El viaje en el tiempo de Dominique Gonzalez-Foerster

0

Desde el 13 de marzo hasta el 19 de octubre, la exposición Splendide Hotel nos traslada a otra época en el Palacio de Cristal del Parque del Retiro de Madrid, sede del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía. Una instalación creada a partir de relatos, libros, poemas y figurados viajes en el tiempo, en concreto a los años finales del siglo XIX.

La instalación de Gonzalez- Foerster cobra sentido por completo en el Palacio de Cristal del Retiro y la historia del mismo. Construido en 1887 por el arquitecto Ricardo Velázquez Bosco con motivo de la exposición general de las Islas Filipinas de ese año, donde se expondrían plantas autóctonas del país. La arquitectura típica de la época, a base de hierro y cristal, maravilló a las gentes de aquellos tiempos. El Palacio de Cristal del Retiro se inspiró, a su vez, en el Crystal Palace de Londres.

Vista del Palacio de Cristal

Por otro lado, tan sólo un año antes de la construcción del Palacio de Cristal del Retiro, Arthur Rimbaud publica Las Iluminaciones, poesías en prosa, compiladas en un solo tomo. Es ahí donde encontramos nombrado por primera vez el Hotel Splendide:

<<Madame *** instaló un piano en los Alpes. La misa y las primeras comuniones se celebraron en los cien mil altares de la catedral. Partieron las caravanas. Y el Splendide-Hôtel fue edificado en el caos de hielos y noche polar.>>
Fragmento del poema “Después del diluvio” de . A. Rimbaud, incluido en Las Iluminaciones, 1886.

Sin embargo, existieron varios Hotel Splendide reales como, por ejemplo, uno en el que veraneaba Proust con su familia cuando era un niño. Fue cuando comenzó el boom turístico y la creación de hoteles; la expansión cultural se daba en estos edificios y más que lugares de hospedaje, se convertían en lugares de intercambio de opiniones, de lecturas, de conocimientos. Y es que Dominique Gonzalez-Foerster ha creado su propio hotel, como Rimbaud hizo con el Splendide Hotel, en un lugar que fue y sigue siendo espléndido, el Palacio de Cristal. La artista homenajea los años que rodearon a la creación del Palacio de Cristal y la publicación de Las Iluminaciones de Rimbaud, y juega con el espacio y el concepto de hotel; de alojamiento para crear un viaje temporal, en el que las habitaciones son mecedoras y los muebles, libros.

mecedoras Splendide Hotel

Nada es casual en la instalación de Gonzalez-Foerster: las mecedoras son de la marca Thonet, que comenzó a producirlas en serie a partir de 1880. Las lecturas seleccionadas para disfrutar mientras nos balanceamos suavemente, son obras clave de finales del siglo XIX, junto con los libros y autores favoritos de la artista: es esta una forma de mostrarse ella misma, de hacer algo personal la instalación, de firmarla de algún modo. Los tomos a leer constan de tres libros diferentes agrupados en un volumen y están traducidos en diferentes idiomas, ya que como todos sabemos, en un hotel se hablan varias lenguas.
En mitad del espacio abierto del Palacio de Cristal, encontramos una habitación de paredes transparentes y con una alfombra que recuerda a la de los viejos hoteles con encanto de finales del siglo XIX o principios del XX, o incluso a la que podría haber albergado el Palacio de Cristal cuando fue construido. En medio de esta habitación hay un par de botas. Este es el espacio imaginario que se nos presenta dispuesto a jugar con nuestra fantasía, el espacio donde podemos divagar sobre otras personas. Personas que quizás han estado antes en un hotel, en nuestra habitación, en nuestra mecedora del Palacio de Cristal; personas que vivieron mientras se levantaba el Palacio de Cristal, o que visitaron uno de los Splendide Hotel que existían. Personas que como nosotros viajaron, leyeron y escribieron y compartieron sus vivencias.

Habitación interior Splendide Hotel

No es la primera vez que Dominique insta a viajar en el tiempo a través de sus instalaciones, de hecho juega a menudo con este concepto, siempre basado y apoyado por bibliografía. En la instalación TH.2058, realizada en la Turbine Hall de la Tate Modern de Londres, en 2008, hablaba del futuro Londres del año 2058, con fuertes influencias de la novela de George Orwell 1984, y por supuesto de su autor fetiche, Enrique Vila-Matas, también presente en los tomos de Splendide Hotel. La artista transporta al espectador a través de agrupaciones de obras de artistas como Louise Bourgois, Henry Moore o Calder en escultura; Godard, Truffaut, Chris Marker o Antonioni en cine; además de incluir doscientas literas de hierro, en cada una de las cuales reposaba un libro, autores como Mike Davis, K. G. Ballard, o Ray Bradbury. Todo esto junto con plantas exóticas.

TH 2058

La obra de Gonzalez-Foerster siempre va ligada a una bibliografía que influye fuertemente tanto en la artista como a la hora de producir sus instalaciones. También realiza performances/ instalaciones de influencias cinematográficas, como en la obra M.2062 (Scarlett) de 2013, donde basaba la acción en el persona de la película “Lo que el viento se llevó”, Scarlett O’Hara.

No es la primera vez que la artista expone en España, lo hizo anteriormente en el MUSAC de León, con la exposición Nocturama* en 2008, donde a través de una experiencia multisensorial con audio, cine, libros e instalación, Gonzalez-Foerster nos adentraba en ambientaciones y contextos en los que espacio y tiempo eran confusos.
Para conocer mejor los viajes temporales figurados de esta artista, lo recomendable es acercarse al Palacio de Cristal, sentarse en una mecedora, leer y dejar que nuestra imaginación nos lleve al siglo XIX, o mejor aún: al nunca inaugurado Splendide Hotel de Madrid.

_____
Horario Palacio de Cristal:
Todos los días de la semana, entrada gratuita.
De abril a septiembre: de 10:00 a 22:00
De octubre a marzo: de 10:00 a 18:00

Más información:
Entrevista con la artista
Web de la exposición

Créditos de las imágenes: Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, Tate Modern

 

Share.

Comments are closed.

http://www.ahmagazine.es/best-selling-vacuum-cleaner-2021/