Waqas Khan: universos de tinta

0

Waqas Khan nacido en Akhtarabad en 1982, expone en Sabrina Amrani con sus nuevas obras, después de impresionar a críticos y coleccionistas en ferias internacionales como Art Basel, Art Dubai y Frieze London y de aparecer en el top ten de artistas internacionales menores de cuarenta años de la web artsy.net. El artista pakistaní vuelve a Europa, en concreto a Madrid, después de dos años de su primera individual.

Lo que más llama la atención de Waqas Khan es que dentro de un mundo lleno de prisa, de vistazos rápidos y de sensaciones directas y veloces ofrece, y casi nos “obliga”, a pararnos en una obra de arte. Comenzando por la propia técnica que utiliza, a medio camino entre la meditación y el mimo extremo a cada una de sus obras y terminando por la contemplación de su obra, imposible de asimilar o apreciar de un solo vistazo. Inspirado en la técnica tradicional que aprendió mientras estudiaba en el National College of Art en Lahore, Pakistán, llamada bardhakhat – proveniente a su vez de la pintura mughal – típica del sur de Asia y utilizada para ilustraciones y miniaturas. Khan se deja influir por la bardhakhat en el trazo pequeño, la paciencia y el ritmo.
Las obras de Waqas Khan son pequeñas líneas, a veces puntitos, realizados además con un repetitivo, y necesario, proceso de inspiración- expiración para que no haya margen de error. Influenciado por la idiosincrasia de los conceptos e ideas musulmanas, sufís e hindúes, a veces sus obras recuerdan a mandalas, a telas, o incluso a estructuras orgánicas, llenas de vida.

The Hole 2014

The Hole, 2014.

The Hole 2014, detalle

The Hole (detalle), 2014 .

Trabaja en varios formatos, aunque parece estar adentrándose en los de grandes dimensiones como en “Breath of the Compassionate IV” que podemos visitar en la exposición de Amrani. Sin embargo, no descuida el detalle en las obras de menor formato, aplicando la misma técnica y el mismo detenimiento en cada obra.

Breath of The Compassionate IV, 2014.

Breath of The Compassionate IV, 2014.

Utiliza siempre el mismo tipo de papel, papel wasli, porque es un papel grueso de varias capas, inmune a insectos, libre de ácido, hecho a mano y pulido de forma artesanal, con piedras o conchas, y lo más importante: absorbe la tinta al momento, evitando que gotee o que la pueda arrastrar con el siguiente trazo. Requisito esencial este último, ya que Khan trabaja con Rotring 0.1, imborrable y sin posible marcha atrás; la razón de trabajar con este tipo de rotulador es por el peso del mismo, ya que hace que cada trazo o punto tenga que ser pensado y meditado y evita la mecanización del movimiento.


Waqas Khan entiende su obra como parte de él mismo, y esta manera de proyectarse a sí mismo en la obra es lo que le imprime una característica especial, y es que cada uno de nosotros nos podemos encontrar a nosotros mismos en sus obras. A través de un proceso casi meditativo, al contemplar sus dibujos, al concentrar nuestra atención en la tinta, en los trazos, en las presiones, en los espacios, en los ejes no simétricos, en el efecto óptico de las curvas, dejamos de pensar en nuestros asuntos para sólo pensar en cómo está hecho, y en ese momento podemos conectar con el artista, trabajando, normalmente de noche, su rítmica respiración, la tinta, el papel y nada más. Y después de esto llega una sensación. Una diferente para cada persona, y es más, una diferente cada vez que observas su obra, porque depende del estado de ánimo que tengamos ese día nos sentiremos de una manera u otra.

Paradisiacal, 2014

Paradisiacal, 2014.

El propio Waqas habla de cómo quiere que el espectador se sienta al ver su obra: “he querido que su retina baile con mi trabajo. Que se detenga ante la obra durante unos instantes y pueda pensar en la paciencia, la alegría o la belleza. En otras palabras, que pueda experimentar un viaje hacia el infinito con el cuerpo”.
Formas curvas, llenas a su vez de vida, de pequeñas partículas, que parecen buscar una tercera dimensión a través de los efectos ópticos, de la vibración de las pequeñas células que componen la figura, vórtices y roturas o rasgaduras, como las que se producen en nuestra vida, en nuestra memoria, y permanecen ahí mientras seguimos creciendo y expandiéndonos. Nada es fruto del azar en la obra de este artista.

Forming Spaces XX, 2014.

Forming Spaces XX, 2014.

Evidentemente hay que estar dispuesto a dejarse llevar – una predisposición, en general, esencial en el arte contemporáneo- para dejar que nuestras retinas bailen en el universo de tinta que nos ofrece Waqas Khan.

______

Más información:

 Galería Sabrina Amrani

Waqas Khan Untitled Show, hasta el 25 de octubre.
Calle Madera, 23. Madrid. Horario: martes a viernes de 11:00 a 20:00. Sábados de 11:00 a 14:30.

Créditos de las imágenes: Galería Sabrina Amrani,  www.artsy.net

Agradecimientos especiales a Carla Lariot por su ayuda para elaborar este post.

Share.

Comments are closed.

http://www.ahmagazine.es/best-selling-vacuum-cleaner-2021/