Stephen Shore en la nueva sala de la Fundación Mapfre

1

Stephen Shore es un fotógrafo neoyorquino cuyas aportaciones en el lenguaje fotográfico sirvieron de referencia para la creación de nuevos conceptos y nuevas formas de ver a mediados de los años sesenta, un momento en el que el debate sobre si la fotografía podía o no considerarse arte estaba en plena efervescencia.

Una de las cosas más interesantes de Shore es que cuando reflexionaba sobre una práctica fotográfica, experimentaba con ella y después la dejaba de lado para dedicarse a otra. Es un fotógrafo que continuamente se preguntaba sobre su propio quehacer fotográfico, poniéndose límites y superando las barreras que las propias herramientas de trabajo le ponían. Así, por ejemplo, los proyectos «Greetings from Amarillo. Tall in Texas» y «American Surfaces» experimentan con las posibilidades de la instantánea y la estética amateur.

El primero es una serie de diez postales de monumentos de la ciudad de Amarillo, sin información alguna sobre ellos. Y en «American Surfaces», uno de sus proyectos más famosos, imitó la estética amateur, sin preocuparse por la belleza de las imágenes, en lo que fue un diario visual de sus viajes por Estados Unidos, que no mostraba las atracciones turísticas harto conocidas, sino la cotidianeidad de su día a día.

Stephen Shore 1

Montaje de «American Surfaces»

American Surfaces

American Surfaces

«Uncommon Places», otro de sus proyectos más famosos, también se puede contemplar en la muestra. En 1973, Shore retoma el color en la fotografía artística utilizando una cámara de gran formato, contrariamente al canon de la época que era el 35mm y el uso del blanco y negro. Observando las calles y pueblos por los que viajaba tuvo la idea de fotografiarlos en color.

El libro del proyecto fue publicado en 1982 y fue una especie de Biblia para los nuevos fotógrafos que usaban película de color, porque junto con William Eggleston, su trabajo probó que la fotografía en color, como la pintura o la fotografía en blanco y negro, podía ser considerada un tipo de arte.

De la serie Uncommon places

De la serie «Uncommon places»

De la serie Uncommon places

De la serie «Uncommon places»

Pero, curiosamente, a inicios de los ’90 decidió volver al blanco y negro, película que utilizaría durante los diez años siguientes, rechazando el nuevo canon de la utilización del color para la fotografía artística que precisamente se había impuesto por sus trabajos anteriores. Y de esta época, tiene por ejemplo la serie de fotografías que hizo en los yacimientos de Hazor y Ascalón en Israel o el proyecto «New York City», con el que estudió el movimiento de la street photography.

yacimientos

Yacimiento de Hazor, Israel.

 

ny

Montaje de «New York City»

Otro de los proyectos de la muestra es «The Book of Books», en el cual el fotógrafo volvía a reflexionar sobre las limitaciones de las herramientas y, para ello, elaboró libros con un programa de autoedición en 24 horas con el resultado de la publicación de un total de 83 libros. Efectivamente, no tienen un diseño muy cuidado, lo que conlleva una pérdida de esencia al libro fotográfico, consistente no sólo tener en cuenta la obra que se recopila en él, sino también en que el libro forme parte de la obra.

La exposición se encuentra en la nueva sala Bárbara de Braganza de la Fundación Mapfre de Madrid y estará hasta el 23 de noviembre de este año.

________

Más información:
Microsite de la exposición

 

Créditos de las imágenes: Fani Iglesias, www.salesdeplata.com, www.dailymail.co.uk, www.americansuburbx.com, www.guiadelocio.com, www.eldiario.es

 

 

Share.

1 comentario

  1. Pingback: Construyendo mundos

http://www.ahmagazine.es/best-selling-vacuum-cleaner-2021/