El tiempo íntimo de Francesca Woodman

0

Francesca Woodman fue una fotógrafa norteamericana nacida en 1958 en una familia de artistas plásticos. Estudió en la Escuela de Diseño de Rhode Island, en la que obtuvo una beca de intercambio durante un año con la Academia de Bellas Artes de Roma, donde se sintió atraída por el surrealismo y el futurismo.

house3-700x694
Tuvo una gran producción, más de 800 imágenes, sobre todo de autorretratos como exploración íntima del “yo”, habitualmente desnudos en interiores ruinosos, donde nos muestra su cuerpo fusionado con los propios objetos o vestida con ropas desaliñadas. Casi siempre mezclando una intensa sexualidad con la pura inocencia, motivos que, personalmente, me llevan a pensar en la edad que tenía cuando fueron tomadas esas fotografías, comenzando cuando tenía 13 años hasta su temprana muerte, como reflejo de una existencia todavía inmadura, descubridora de la propia persona y del sentido de uno mismo en el mundo.
1239296074_francesca-woodman-from-polka-dots-providence-rhode-island-1976-p025_web_2-jpg-700x730
3-francesca-woodman-untitled-1980_-700x698
Francesca-Woodman-Self-deceit-1-Rome-Italy-1978-C-George-and-Betty-Woodman
A los 21 años se trasladó a Nueva York para probar suerte con su carrera fotográfica, pero fracasó sin que nunca pudiera llegar a ganarse la vida con la fotografía, y eso, junto con una ruptura sentimental, le abocó a una depresión. Algo que se ve reflejado en la atmósfera desgarrada y oscura de sus imágenes.

“Esta noche no estoy contenta. Pienso y hablo a menudo de mi detestable tendencia al romanticismo. Creo que el esfuerzo de deshacerme de esta actitud en mi trabajo ha tenido un extraño efecto en mi vida. La fotografía es también una manera de conectar con la vida. Hago fotos de la realidad filtradas a través de mi mente”.

francesca-woodman-space-2-providence-1977-700x704
About-Being-My-Model-Providence-Rhode-Island-1976-C-George-and-Betty-Woodman
A los 22 años se suicidó tirándose por una ventana, dejando una obra de una gran innovación para la época. Lejos de los cánones comerciales o de la belleza estereotipada de la fotografía de moda, nos muestra algo único, íntimo, secreto, enigmático, cautivador y sobre todo, propio.

Como dijo Francesco Manetto en un artículo para El País, en Francesca Woodman existe “un sentido primordial: hacer, fotografiar y escribir sólo lo que le apetecía. Rechazar lo esperado. […] A pesar de los viajes y las estancias en lugares fascinantes, nunca menciona las muy fotogénicas fuentes de Roma ni el ritmo frenético de la Gran Manzana”. Y el padre de la fotógrafa, George Woodman, nos cuenta que “[…] escribía cosas sobre su mundo personal, que viajaba con ella».
1238845934_francesca-woodman-untitled-new-york-1979-p140-web-700x696
Su obra, junto con lo que pensaba y sentía, te deja el cuerpo helado:

Mi vida en este punto es como un sedimento muy viejo en una taza de café y preferiría morir joven dejando varias realizaciones en vez de ir borrando atropelladamente todas estas cosas delicadas.

___

Más información:

Artículo de Francesco Manetto para El País.
Vídeo en el que el crítico de arte Fernando Castro Flórez, nos ofrece un breve estudio sobre la obra de Francesca Woodman.

Créditos de las imágenes: www.cvltnation.com, www.bjp-online.com

Share.

Comments are closed.

http://www.ahmagazine.es/best-selling-vacuum-cleaner-2021/