Nicolás de Lekuona, la poesía del fotomontaje.

0

Fue un artista multidisciplinar de principios del siglo XX, cuya vida y cuya carrera artística fueron truncadas por la guerra, muriendo a los 23 años, aunque dejando una extensa obra, y eso hace que se plantee la pregunta: ¿cómo hubiese continuado la trayectoria del artista de seguir vivo?

Fue uno de los máximos representantes de la vanguardia de principios de siglo XX en el País Vasco. Nicolás de Lekuona, nacido en 1913 en Villafranca de Ordizia (Guipúzcoa) ya mostró especial talento artístico desde pequeño y aunque nació el primero de una numerosa familia su padre era veterinario, profesión que en la época le proporcionó una estabilidad económica a la familia. Su acomodada posición hizo posible que Nicolás disfrutara de una buena educación desde niño, esto ayudó a su inquietud lectora y artística. Además tuvo cámara fotográfica desde joven, realizando fotografías y fotomontajes desde temprana edad.

Sin título. Fotografía ca 1925

Sin título. Fotografía ca 1925

Con tan solo 19 años, en 1932, ya contaba con suficiente obra como para poder realizar su primera exposición en su ciudad natal y también comenzó a contemplar la posibilidad de marchar a Madrid para estudiar y poder desarrollar su carrera artística.

La obra con la que participó en la muestra, colectiva, pertenece a una serie llamada “Pintura industrial” aunque la pintura no fue la tipología más prolífica en su trayectoria artística, a diferencia del dibujo y del fotomontaje, este título ya apuntaba las influencias del artista, apasionado de la arquitectura y del diseño.

"Hecho en Pombo". Tinta barrida y papel. 1933

«Hecho en Pombo». Tinta barrida y papel. 1933

Fuertemente influenciado por los paisajes industriales vascos, nunca llegó a congeniar con la escuela de la pintura vasca del momento(de hecho tuvo algunos detractores), aunque sí poseyó fuertes lazos con el escultor Jorge Oteiza con quien mantuvo una amistad y con quien planeaba lanzar una carrera cinematográfica, de hecho se conserva el guión de “guión para las cosas solas”, que de haberse llegado a rodar hubiese sido un importante referente dentro del surrealismo español.

En 1932 marcha a Madrid a iniciar los estudios para ser aparejador. Sin embargo, la muerte de su padre hace que su futuro quede marcado: cuando termine de estudiar tendrá que volver a Guipúzcoa a trabajar.

Sin título. Fotomontaje. 1934

Sin título. Fotomontaje, collage. 1934

Sus años en Madrid los pasa junto a Jorge Oteiza, Joaquín Gurruchaga y Narkis Balenciaga, entre otros, dibujando y leyendo -incluso escribiendo poemas- especialmente a los poetas de la generación del 27, por los que siente un especial interés. También devora obras de Ramón Gómez de la Serna, y es seguidor de la primera Escuela de Vallecas.

Influenciado también por todas las nuevas vanguardias del momento, como el surrealismo y el  futurismo experimenta con varias disciplinas, pero si hay una en la que destaca especialmente, además del dibujo, es el fotomontaje.

Sin título. Fotomontaje. 1935

Sin título. Fotomontaje. 1935

Los fotomontajes de Lekuona cercanos a Moholy Nagy, Rodchenko, Benjamín Palencia, sintetizan un poema fílmico en muchos casos, pero también en ocasiones tienen la inmediatez del mensaje político”.

Si ya desde joven destacaba por sus fotografías bajo influencias de la Bauhaus, sus fotomontajes le proporcionan un mundo de posibilidades a la hora de expresarse, no sólo realizando una nueva composición de la imagen dada, sino añadiendo palabras o fragmentos de poemas. Se adentra en un estilo de fotomontaje que recuerda muy de cerca a Josep Renau, aunque con unos aires surrealistas, a veces futuristas, que podrían tener relación con el tema del “tacto sutil”, tan presente en su obra; objetos que parecen tocarse ligeramente, dedos que rozan, pero no tocan, quizás este concepto podría provenir del manifiesto que escribió Marinetti en 1921, titulado «Tactilismo»

"Tactos sutiles". Técnica mixta sobre cartón. 1930

«Tactos sutiles». Técnica mixta sobre cartón. 1930

Su parte surrealista, más presente en las fotografías, mediante máscaras, disfraces y otros accesorios fue tratada por Lekuona desde joven, afirmando sus hermanos pequeños que recuerdan cómo él mismo se fabricaba sus propios disfraces y máscaras, que utilizaba para sesiones fotográficas.

Sin título. Fotografía. 1935

Sin título. Fotografía. 1935

El comienzo de la guerra se acusa también en su obra, que comienza a ensombrecerse por momentos y denota tintes autobiográficos, en ocasiones casi premonitorios.

Sin título. Fotomontaje y tinta y lápiz. 1934

Sin título. Fotomontaje y tinta y lápiz. 1934

En 1935 termina sus estudios de aparejador en Madrid, y vuelvo a Villafranca de Ordizia, donde trabaja un tiempo con un arquitecto, dando lugar a creaciones arquitectónicas muy interesantes.

Cuando entran las tropas franquistas en el País Vasco, Lekuona piensa en incluirse en el bando nacionalista, sin embargo por consejo familiar no lo hace, aunque pasa formar parte de la falange para conseguir ser aceptado y bien visto bajo el dominio franquista. Esto le llama a participar en las Quincenas de GU y a publicar algunos retratos en un diario falangista.

Sin título (¿autorretrato?). Fotografía. 1937

Sin título (¿autorretrato?). Fotografía. 1937

Finalmente fue llamado a filas y enviado al frente como camillero, recogiendo heridos y cadáveres. Murió en un bombardeo en Frúniz (Vizcaya) por fuego amigo en el mes de junio de 1937.

La trágica muerte del artista en otras circunstancias seguramente habría elevado su trabajo, sin embargo su vida y obra pasaron inadvertidas durante unos cuarenta años, hasta que su familia promovió exposiciones a finales de los años setenta y la profesora Adelina Moya en los años años ochenta catalogó su obra, redescubriéndonosla.

Indudablemente si Nicolás de Lekuona hubiera sobrevivido a la fatídica Guerra Civil española, no nos cabe duda de que hubiese seguido evolucionando, y jugando con todas las disciplinas con las que trabajaba. Hubiésemos disfrutado más de él y de su obra, y seguramente no hubiese sido olvidado durante tantos años.

__________

Más información:

Museo Virtual Nicolás de Lekuona

Dossier de exposición en la Galería Guillermo de Osma (2008)

Ficha de exposición en el MNCARS (2004)

Monografía de la Fundación EuskoMedia

Share.

Comments are closed.

http://www.ahmagazine.es/best-selling-vacuum-cleaner-2021/