Un arte realmente útil

1

El Museo Centro de Arte Reina Sofía expone hasta el 9 de febrero “Un saber realmente útil”. Una exposición colectiva que cuenta con más de treinta artistas de todo el mundo y que se atreve a hablar de educación y política sin remilgos.

Desde tiempos antiguos se ha utilizado el arte como herramienta educativa, una prueba de ello es el románico y sus esculpidas historias bíblicas en iglesias, catedrales y monasterios para que el pueblo, analfabeto entonces, entendiera lo que les depararía en caso de pecar, o cómo Jesucristo fue crucificado. Aunque la relación de la iglesia con el arte es uno de los casos más claros de utilización del arte como transmisor de valores, también lo han hecho reyes, emperadores y cargos de poder en general, desde tiempos mucho más antiguos. El binomio arte/poder siempre se ha entendido inseparable,la clave la encontramos en el hecho de que el arte culturiza, difunde conocimiento e ideas, y además lo hace de una manera muy efectiva ya que al no ser entendido como educación formal – es decir, dentro de un aula- la predisposición del alumnado suele ser mucho más abierta y receptiva. Es por tanto una herramienta formativa muy poderosa. Y puesto que el poder es política, el arte es política.
“Un saber realmente útil” saltaba a los medios de comunicación al poco de ser inaugurada por la denuncia que provocó una pieza del colectivo argentino Mujeres públicas, por parte de la Asociación Española de Abogados Cristianos contra el director del museo, por delito contra la libertad religiosa, hecho que no ha dado más que fama a la exhibición. Eso sí, ningún periódico es capaz de mantener la imparcialidad respecto a la información sobre la denuncia.

La pieza del colectivo Mujeres Públicas que desató la polémica.

La pieza del colectivo Mujeres Públicas que desató la polémica.

La dirección del museo ha querido guardarse las espaldas indicando al comienzo de la muestra que las opiniones vertidas son cosa de la exposición y que nada tienen que ver con la opinión o actitud del museo. También avisa de que el contenido puede herir la sensibilidad del espectador, como antaño se decía en los telediarios cuando emitían imágenes violentas.
“Un saber realmente útil” toca la tecla más delicada de la sociedad al pretender demostrar el poder educativo del arte en escenarios pedagógicos fuera de lo común, anti académicos y basados en experiencias autogestionadas y colectivas. Evidentemente este contexto conlleva una actitud antisistema, entendiéndose por esta palabra una educación al margen de lo establecido.
El origen de la muestra son las organizaciones obreras de Reino Unido que a lo largo de 1820 y 1830 formaron, de manera colectiva y autogestionada, programas educativos paralelos a los oficialesque estaban compuestos solamente de estudios dirigidos a su aplicación en la industria, para mayor beneficio de los empresarios. El concepto de un saber realmente útil viene cuando se comienza a educar con una base humanística y cultural, cuando se cultiva la mente, las ideas y las opiniones al margen de la productividad comercial.

Para un saber realmente útil, como el de los obreros ingleses del XIX, es necesario el libre acceso a la información como propone la obra de Marcell Mars denominado ciberactivista y creador de una máquina escaneadora de libros que no pertenece a ninguna marca o patente anterior y que es de libre reproducción por cualquiera. A través de este escáner Mars propone que nos convirtamos en bibliotecarios en el proyecto www.memoryoftheworld.org, prestando de forma gratuita y universal obras propias o bajo licencias de Creative Commons.

“Estudiar, estudiar y actuar nuevamente” del colectivo Chto Delat?

“Estudiar, estudiar y actuar nuevamente” del colectivo Chto Delat?

La instalación del colectivo ruso Chto Delat?, “Estudiar, estudiar y actuar nuevamente” inunda de color una sala con aires de biblioteca, llena de libros de marcadas tendencias políticas, algunos de ellos editados por Traficantes de Sueños, y que proclama una educación, un arte y una sexualidad libres.

husni-bey_postcards_from_the_desert_island

Fotograma del vídeo de la instalación “Postales desde una isla desierta” de Adelita Husni-Bey.

Resalta la aparente sencillez de la instalación “Postales desde una isla desierta” de Adelita Husni-Bey, cuyo eje central es un vídeo que recoge la experiencia que la artista organizó en una escuela pública de París con niños de entre siete y diez años, a los que se les proponía organizarse mediante asambleas en una isla desierta sin dinero ni mandatarios. El resultado es revelador.

Escultura “Prototipo para un satélite no funcional (Diseño 4; Prototipo 3)” que forma parte de la exposición.

Escultura “Prototipo para un satélite no funcional (Diseño 4; Prototipo 3)”, que forma parte de la exposición.

Trevor Paglen propone su “Prototipo para un satélite no funcional (Diseño 4; Prototipo 3)” una enorme escultura de un satélite, cuyo proyecto ha desarrollado junto con ingenieros y científicos como si de un verdadero satélite espacial se tratase, sin embargo despojándolo de esa última función. Paglen quiere demostrar que la ciencia puede utilizarse de otras formas que no conlleven intereses políticos o bélicos.

Plato de cerámica de Ardmore Ceramic Art, "el SIDA mata".

Plato de cerámica de Ardmore Ceramic Art, «el SIDA mata».

Las cerámicas de Ardmore Ceramic Art, un estudio sudafricano, surgieron como necesidad frente a la desinformación de las formas de contagio del SIDA en África, mostrando en estas cerámicas la importancia del preservativo para evitar la enfermedad y las posibles formas de contagio. En definitiva medios educativos, que han tenido éxito entre la población.

Cerámicas informativas sobre el SIDA de Ardmore Ceramic Art.

Cerámicas informativas sobre el SIDA de Ardmore Ceramic Art.

También se toca el tema del colonialismo, la esclavitud y la población negra en una racista sociedad blanca del siglo XIX, a través de la obra de Brook Andrew que ha reunido objetos, documentos, y obras de arte que cuentan la historia desde ojos europeos.

Instalación de Brook Andrew sobre el colonialismo.

Instalación de Brook Andrew sobre el colonialismo.

Primitivo Evanán Poma y la Asociación de Artistas Populares de Sarhua exponen a través del arte las quejas y reclamaciones del pueblo andino peruano a través de unas tablillas con dibujos y texto donde se explican problemas como por ejemplo la forma en que han afectado los bancos a la milenaria práctica del trueque.

Victoria Lomasko, del proyecto "Clase de dibujo" que desarrolló en prisiones.

Victoria Lomasko, del proyecto «Clase de dibujo» que desarrolló en prisiones.

Igualmente reseñable el proyecto artístico de Victoria Lomasko, que trabajó como voluntaria en cárceles, realizando talleres de dibujo con los presos y logrando que utilizaran el arte como un medio de expresión y autoafirmación.
Sobre colectivos marginados también versa la obra de Daniela Ortiz, “Estado Nación (Parte II)”, donde destaca el “Test de integración en la sociedad española”, que podemos realizar allí mismo, y el “Manual para superar el test de integración en la sociedad española”, que también podemos consultar.

Sala dedicada al arte partisano.

Sala dedicada al arte partisano.

Se dedica una sala por completo al arte partisano, con carteles, vídeos y marionetas, que recrean un montaje existente en la Moderna Galerija de Lublin. El arte partisano se dió en Yugoslavia como fruto del movimiento de resistencia y posteriormente lucha armada partisana contra la invasión fascista.

Carteles de Emory Douglas, miembro del Partido  Panteras Negras.

Carteles de Emory Douglas, miembro del Partido Panteras Negras.

Muy próximo a este tipo de cartelería, aunque en otro momento histórico diferente, encontramos a Emory Douglas, un miembro del Partido de los Panteras Negras, que luchaba contra la opresión blanca durante la década de los sesenta en Estados Unidos, y creador de la cartelería de dicho partido.

Carole Condé y Karl  Beveridge. "El arte es político".

Carole Condé y Karl
Beveridge. «El arte es político».

Finalizamos este breve recorrido con el colectivo Mujeres Públicas y Carole Condé y Karl Beveridge. Estos últimos con una obra de mensaje claro y directo: el arte es político. El mensaje es fotografiado mientras que unos bailarines realizan una coreografía deletreando el enunciado.

Instalación del colectivo Mujeres Públicas.

Instalación del colectivo Mujeres Públicas.

La obra del colectivo Mujeres Públicas es directa, feminista, pro aborto y atea. Denuncian el papel otorgado a la mujer por una sociedad esencialmente patriarcal en Argentina.
Un broche activista a una exposición que, de ninguna manera, deja indiferente.

________

Más información:
Web de la exposición
Créditos de las imágenes: MNCARS, El País. RTVE noticias, RTVE mediateca, www.stylefeelfree.es (Joaquín Cortés/Román Lores), www.paglen.com, El Confidencial.com

Share.
http://www.ahmagazine.es/best-selling-vacuum-cleaner-2021/