¿En qué campo te sientes más cómodo?
R – Suelo trabajar con materiales que tengo a mano, fáciles de manipular y con los que me siento cómodo como papel, cartón, tela o cualquier cosa susceptible de ser mutilada. Conocer los materiales con los que trabajas te permite llevarlos al límite y ver qué pasaría si. Pero en realidad me siento igual de cómodo tanto en la ilustración, el diseño editorial o en el diseño de objetos porque al final la pregunta que siempre ronda mi cabeza es: « ¿cuál sería la portada del libro que te gustaría leer o la taza en la que te gustaría beber?». Ahora mismo estoy con un proyecto de interiorismo con el que me lo estoy pasando genial.

Collage de la serie "Excursiones imprevistas"

Collage de la serie «Excursiones imprevistas»

T – En principio diseñabas cubiertas de libros como un proyecto personal pero eso te ha llevado a realizar trabajos para editoriales como Alpha Decay y Dos Bigotes. ¿Cómo ha sido tu proceso de trabajo en estos casos?
R –
Como decía antes, muchos proyectos personales —como poner vestidos nuevos a libros que me gustaban— bastante libres han dado el salto a encargos reales. En el caso de las editoriales, algunas veces los editores ven que tu trabajo les encaja con la historia que quieren contar y otras veces consiste en hallar un lugar intermedio entre lo que quieren y tu aproximación a ello. En el caso de Dos Bigotes, fue un encuentro increíble porque coincidimos en casi todo y es un placer trabajar con ellos.

T – ¿Cómo valoras el diseño editorial español en la actualidad?¿Qué editoriales y diseñadores te parecen especialmente interesantes?
R –
Creo que cada vez hay más editoriales que apuestan por un diseño editorial diferente, cuidado y con mimo, y esos pequeños detalles los lectores lo valoran mucho. Porque para algunos como yo el libro es un objeto en el que cada detalle configura su carácter y por eso cada libro es diferente­—y esto es algo que nunca conseguirán las ediciones digitales—. Todos tenemos en mente las portadas de Daniel Gil para Alianza, que sin duda marcaron un antes y un después en el diseño editorial español. Me encantan las diseñadoras Coralie Bickford-Smith e Irma Bloom, la colección de poesía que diseñó Marie-Christine del Castillo para Renacimiento me tocó dentro y el cariño que le ponen editoriales como Barbara Fiore, Libros del Zorro Rojo o Media Vaca a los libros le sale por los poros.

Cojín diseñado por Raúl Lázaro.

Cojín diseñado por Raúl Lázaro.

T – Eres uno de los socios de la Sociedad de Collage de Madrid, un colectivo muy activo que organiza exposiciones, también talleres, actividades y realiza proyectos como el fanzine/poster «de la A a la Z». ¿Cómo surge esta colaboración y que destacarías de este proyecto conjunto?
R –
Al final ha sido un encuentro muy natural, dado que muchos de nosotros nos conocíamos en persona o por nuestros trabajos y coincidíamos en bastantes eventos por Madrid. Hemos desarrollado bastantes expos, talleres y publicaciones. En mi caso, el collage es una herramienta —como lo es la pintura o la fotografía— para expresar ideas, es más un medio que un fin en sí mismo. Por eso en la Sociedad tenemos afinidades pero todos somos muy diferentes, lo que nos enriquece los unos a los otros.

Su estudio de Madrid

Su estudio de Madrid

T – ¿Cómo es tu proceso de trabajo a la hora de realizar un collage?¿El azar juega un papel importante o partes siempre de una idea o concepto previo?
R –
El mío es un proceso más de quitar que de poner, donde el blanco del papel en muchos casos es más protagonista que la imagen. Es una especie de juego de equilibrio entre lleno y vacío y ante la duda, siempre quito cosas. Como dice Enric Satué: «una imagen vale más que mil palabras, siempre y cuando esta imagen contenga las mil palabras». Cuando empiezo un proyecto no tengo prejuicios y la mesa se llena de recortes, apuntes y dibujos, como un brainstorming total, que poco a poco voy acotando con unas reglas propias que, a la manera del pescador, van dando cerco al resultado final. Otras veces la idea te aparece muy clara en tu cabeza o dibujada en un papel e intentas construirla para ver si funciona como te la imaginas. Los procesos no dependen del tipo de encargo y a veces para trabajos pequeños el camino ha sido largo y al revés. Lo errores, el azar y los descartes juegan su papel también, que han dado lugar a algunos de mis trabajos más queridos, con finales sorprendentes e inesperados.

T – ¿En qué proyectos trabajas actualmente?
R –
Estoy diseñando e ilustrando una colección de libros para la editorial Dos Bigotes, unos diseños para unas camisetas, retomando un libro personal que tenía aparcado y un proyecto de interiorismo. También trabajando en una serie de collages para una expo en los próximos meses.

Trabajo para la Editorial Alpha Decay

Trabajo para la Editorial Alpha Decay


T – Por último, me gustaría que nos hablases de tus referentes, tanto artísticos como literarios.
R –
Buff…son muchos, por decir algunos a los que suelo volver recurrentemente: Ulises Carrión, Jacques Carelman, Leopoldo María Panero, Antonio Pérez, Sophie Calle, Brossa, Roald Dahl, Perec, Burroughs, Cortázar o Vila-Matas. Aunque lo cotidiano —o el reborde de la realidad, como decía Gómez de la Serna—suele ser mi mayor archivo de ideas.

En su estudio

En su estudio


Más información
Página web de Escuela de Cebras
Perfil en facebook
Página web de la Editorial Dos Bigotes

Crédito de las imágenes:
Fotografías de Elena del Rivero
Imágenes de los trabajos: Cortesía del autor.

Share.

Comments are closed.

http://www.ahmagazine.es/best-selling-vacuum-cleaner-2021/